Utilizamos las cookies para ayudar a personalizar contenido, adaptar y medir los anuncios, y facilitar una experiencia más segura. Al hacer clic o navegar en el sitio, aceptas que recopilemos información dentro y fuera de modaes.es mediante las cookies. Consulta aquí más información, incluida la relativa a los controles disponibles: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

21 Ene 201816:16

¿Qué hemos aprendido de Mercedes Benz Fashion Week Madrid?

Cuatro días de desfiles en el pabellón 14 de Ifema, pero un total de siete días, una semana, en la que hemos visto las propuestas de más de 50 diseñadores. Madrid Fashion Show, Ego, Off a secas y Mercedes Benz Fashion Week, o lo que es lo mismo, el cartel oficial.

 

Tras ver tantas propuestas es necesario hacer un ejercicio de síntesis y una criba importante. Obviamente, no todo lo visto es merecedor de un elogio ni todo susceptible de una mordaz crítica.

 

En términos generales, la semana de la moda de Madrid no ha experimentado grandes cambios más allá de quien aporta financiación y, por consiguiente, el nombre de la pasarela. Era absurdo pensar que una marca de automóviles, por potente y prestigiosa que ésta fuera, iba a cambiar algo en la gestión de Cibeles. Mercedes Benz no ha sido más que el flotador que le permite respirar con mayor comodidad. Pero no nos engañemos, la pasarela sigue en el agua y probablemente con ella hasta el cuello.

 

A pesar de que esta edición se ha anotado algunas bajas importantes como la de Adolfo Domínguez, los pesos pesados de Acme siguen agarrándose fuertemente a sus puestos, temerosos de que pueda llegar alguien con talento a robárselos.

 

Yo desde aquí les diría que pueden estar muy tranquilos, lo están haciendo muy bien. Se están encargando a la perfección de que todo aquel que tenga talento se busque la vida para montarse un desfile en el Off, si es que puede costeárselo.

 

Hay excepciones, por supuesto. Y no las voy a nombrar, al igual que no nombro a los pesos pesados, porque son de sobra conocidos. Los que valen, valen y lo saben.

 

Dentro de muy poco el Off contará con más participación que la propia pasarela oficial y cuando eso pase, tendremos dos pasarelas paralelas en Madrid, más una en Barcelona, más otras tantas regionales. Por eso, aunque defiendo el modelo del Off, no creo que crear otra plataforma sea lo ideal para la proyección internacional de España. La unión hace la fuerza y sin embargo en moda no hacemos sino que desmembrarnos.

 

Cabe esperar y ver si la falta de capital hace que Ifema ceda la gestión de la pasarela, lo que sería sin duda un magnífico primer paso. Lo ideal, que asuma la gestión un órgano competente que entienda qué clase de diseñadores deben formar parte de ella.

...