Utilizamos las cookies para ayudar a personalizar contenido, adaptar y medir los anuncios, y facilitar una experiencia más segura. Al hacer clic o navegar en el sitio, aceptas que recopilemos información dentro y fuera de modaes.es mediante las cookies. Consulta aquí más información, incluida la relativa a los controles disponibles: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

12 Dic 201708:12

“Tengo una tienda online”

Hace poco que aterricé en este sector, pero el tiempo que he pasado en él me ha servido para darme cuenta de que, de vez en cuando, la moda se apunta a tendencias por inercia.

 

Ya es rutinario, incluso hasta un poco repetitivo, escuchar a una marca de moda decir que va a apostar por el comercio online. Lo más gracioso viene cuando lo dice un diseñador que acaba de salir de la escuela o una marca que cuenta con tan solo una tienda.

 

Vamos a ver. Que Inditex esté vendiendo sus productos como churros por Internet no es suerte, es lógica. Que yo, en mi casa, sea capaz de gastarme una barbaridad de dinero en la tienda online de Zara no es locura, es costumbre. Y que un diseñador independiente que no ha vendido en su vida por el canal de distribución más convencional, como podría ser un multimarca, diga que sólo va apostar por vender a través de la Red no es novedoso, es la crónica de una muerte anunciada.

 

Repetiré hasta la saciedad que los beneficios que aporta a una compañía el comercio online son grandes y que sólo hace bien para el sector. De acuerdo. Pero debería quedar claro que el comercio online no sustituye al canal más tradicional. Ese canal que te obliga a salir de casa, a relacionarte con más gente y a disfrutar de los beneficios que puede darte la experiencia de compra y el retail en todo su esplendor.

 

Este blog estará dedicado en gran parte a todo lo que hace la moda en la Red, pero no debemos olvidarnos de que cualquier fashion victimshopaholic o trendsetter (palabras tan modernas como wihslist o checkin online) se ha iniciado en este mundo gracias a las tiendas a pie de calle y creo que aún es demasiado pronto para destronarlas.

...