Utilizamos las cookies para ayudar a personalizar contenido, adaptar y medir los anuncios, y facilitar una experiencia más segura. Al hacer clic o navegar en el sitio, aceptas que recopilemos información dentro y fuera de modaes.es mediante las cookies. Consulta aquí más información, incluida la relativa a los controles disponibles: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

19 Nov 201718:30

La imagen del sector de moda y lujo en España; educando a las próximas generaciones de gestores y emprendedores

Delpozo 635

 

Hoy me toca poner en valor la imagen de nuestros sectores. A parte de directivo soy profesor en varios grados y posgrados de lujo y moda en distintas escuelas y universidades. Mi docencia está enfocada a compartir el conocimiento y mis valores sobre este sector para que los alumnos avancen con su formación académica y desarrollo profesional. No me gustan dar clases demasiado prácticas contando sólo lo que hago, lo considero presuntuoso. Transmito que en nuestro sector hay una ciencia para crear valor, en especial a padres que tengo la suerte de conocer en los actos de fin de curso, donde me comentan el temore a que sus hijos quieran no sólo estudiar moda, sino algo peor, dedicarse profesionalmente a este sector. ¿De donde viene esta imagen frívola y poco positiva del sector de la moda y el lujo?

 

En nuestro país seguimos valorando mucho más sectores como el financiero, la fabricación de automóviles, el de las telecomunicaciones o digital, incluso hemos presumido mucho de ser el país del ladrillo, pero las caras de los padres cambian cuando compartes datos de valoración, empleo, riqueza que generan y creación de valor para el accionista de las empresas de moda españolas o de lujo internacional.

 

Para llegar hasta esto hay varias razones. Por un lado es lo que hemos dejado que cuenten de nosotros los medios de comunicación, culpa nuestra. Desfiles, fiestas, premios y famoseo han sido los temas de mayor visibilidad, creando esta imagen frívola en la sociedad española. Y los medios de comunicación más formales como diarios y periódicos económicos han contado poco del milagro español de la moda. Normal, con todos mis respetos, ninguno puede presumir de mucha independencia, la cuenta de resultados aprieta y hay que hablar mucho y bien del que paga los anuncios; el cliente es el anunciante, no el lector. La moda española moderna no está en los puestos top de los ránkings de anunciantes.

 

Y por otro lado, nuestras grandes empresas de moda que no quieren estar vinculadas con la marca España. No me extraña, han sido globales antes que nadie y cuando aquí estábamos hinchando la burbuja inmobiliaria y desarrollando nuestra corrupción cañí ellos ya estaban trabajando duro y bien. Estaban abriendo tiendas por todo el mundo, cotizando en el IBEX, vendiendo mucho más caro el producto fuera de España que en su país de origen. Nunca ha sido fácil ser profeta en tu propia tierra y menos en España. Afortunadamente aparece Modaes.es para contar todo lo que nunca se ha contado, dando luz y un enfoque diferente a nuestro sector. Así podremos cambiar esta imagen que Pilar Riaño describía recientemente: como sector no somos reconocidos ni cultural ni económicamente.

 

Cuantas veces me pregunto qué hago dando clases a esas horas en tal programa. La respuesta que me doy es que, es labor de todos cambiar la imagen sobre nuestro sector. Transmitiendo que, aparte de las fiestas y desfiles, hay ciencia, trabajo duro y exigencia, profesionales de talento, creación de empleo, y la trasmisión de la cultura europea gracias a las marcas que desarrollamos. Educando en competencias, habilidades y valores que les dé criterio para que hagan más grande y mejor al sector que tanto queremos. Las marcas de moda y lujo son de las pocas industrias con las que la renqueante Europa sigue influyendo en el mundo tal y como comenta Lipovetsky.

 

España empieza ahora a tener consciencia de la importancia del negocio de la moda. No debemos dejar pasar la oportunidad de educar a nuestra sociedad del impacto cultural y económico que tienen. El sector del lujo español va más lento, a pesar de los buenos ejemplos de Puig o el reciente de Delpozo queda mucho por hacer. En mi próximo post hablaré de por qué hay pocas marcas de lujo en España cuando dominamos el mundo del fast fashion para envidia de todo el mundo.

...