Utilizamos las cookies para ayudar a personalizar contenido, adaptar y medir los anuncios, y facilitar una experiencia más segura. Al hacer clic o navegar en el sitio, aceptas que recopilemos información dentro y fuera de modaes.es mediante las cookies. Consulta aquí más información, incluida la relativa a los controles disponibles: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

24 Nov 201714:29

Inditex o cómo ser el campeón nacional de la Moda

No todo el mundo de la industria de la moda está de acuerdo con la política empresarial del grupo Inditex y se gana las críticas de distintos gurús del ramo, pero hay hechos y resultados que son inapelables.

 

Inditex ha superado las previsiones (propias y ajenas) un 32% gracias a su expansión en Asia y América. Las cuentas del grupo en el mercado nacional han bajado cuatro puntos porcentuales hasta el 22%, algo normal si tenemos que tener en cuenta las circunstancias propias de la coyuntura económica local.

 

A nivel global las ventas de Massimo Dutti, Pull&Bear, Stradivarius, Oysho y Uterqüe aumentaron en distintos porcentajes  según el éxito de cada marca. Esto se traduce en un aumento de  facturación total del grupo en un 17% hasta los 7.239 millones de euros.

 

Si como ya comento las cifras  superan las previsiones de analistas propios y externos no es fruto de la casualidad, suerte y demás.  La junta directiva del grupo basa sus resultados al margen del aumento de las ventas en un “estricto control” sobre sus gastos operativos.

 

A la vez afirma que durante el presente ejercicio tiene la intención de invertir en el grupo cerca de 1.000 millones de euros. Todo esto es una estrategia  de comunicación empresarial.

 

Y es un éxito de la Dirección General  de Comunicación y Relaciones Institucionales que se encarga de la relación con los medios de comunicación de todo el mundo.

 

Y es que dentro de lo que es su estrategia de comunicación hacia sus públicos y stakeholders no sólo “venden”  muy bien su facturación si no también sus inversiones en España y en otros países junto con su política de sostenibilidad, crecimiento y empleo.

 

Y aunque, básicamente, su modelo de negocio rechaza la publicidad al uso de la industria de la Moda el resto de su comunicación utiliza como herramienta, de un modo impecable, tanto la Responsabilidad Social Corporativa como el Buen Gobierno.

 

Su concepción del marketing se resuelve en que sus escaparates y tiendas por todo el mundo son su mejor publicidad.

 

A la vez mejoran en canales de comunicación de mass media, patrocinios (más discretos que los de otras marcas) y eventos.

 

Su estrategia corporativa y de comunicación son casos de estudio para demostrar cómo diferenciándose de las políticas usuales con respecto a otras firmas de la moda se puede alcanzar la rentabilidad, sostenibilidad y liderazgo con su modelo de  negocio.

 

Toda una lección para buscar opciones  y respuestas con las que superar las barreras del mercado. Y no soy muy fan de Inditex… ¡Imagínate si lo fuera!

...