Utilizamos las cookies para ayudar a personalizar contenido, adaptar y medir los anuncios, y facilitar una experiencia más segura. Al hacer clic o navegar en el sitio, aceptas que recopilemos información dentro y fuera de modaes.es mediante las cookies. Consulta aquí más información, incluida la relativa a los controles disponibles: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

28 Mar 202018:13

Brexit y ‘fashion’ ecommerce, ¿se acabó lo que se daba?

Brexit y ‘fashion’ ecommerce, ¿se acabó lo que se daba?

 

 

Ya es un hecho que Gran Bretaña abandona la Unión Europea, pero las marcas de moda que tienen ecommerce deben planificar después del Brexit.

 

No hay que olvidar que Reino Unido era el líder absoluto en ventas online en Europa. Los compradores online del Reino Unido compran y gastan más en comparación a otros países de la Unión, de ahí viene la gran preocupación de las marcas de moda, que han puesto todos sus esfuerzos en hacerse un hueco en el canal online de este país, y temen que a raíz del Brexit las ventas decaigan.

 

Por otro lado, hay que recalcar que las idas y venidas de las múltiples negociaciones de Reino Unido con Europa, provocaron que las ventas se ralentizaran por las dudas que generaba el saber cómo iba quedar todo este asunto. De hecho, en el último trimestre de 2019 las ventas de moda online tan solo aumentaron un 3,6%, es el crecimiento más lento en los últimos cuatro años según datos exportados del informe de VISA UK.

 

Como siempre, hay que seguir adelante. En este contexto, deben saber que las reglas van a cambiar y que se avecinan cambios que, seguramente, nos afectará a la hora de vender online en Reino Unido. Por eso a continuación se expone qué puede hacer una marca de moda que quiera seguir aprovechando el potencial de este país y amoldarse a las nuevas normas del juego.

 

 

Compras online cercanas 

Los consumidores van a buscar ofertas más cercanas para así evitar costes de importación. Además, se prevé que el valor de la libra continúe disminuyendo, por lo que las exportaciones aumentarán. Esto será algo bueno para el ecommerce de moda en Reino Unido, donde las marcas de moda que tengan tiendas físicas o almacenes en el país podrán seguir ofreciendo el mismo servicio y jugando con ventajas frente a otras marcas que no tengan ninguna presencia física en Reino Unido.

 

 

 

 

 

Soporte humano 

En estos momentos, dar un soporte de calidad y humano en la atención al cliente en Reino Unido es crucial. Las tiendas online que tengan website en inglés británico y atención al cliente en este mismo idioma, ganarán en fiabilidad y fidelización, ya que los británicos, en estos momentos de incertidumbre, quieren a gente humana y no robots para que puedan preguntar sus dudas sin problema.

 

 

Cambios hábitos de gastos 

En los últimos meses los consumidores británicos se han esperado para comprar online. Se está constatando que en este nuevo panorama está cambiando el hábito de consumo, sumando más compradores al canal online bajando las ventas en el offline. Por ese motivo, hay que dar un mejor servicio en el online y ser lo más ágil posible en responder a los problemas que puedan tener con los pedidos: en estos momentos de incertidumbre, cuando más cercanos y resolutivos se sea, mejor.

 

 

Email personalizados

En línea con la importancia que tiene humanizar el canal online, para sumar y fidelizar clientes online en Reino Unido, es vital convertir el típico y lineal email automatizado en una experiencia positiva para el cliente. Así, se premian los mensajes personalizados con detalles clave como su nombre e información de pedido en un par de clics.

 

 

Ofertas 

El consumidor británico comparará más buscando ofertas y revisando qué marcas tienen los precios correctos. Es importante que en la ficha del producto y en el checkout se explique claramente cada detalle del precio, y no poner gastos ocultos que el cliente descubra en el proceso de pago porque puede perderlo para siempre.

i18n_1_doubleclick_bridge_bottom
...