Utilizamos las cookies para ayudar a personalizar contenido, adaptar y medir los anuncios, y facilitar una experiencia más segura. Al hacer clic o navegar en el sitio, aceptas que recopilemos información dentro y fuera de modaes.es mediante las cookies. Consulta aquí más información, incluida la relativa a los controles disponibles: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

17 Dic 201702:07

Lo siento, Twitter, pero esto tiene que acabar

No, no y no. No más cadenas de moda, firmas de lujo y demás entes del mundo de la moda que usen mal Twitter. ¿Pero qué está pasando con estared social? ¿Hasta qué punto deben tener su propio perfil marcas de moda? Un medio de comunicación, lo veo razonable, un egoblogger también (si no, ¿qué les quedaría?), pero, ¿una marca?

 

Mi frustración tiene nombre y apellidos, pero como no quiero buscarme enemigos, simplemente repasaremos los casos hipotéticos que más queman a un heavy user de Twitter como un servidor.

 

“XX ha subido una foto a Instagram”. ¿Disculpa? ¿En serio es lógico publicar en Twitter un movimiento que se hace en otra Red social? No quiero decir, ni mucho menos, que las dos redes se puedan interconectar, pero se debe cuidar más al seguidor y se debe interactuar con él. No cuesta nada poner un título o una frase, algo que hará parecer a la firma en cuestión mucho más cercana a sus seguidores.

 

“Si tienes alguna consulta, puedes ponerte en contacto con nuestro departamento de atención al cliente a través de la siguiente dirección de correo:atencionalcliente@firmademoda.com”. Señores, estamos en 2012, un año de tantos avances tecnológicos que hasta los más techies nos hemos perdido. Si algo tiene Twitter es la inmediatez. ¿De verdad cuesta tanto intentar ayudar al consumidor a través de este canal? ¿Para qué se quiere una cuenta de Twitter si no es para ser más cercano, moderno y resolutivo a la vez? Mal.

 

Y, por último, para resumir y no quedarme sin más temas qué tratar en el blog más adelante, el curioso caso de las cuentas abiertas desde octubre de 2010 y que sólo han escrito cien tweets. No, y repetiré hasta la saciedad, no. No puedes tener una cuenta de Twitter por tener. Si no formas parte de todas las redes sociales del mundo, no pasa nada. Si tus seguidores no te encuentran en Twitter, no dejarán de comprar tu ropa y, lo más importante, si no tienes nada que decir, ¿para qué quieres una cuenta de Twitter?

...