Utilizamos las cookies para ayudar a personalizar contenido, adaptar y medir los anuncios, y facilitar una experiencia más segura. Al hacer clic o navegar en el sitio, aceptas que recopilemos información dentro y fuera de modaes.es mediante las cookies. Consulta aquí más información, incluida la relativa a los controles disponibles: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

23 Sep 202023:46

El aprovisionamiento de la moda es multimodal y digital

El aprovisionamiento de la moda es multimodal y digital

 

 

En mi intervención en Innovation Fashion Forum identifiqué el veloz avance del smart sourcing o aprovisionamiento multimodal como una condición necesaria e ineludible para pasar de un modelo de abastecimiento enfocado en el costo unitario del producto a uno centrado en el valor total del mismo; una estrategia que tiene en cuenta no solo el FOB sino también la velocidad de llegada al mercado y la sostenibilidad entre otros relevantes objetivos actuales.

 

En esa misma oportunidad expresaba que, para tener éxito, las marcas deberán encontrar el equilibrio adecuado con una estrategia de aprovisionamiento multimodal que se nutre, por un lado de los países de bajo costo y su sistema de fabricación tradicional y por otro, de la neorelocalización y una producción basada en la sustentabilidad y las nuevas tecnologías de la automatización. Por si hiciera falta repetirlo, el antiguo modelo de aprovisionamiento centrado únicamente en el costo unitario del producto ya no es viable.

 

En consonancia con esta línea estratégica, la consultora internacional McKinsey en su informe Fashion’s new musthave: sustainable sourcing at scale afirma: “Hay una disminución notable de los beneficios del antiguo modelo de sourcing de moverse continuamente de un país de abastecimiento de bajo costo al siguiente”. 

 

 

 

 

Los invito a analizar, en este artículo y los siguientes, esta interesante perspectiva con la cual estoy totalmente de acuerdo.

 

El rol del aprovisionamiento en una época de volatilidad y comercio 2.0

Los continuos cambios en el mercado de la moda están empujando a las empresas hacia un modelo de aprovisionamiento más flexible y basado en la demanda. Al mismo tiempo, es cada vez más importante que las organizaciones mejoren la eficiencia y la sostenibilidad de sus procesos de desarrollo de productos y de suministro de extremo a extremo; tanto porque los márgenes están bajo presión como porque la posibilidad de encontrar un origen de abastecimiento más barato se ha agotado.

 

A estos retos se añade el Comercio 2.0: las crecientes tensiones comerciales, ejemplificadas por la guerra comercial entre Estados Unidos y China, han acelerado el ritmo hacia la salida de China como país proveedor.

 

 

 

 

El primer paso es la digitalización de la cadena de abastecimiento

Desde hace un tiempo hasta ahora, promovida por el rápido avance de la tecnología, la idea central de los principales ejecutivos del abastecimiento de indumentaria ha sido la de lograr sustanciales mejoras en los procesos internos. La forma de hacerlo es a través de la digitalización del sistema, la consolidación de la base de proveedores y la eficiencia final de cada uno de los procesos involucrados en la compra y el suministro. Y lo que no es menos importante, es que cada una de estas mejoras deberían contemplar a la sostenibilidad y la transparencia entre sus prioridades fundacionales.

 

Aquí podemos apreciar claramente la relación causa-efecto, pues el enfoque en las mejoras de los procesos internos por parte de los líderes de la industria constituyó una primera señal de alerta ante la reducción de las ventajas que ofrecía “el viejo sourcing de la moda” cuya acción única estratégica consistía en moverse de un país de abastecimiento de bajo costo al siguiente.

 

 

 

 

Muy asociado a este tema y para comprender este análisis en profundidad les recomiendo leer este artículo anterior y sus sucesivos sobre las nuevas tecnologías digitales en la industria de la moda: Digitalización, el próximo país del aprovisionamiento

 

 

Menos rebajas es más rentabilidad

Al mismo tiempo, confluyeron varias tendencias que impulsaron ese mayor enfoque en las mejoras de los procesos a lo largo de la cadena de abastecimiento. Por un lado, la innovación tecnológica ofrece nuevas soluciones y, al mismo tiempo, aumenta la demanda de los clientes de un artículo responsable y sostenible. Además, la mayor volatilidad y las pérdidas de margen bruto derivadas de las rebajas empujan a las marcas y al retail de la moda a pasar de la reducción sistemática y permanente del precio de venta público a centrarse en el desarrollo de productos ágiles, que llegan velozmente al mercado y que satisfacen las demandas del nuevo cliente global, digital y consciente. ¡Es la moda reactiva para recuperar margen!

 

Si bien muchas de las marcas líderes ya han recorrido parte del camino, el resto aún no ha prestado suficiente atención a la mejora total y continua de todos los procesos. Por lo tanto, existe hoy en día un margen considerable para mejorar el coste, la velocidad, la flexibilidad y la sostenibilidad en la etapa de desarrollo de producto y de los procesos de abastecimiento en la industria de la moda.

 

 

 

 

 

Áreas con posibilidad de mejora

En este camino emprendido, las empresas necesitan digitalizar los procesos para impulsar la eficiencia. La digitalización es el elemento central que permite mejorar la eficiencia del sistema de abastecimiento de principio a fin.

 

Para apoyar esta transformación, los ejecutivos buscan atraer talento, cambiar la mentalidad y desarrollar nuevas capacidades en los departamentos de aprovisionamiento. Esto nos lleva a otra meta clave que es la de fortalecer y simplificar la colaboración interfuncional dentro de la organización del abastecimiento y más allá.

 

Los procesos internos de entrega y toma de decisiones en todo el proceso de comercialización y desarrollo de productos siguen siendo un obstáculo clave para reducir los plazos de entrega. Para permitir una colaboración interfuncional más estrecha, las compañías necesitan lograr una mayor claridad de los roles y las responsabilidades, fijar puntos de decisión, KPIs conjuntos y compartidos y un sistema de datos integrados que se utilice a nivel corporativo como una “única fuente de verdad”.

 

 

 

 

Sólidas asociaciones estratégicas con proveedores

Por último, pero no menos importante, las empresas de moda necesitan embarcarse en ambiciosos programas de asociación con proveedores. Se necesitará una mayor colaboración y conectividad con menos proveedores para ofrecer más velocidad y flexibilidad, mejorar la sostenibilidad, el costo y la eficiencia en toda la cadena de valor. Ya estamos comprobando como en cada uno de los orígenes de producción, los proveedores más sofisticados están innovando y comienzan a beneficiarse de esas asociaciones mucho más sólidas y de largo plazo.

 

En el próximo artículo seguiremos analizando los cambios que acontecen en el sourcing de la moda y su impostergable viaje hacia la sostenibilidad.

i18n_1_doubleclick_bridge_bottom
...