Utilizamos las cookies para ayudar a personalizar contenido, adaptar y medir los anuncios, y facilitar una experiencia más segura. Al hacer clic o navegar en el sitio, aceptas que recopilemos información dentro y fuera de modaes.es mediante las cookies. Consulta aquí más información, incluida la relativa a los controles disponibles: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

19 Nov 201713:57

Los lookbooks ¿Trabajos con esencia o calcamonías de la suerte?

Lookbook

 

En los últimos tiempos he desarrollado un interés, más allá de lo que venía siendo habitual en mí, por la estética gráfica. Siempre he estado del lado de las ventas y las cifras en la industria y, sino, actuaba como empedernida consumidora. Sin embargo mis ganas de consumir se han visto mermadas estos últimos tiempos por circunstancias físicas, y esas mismas circunstancias han hecho que dedique más tiempo a la observación y contemplación de la belleza de lo estético.

 

Profesionalmente, además de tener que asesorar a clientes sobre el global de su imagen de marca, me hallo inmersa en el análisis de la predicción de tendencias y por lo tanto la observación se debería convertir en una de mis actividades principales.

 

Empecé esta nueva actividad, analizando todos los catálogos o lookbooks que caían en mis manos, o en su defecto en mi email. La conclusión principal que he sacado, es que las blogueras especializadas en la organización de eventos BBC, recomiendan o se “inspiran” en la misma estética que las responsables de imagen/comunicación de las marcas.

 

Que se lleva lo silvestre, entonces tanto los catálogos como las bodas deben de tener elementos como los ramos de flores desiguales, las campiñas que mezclan escenarios de paja y campos de margaritas infinitos, los sombreros de campesino ahora renombrados como canotiers, etc.

 

Que por el contrario intentamos romper totalmente con el ambiente o colección, pues entonces hay que buscar y encontrar una fábrica abandonada y hacer un montón de fotos con looks afrancesados y en tonos pastel, donde la modelo se mueve por un escenario derruido y descorchado.

 

Y de ahí no pasamos...

 

¿Análisis de tendencias? Imposible evolucionar. Y yo me sigo preguntando por qué en este país siempre nos quedamos en lo superficial y sobre todo cuando algo nos inspira lo interpretamos como que hay que copiarlo o incluso calcarlo literalmente para tener el mismo éxito o la misma imagen...

 

Y yo lo que me pregunto es por qué no somos capaces de extraer pequeños elementos o ideas de cada imagen que atrae nuestra atención y llevarla a cabo según nuestro propio gusto y criterio.

 

Puede ser que no todo el mundo sea capaz de hacer esto, y entonces, ¿Por qué no se les da más crédito y oportunidades a los “traductores de inspiraciones”?

 

No se trata de encontrar la estética más vanguardista, ni de buscar ideas nunca vistas hasta ahora, sino de conseguir poner en común elementos reales de diferentes inspiraciones o escenarios, siendo capaces no de definir las tendencias futuras que todos querrán copiar, sino un estilo propio. Porque al final el objetivo de una marca, es conseguir una imagen con una esencia única, ya que el éxito en esta nueva etapa debe estar fundamentado en la creatividad y en la apuesta por nosotros mismos y no en la copia de los éxitos ajenos puesto que, aunque la economía es cíclica, ningún espíritu está actualmente preparado para oír hablar de una nueva crisis cuando aún no hemos salido de la anterior.

...