Utilizamos las cookies para ayudar a personalizar contenido, adaptar y medir los anuncios, y facilitar una experiencia más segura. Al hacer clic o navegar en el sitio, aceptas que recopilemos información dentro y fuera de modaes.es mediante las cookies. Consulta aquí más información, incluida la relativa a los controles disponibles: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

17 Dic 201706:07

2017: Crece la incertidumbre

2017: Crece la incertidumbre

 

El retail español volverá a cerrar 2016 en términos positivos por tercer año consecutivo, ya que se espera un final de año muy intenso condicionado por el Black Friday y las rebajas de enero. Este buen comportamiento se basa en una mayor demanda de las familias, que se ha visto impulsada por la recuperación del mercado laboral y las condiciones de financiación.

 

Con respecto al empleo, éste ha crecido con vigor a lo largo del año cerca de un 3%. Aunque la calidad del empleo generado es baja (salarios reducidos, contratos temporales y de corta duración, etc.) también es cierto que el fuerte impulso del empleo ha provocado un vuelco en la situación económica de muchas familias, y esto se ha reflejado en una mayor propensión a consumir.

 

Si al consumo interno añadimos el influjo de un año turístico excepcional, que cerrará el año con un récord de 74 millones de turistas y un incremento del 10% en relación al año anterior, se comprenderá la solidez del consumo durante este año.

 

Un año de cambios

El panorama internacional en el que se mueve la economía española ha incrementado su nivel de incertidumbre. El desarrollo del Brexit puede ser un factor negativo para la economía española ya que, entre otras cosas, el turista británico representa el 24% del total de visitantes y es especialmente sensible a las condiciones económicas del país. Otros factores de riesgo serían las economías de algunos países emergentes, en especial en Latinoamérica, a falta de ver la orientación de la nueva presidencia de Estados Unidos.

 

En el ámbito doméstico, algunos factores que han impulsado el crecimiento (vientos de cola) como el petróleo barato, la depreciación del euro o los intereses bajos, irán perdiendo su efecto positivo. Así, se espera que el petróleo sea un 15% más caro en 2017. 

 

Otro factor importante es la consolidación fiscal. Para cumplir con los compromisos con Bruselas será necesario un ajuste valorado en 5.000 millones de euros como mínimo, lo que implica un aumento de los impuestos y/o una reducción de los gastos. En cualquier caso, sus efectos serán claramente contractivos para el crecimiento.

 

Para 2017, existe un elevado consenso entre la mayoría de analistas en que la actividad productiva se irá desacelerando gradualmente, lo que afectará a un menor crecimiento del empleo y del consumo de las familias. Así, según las últimas previsiones de la Comisión Europea, el consumo de las mismas pasará de un crecimiento del 3,2% en 2016 al 2,1% en 2017, o sea, una baja de 1,1 puntos porcentuales en términos reales.

 

Descendiendo a la industria del retail, es evidente que se frenará el impulso registrado durante los últimos tres años. Si a esto añadimos la ampliación de la oferta (nuevas tiendas, mayores superficies de venta, aceleración del ecommerce, etc.), las ventas de la distribución serán más competitivas y seguirán creciendo, aunque más moderadamente.

 

Aun cuando las previsiones no son malas, sí que apuntan algunas tendencias de cambio en el entorno. Un punto a considerar es el del aumento de los precios. De esta forma, se espera que el Índice de Precios al Consumo (IPC) crezca un 1,6% en 2017 (-0,4% en 2016), con lo que se romperán tres años consecutivos de trayectoria a la baja. No sabemos cómo puede reaccionar el consumidor ante estos aumentos, que sin duda afectarán no tanto al volumen de gasto, sino a su distribución entre los distintos apartados del presupuesto familiar.

 

Como sucede en todos los negocios, es cuestión de estar muy cerca del consumidor/cliente para saber sus deseos (explícitos e implícitos), y poder reaccionar rápidamente. 

...