Utilizamos las cookies para ayudar a personalizar contenido, adaptar y medir los anuncios, y facilitar una experiencia más segura. Al hacer clic o navegar en el sitio, aceptas que recopilemos información dentro y fuera de modaes.es mediante las cookies. Consulta aquí más información, incluida la relativa a los controles disponibles: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

22 Nov 201701:16

‘Storytelling’ del lujo

 

 

Hemos comentado en ocasiones la diferencia del enfoque preexistente entre los conceptos de moda y lujo.

 

Si bien existe un espacio de intersección cuando confluyen públicos comunes, el storytelling de la marca de lujo es totalmente más evolucionado, perfeccionado y estable, y tiene un enfoque elitista y de búsqueda de la excelencia, pero sobre todo la ambición de que su producto y sus valores son irreemplazables para sus públicos objetivos. Entiendo que es la finalidad de todo márketing, pero las firmas entienden que todo es uno y no un elemento más.

 

¿Es la exclusividad un valor tan incuestionable que no tiene fisuras? Yo diría que no. A veces los colegas comentamos jocosamente que, en ocasiones, su storytelling superlativo tiende a no ser creíble. Es decir, la calidad o materia prima de sus productos puede ser de difícil consecución o tener un valor alto por su limitada existencia. Incluso puedo entender y entiendo que el trabajo artesanal de calidad y muchas horas de dedicación nos transmita la sensación de tener algo que muy pocos o nadie puede obtener, pero que sea una transmisión de valores no deja de ser una hipérbole de estrategia de márketing.

 

Esa historia de legado de marca asociado a sus productos está en el ADN de las propias firmas del sector, más o menos históricas, sean fundadas en siglos pasados o en el presente, porque el enfoque de todas ellas y la visión es la misma. 

 

Sin ir muy lejos y con datos económicos en la mano, sabemos que en Europa el sector del lujo proporciona un modelo de renacimiento industrial y que la suma de su facturación sería la séptima economía más poderosa de la Unión Europea.

 

Se apoya no sólo en un consumidor de alto poder adquisitivo, si no también en que este consumidor es prescriptor por excelencia de un modo de vida. Todo forma parte del storytelling. Pienso que debe abandonar clichés y no hacer una caricatura de claims sobredimensionados que las firmas no necesitan.

 

La excelencia es la que es, no necesita fuegos de artificio ni historias rebuscadas para mostrar las bondades del producto. Incluso la responsabilidad social, si es real, va a contribuir a una mejora de percepción impagable.

 

Porque, al fin y al cabo, ¿qué es lujo? Es algo más profundo que ser hedonista y tener algo material costoso. No se puede banalizar porque, para cada uno, el lujo es algo distinto. Para mí es lujo disfrutar de tus seres queridos, pasar tiempo con ellos y devolver con creces todo lo bueno que recibes y que te da la vida.

...