Utilizamos las cookies para ayudar a personalizar contenido, adaptar y medir los anuncios, y facilitar una experiencia más segura. Al hacer clic o navegar en el sitio, aceptas que recopilemos información dentro y fuera de modaes.es mediante las cookies. Consulta aquí más información, incluida la relativa a los controles disponibles: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

16 Oct 201918:57

Las cinco tecnologías automatizadas claves para la moda 4.0

Las cinco tecnologías automatizadas claves para la moda 4.0

 

 

Así como he creído conveniente denominar neo-relocalización a la vuelta de la industria de la moda a los orígenes de proximidad con el único objetivo de diferenciar este proceso actual de los anteriores, considero muy adecuado el uso del término moda 4.0 para calificar a la industria del sector generada y reconvertida a partir de la disrupción y el avance de la nuevas tecnologías que permiten la interconexión, automatización y robotización masiva de las fábricas.

 

Ya en el año 2016, Modaes analizaba el proceso en este mismo espacio en el artículo Moda 4.0 y acierta nuevamente al titular el próximo Innovation Fashion Forum 2019: Moda 4.0. Tecnologías para transformar la industria.  

 

Automatización para la industria de la moda

Antes de poder comprender plenamente la perspectiva de la automatización para la fabricación de prendas de vestir y su impacto potencial en la producción local y en cercanía, las empresas necesitan tener un conocimiento detallado del panorama tecnológico. En el informe de la consultora internacional McKinsey citado en este artículo anterior, los profesionales hacen una amplia selección de estas nuevas tecnologías a lo largo del proceso de producción de indumentaria.

 

Del análisis de los actuales y futuros procesos automatizados en la fabricación de prendas de vestir llegan a identificar y seleccionar cinco tecnologías que poseen el mayor potencial para impulsar el impacto económico a partir de la reducción de los costos de mano de obra y la inversión de capital requerida.

 

 

 

 

La automatización de la costura y la logística ofrece un cambio radical en el nivel de eficiencia de los procesos existentes. Además, los nuevos sistemas son posibles gracias a tecnologías disruptivas en los procesos de adhesivo-encolado en tejidos planos, la producción robotizada de prendas de punto y los innovadores acabados en denim.

 

1. Costura

El proceso de costura es el más laborioso en la creación de una prenda, representa más de la mitad del tiempo total de trabajo por unidad. El potencial de reducción de mano de obra depende en gran medida del tipo y diseño del producto; hasta un 90% de la costura en prendas sencillas se puede automatizar.

 

Mientras que ya existen una importante variedad de diferentes soluciones de semi-automatización funcionando en la industria en estos momentos- por ejemplo las máquinas de Sip Italy- no se da la misma situación respecto de una automatización al ciento por ciento en los procesos de costura. A la vanguardia de la costura totalmente automatizada está actualmente la compañia SoftWear Automation y otras empresas, como Sewbo por ejemplo, que están haciendo importantes inversiones en investigación y desarrollo.

 

2. Intralogística - almacenamiento

Después de la costura, este es el proceso que requiere más mano de obra y uno de los más propensos a los errores debido a las dificultades propias de la recolección del material, las partes constitutivas de la prenda y el propio producto terminado. La robótica en la intralogística durante todo el proceso de producción, así como en el almacenamiento, puede reducir a la mitad la necesidad de mano de obra, disminuir los errores y el tiempo de procesamiento y mejorar la ergonomía del trabajador. Un ejemplo de esto es Amazon Robotics.

 

 

 

 

Hoy en día, las tecnologías en el mercado incluyen sistemas de almacenamiento de ropa suspendida, que utilizan el espacio aéreo previamente vacío en un almacén, clasificación y recolección de prendas listas para exhibir y vehículos de depósito autopropulsados que pueden cargar, transportar y descargar artículos.

 

3. Adhesivo-encolado

La tecnología de adhesivo-encolado ha permitido a las marcas deportivas eludir completamente la costura y añadir funcionalidad a las prendas de alto rendimiento. Sin embargo, los tiempos en que sólo las marcas de indumentaria deportiva utilizaban la tecnología adhesiva para mejorar la resistencia al agua ya ha pasado. Hoy en día, el encolado también se utiliza en el segmento de la moda y en el diseño de prendas y accesorios de alta gama. En combinación con la robótica, el encolado y el pegado tienen el potencial de reducir significativamente la mano de obra y aumentar la velocidad de producción.

 

4. Tejido de punto

Los avances de la tecnología en los tejidos de punto, como el tejido controlado por ordenador o tridimensional, permiten hacer mejoras en el diseño, en el ajuste y en la tan prometida personalización de los artículos. Esto hace que las prendas de punto sean más versátiles y aumenten su valor comercial, lo que probablemente motive a las empresas de indumentaria a pasar de los tejidos planos a los de punto cuando la tipología del producto lo permita.

 

 

 

 

La línea Flyknit de Nike, por ejemplo, utiliza un proceso de tejido computarizado que ha reducido el desperdicio de material en un 80%. Las innovaciones en los tejidos de punto promueven, en mayor medida, la producción de artículos individuales, personalizados y el nuevo concepto de fábrica en tienda.

 

5. Acabado

Esta tecnología- como la de Jeanología o Vav por ejemplo- hace posible que una marca pueda realizar el proceso de acabado en cercanía, en forma sustentable, incluso de sus prendas producidas en Asia y adicionar personalización en la propia tienda. La impresión digital puede reducir la mano de obra hasta en un 70% y los abrasivos hasta en un 90%.

 

Proceso tradicional manual Vs. Proceso automatizado

Un trabajador de una fábrica tiene entre sus manos un pantalón de jeans desgastado, creado por un diseñador de una determinada marca. Para producir otros jeans que se parezcan a la muestra original, el operario aplica químicos, usa papel de lija para desgastar el tejido y hacer los desgarros que indican las instrucciones de la ficha técnica. Todo este laborioso proceso es manual y se invierten en él entre 20 a 30 minutos por pantalón.

 

 

 

 

Con el proceso automatizado tenemos una imagen digital del “jeans” desgastado, creado por el mismo diseñador y que contiene las instrucciones del acabado final que la tecnología láser puede leer y descifrar. Los láseres reproducen el diseño, cada contorno descolorido, cada rasgadura y desgarro, invirtiendo un total de 90 segundos para lograr una copia exacta de la muestra original.

 

Esta nueva tecnología permite a las marcas producir jeans sin terminar en Asia y luego enviarlos a los orígenes de proximidad para su acabado final. Esto significa que las empresas de la moda pueden probar muchos estilos diferentes, reproducir rápidamente los acabados más vendidos, personalizarlos a gusto del consumidor y todo ello, con disposición casi inmediata en tienda.

 

Conclusión

El mensaje es muy claro: para ciertos productos, la automatización no sólo hará que la producción en cercanía sea más atractiva para las marcas de indumentaria y los minoristas del mercado masivo de EE.UU. y Europa, sino que también logrará que la fabricación local vuelva a ser económicamente viable en el futuro, a medida que se van implementando todas y cada una de estas nuevas tecnologías automatizadas.

 

¡El futuro de la moda 4.0 es apasionante!

i18n_1_doubleclick_bridge_bottom
...