Utilizamos las cookies para ayudar a personalizar contenido, adaptar y medir los anuncios, y facilitar una experiencia más segura. Al hacer clic o navegar en el sitio, aceptas que recopilemos información dentro y fuera de modaes.es mediante las cookies. Consulta aquí más información, incluida la relativa a los controles disponibles: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

02 Jun 202019:26

Un futuro muy diferente a nuestro pasado reciente

Un futuro muy diferente a nuestro pasado reciente

 

 

 

Durante esta extrema y difícil situación que el mundo está atravesando, es natural que nuestra preocupación central y pensamientos excluyentes están referidos al presente, a las personas y sus destinos. No podemos abstraernos de esta compleja realidad y alejarnos, ni siquiera un momento, de un episodio global que ha sido totalmente imprevisto.

 

Lo que realmente importa ahora mismo es vencer al virus y la única urgencia de nuestras acciones debe estar dirigida a preservar el bienestar de nuestra sociedad y la salud de quienes nos rodean. No obstante, al mismo tiempo podríamos comenzar a rever nuestras acciones pasadas para evitar repetir errores e imaginarnos un futuro que ya viene en camino con la meta clara de ir creando mejores condiciones para nosotros y las generaciones venideras.

 

Siento personalmente la necesidad de hacerlo y espero que con ello contribuya a encontrar más fácilmente el sendero que nos lleve a un futuro sustentable y más equilibrado. En mi caso particular puedo hacer mi aporte al sector en el que he desarrollado toda mi carrera profesional, el de la industria textil y de la moda.

 

 

 

 

Una nueva y desconocida crisis

Desde el punto de vista empresarial y económico-social, solo podría comparar esta situación con la vivida en la última crisis financiera global del 2008; la llamada crisis de las hipotecas suprime. En ese momento nuestra gestión de sourcing y aprovisionamiento estaba centrada en Asia, más precisamente con operación y producciones en China, India, Bangladesh y Vietnam y comercialmente centralizada en un 80% en el mercado español y el resto en otros países de Europa. Aunque entre ambas situaciones existen ciertas semejanzas, observo más y sustanciales diferencias que imprimen a esta crisis actual un ADN propio y para la que deberemos buscar soluciones a su medida.

 

El problema que se manifestará al intentar tratar esta próxima gran recesión económica y su crisis social añadida es el mismo que se ha manifestado con el virus, la falta de conocimiento y protocolo de actuación sobre algo que es desconocido. Seguramente, durante algún tiempo no tendremos claro los procedimientos a seguir y necesitaremos un plazo prudencial para obtener la cura, aquellas decisiones acertadas, que nos alivien y nos vuelvan a la normalidad.

 

En próximos artículos tendremos la posibilidad de profundizar en el análisis de esta nueva situación, las consecuencias futuras y las estrategias que deberemos adoptar para minimizar sus efectos negativos en cada uno de los orígenes de producción. Ahora mismo, no quiero distanciarme del objetivo central que he previsto para este post.

 

 

 

 

Una pregunta y una respuesta fundacional

Desde el comienzo de esta crisis, he ido observando una serie de preguntas comunes dentro de las muchas y variadas consultas que nos llegan desde los medios de comunicación, de los profesionales del sector con los cuales comparto información, intercambio de opiniones y debates en busca de soluciones a los nuevos e innumerables problemas que el coronavirus va generando a su paso por los diferentes países manufactureros, mientras atraviesa la cadena de suministro. Por supuesto, todas y cada una de ellas poseen una importancia sustancial pero hay una que considero la más relevante en este momento en función de reorganizarnos y volver a planificar.

 

Creo que es la pregunta fundamental. En más, la define mejor el calificativo fundacional porque de su respuesta dependen los próximos pasos y la dirección que le daremos a la estrategia corporativa postcrisis. Sobre ella se fundamentarán las decisiones operativas y de gestión, las ideas a implementar y el perfil de los profesionales a seleccionar e incorporar a nuestras empresas. De ella depende la futura restructuración de las organizaciones y hasta la necesidad de creación de nuevos departamentos, posiblemente desconocidas a la fecha.

 

Un nuevo aprovisionamiento

Respecto del área de sourcing y aprovisionamiento, esta misma respuesta generará las acciones y las estrategias que estarán dirigidas hacia uno u otro origen. Dará distinta relevancia a cada una de las opciones y deberemos optar por ejemplo, entre una estrategia de aprovisionamiento multimodal (smart sourcing) o decantarnos exclusivamente por producciones en los orígenes asiáticos low cost. Por el contrario, podría significar la elección de producir en cercanía, valiéndonos de la automatización y la robotización. O tal vez, esa misma respuesta pueda ser el impulso motor de un definitivo proceso de neorrelocalización de la moda que “aprovisione a medida” al nuevo modelo de demanda desterrando definitivamente al vetusto modelo de oferta.

 

 

 

 

Sinceramente, pienso que la siguiente pregunta y su correspondiente respuesta tienen el poder de ayudarnos y guiarnos a transparentar nuestro futuro destino:

 

¿Cómo será el nuevo mundo post crisis Covid-19?

Me gustaría complementar esta primera pregunta con una segunda consulta que también puede colaborar a guiarnos hacia nuestro nuevo futuro inmediato, que por cierto, nada tendrá que ver con nuestro pasado más reciente:

 

¿Qué aporte de valor necesitará este nuevo mundo de nuestra parte?

Es esencial que comprendamos como será este nuevo mundo, que demandará de nosotros y tengamos la capacidad y la lucidez para reformular nuestra propuesta de valor en función de sus necesidades reales y específicas.

 

Espero que entre todos comencemos a construir un futuro que sea incluso, mejor que nuestro pasado. Estamos ante un nueva oportunidad ¡Aprovechémosla!

¡Mis mejores deseos para todos y cada uno de vosotros!¡Cuidaros mucho!

 

i18n_1_doubleclick_bridge_bottom
...