Utilizamos las cookies para ayudar a personalizar contenido, adaptar y medir los anuncios, y facilitar una experiencia más segura. Al hacer clic o navegar en el sitio, aceptas que recopilemos información dentro y fuera de modaes.es mediante las cookies. Consulta aquí más información, incluida la relativa a los controles disponibles: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

18 Oct 201814:51

La ilusión como componente principal de la cosmética de lujo

La belleza y el cuidado de la piel han sido desde siempre una inquietud humana no siempre al alcance de todo el mundo. Actualmente, el panorama de tratamientos cosméticos está más revolucionado que nunca. Laboratorios de todo tipo de nivel profesional y presupuesto lanzan sin descanso nuevas marcas y gamas. ¿Cómo distinguir la cosmética de lujo de la cosmética mass market?

 

No siempre la calidad llega garantizada por el precio del producto, ni mucho menos por la publicidad. Existe además un fuerte componente subjetivo: la ilusión. En ocasiones nos apetece tanto probar esa crema de noche o esa mascarilla que cuando la conseguimos vemos resultados positivos sean reales o no, el caso es que tenemos ilusión porque suceda.

 

La experiencia es un grado y en cosmética es necesaria para poder apreciar la untuosidad, el poder de penetración en la piel o el resultado positivo mínimo que hay que exigir a un cosmético premium. Aun así, aun siendo la primera vez que utilicemos un cosmético de una gama de lujo, debemos tener en cuenta varios puntos.

 

El precio

¿Realmente el precio marca la calidad del producto? Evidentemente la calidad se paga y el vendedor de la crema premium ha basado su precio en la cantidad de principios activos adquiridos y probados en los laboratorios para obtener el resultado óptimo, con lo cual no podemos esperar el mismo resultado de una crema para el gran consumo que de la de marcas de lujo. Por lo tanto el precio se basa tanto en la cantidad de activos como en los años invertidos en un laboratorio, con todo lo que ello implica, para obtener la máxima funcionalidad del producto premium.

 

Obviamente, pagamos mucho más de lo invertido por el fabricante, pero claro, ahí está el margen de beneficios premium del producto de lujo.

 

El packaging

Es importante que el producto esté envasado en una especie de mini obra de arte, no sólo por lo llamativo del tarrito en sí, sino porque reúna las características precisas para la conservación del contenido, aunque en la mayoría de los casos es una cuestión puramente de marketing la atracción que el envase provoca en el consumidor.

 

Distribución y publicidad

Nunca se debe comprar un producto cosmético de lujo fuera de un punto de venta autorizado. En esto tiene mucho cuidado el fabricante y suele respetar el área geográfica de un punto de venta, es decir, si en una misma calle hay tres perfumerías de alto nivel, solamente una distribuirá una marca como La Mer, por poner un ejemplo.

 

Las mejores marcas en cosmética selectiva y premium no suelen hacer publicidad tradicional de sus productos. Aparecerán solamente en revistas especializadas y muy escogidas, nunca las vemos en televisión. Ahí es donde los usuarios debemos informarnos ya sea en perfumerías nicho o directamente en webs especializadas.

i18n_1_doubleclick_bridge_bottom
...