Utilizamos las cookies para ayudar a personalizar contenido, adaptar y medir los anuncios, y facilitar una experiencia más segura. Al hacer clic o navegar en el sitio, aceptas que recopilemos información dentro y fuera de modaes.es mediante las cookies. Consulta aquí más información, incluida la relativa a los controles disponibles: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

11 Dic 201716:41

Proyectos acelerados y naves en calma chicha

La alcaldía de Barcelona ha decidido poner varios motores en marcha (se van acercando elecciones) y está apostando por varios proyectos, aunque no sé si el alcalde en verdad tiene todos los datos y el asesoramiento con los que lanzarse a esas aventuras.

En moda, he de suponer que no. De lo contrario, en una reunión con algunos miembros del sector en apoyo de Barcelona y The Brandery, no se hubiera hecho una foto rodeado por Purificación García, que no está en el certamen (no puede porque hace por lo menos una década que vendió su empresa, en manos de Textilonia); y de Roser Mercè, cuya aportación ahora es una tienda en el Born; o Luis Sans, propietario de la exclusiva y sin duda preciosa tienda Santa Eulalia (tienda, no firma de confección), que no vende ni una sola marca española (www.santaeulalia.com); o Josep Maria Donat y Totón Comella, su mujer y diseñadora de TCN, firma que inauguró la Pasarela Cibeles en su última edición, y que tampoco está en The Brandery, ni en 080 Barcelona Fashion…

Bueno, por lo menos estaba Sita Murt, quien apoya con todas las consecuencias y será una de las marcas, de las pocas como Custo o Armand Basi, por ejemplo, con bagaje y diseño que estarán en el certamen. Aunque desfilar, desfila en la Pasarela Cibeles… Es decir, la foto me parece un pitorreo incluso para el alcalde.

Y, antes de continuar, a mí se me puede tachar de provocadora, de muy crítica, de toca lo que sea… pero nadie, absolutamente nadie, de haberme manifestado en contra del partido que encabeza la alcaldía. Otra cosa es que analice en qué invierte nuestro consistorio, el que sea, nuestros impuestos. Ese es mi trabajo.

En fin, ya hablarán otros del ya próximo Brandery, porque ayer me puse muy nerviosa navegando por Internet mirando qué eran y qué había tras muchas de las marcas expositoras.

Así que me voy a otra cuestión que dejé abierta en mi anterior artículo en el que explicaba que le había sugerido al concejal William Carnes que aprovechara lo que teníamos, que no era justamente industria, sino potencial creativo; todavía la marca Barcelona y, por ejemplo, un Museu Tèxtil i d'Indumentària en el que nunca, o casi nunca, pasa nada, pudiendo ser un excelente escenario para los diseñadores.

Porque, señores, el pasado diciembre hizo un año (un año) que este Museu abrió la exposición permanente El cos vestit en el Palau Reial de Pedralbes. No es que sean multitud los colaboradores de este museo, no; ni que tengan un presupuesto de lujo, pero de ahí a abrir una exposición al año obviando que, efectivamente, hay excelentes diseñadores que podrían desarrollar un programa creativo y otras actividades, eso no tiene nombre. Sobre todo ahora que la sala de exposiciones vuelve a estar en DHUB ubicado en la calle Montcada, que lo hace más próximo al visitante.

El pasado sábado 22 de enero, el Museu, al fin, abría una nueva exposición: Outomuro LOOKS. Vint anys fotografiant moda, más de 200 fotografías de Manuel Outomuro. Estoy encantada porque, por lo menos, al fin pasa algo pero trabajar, aquí, sobre todo ha trabajado el señor Outomuro, tanto por el trabajo realizado en estos veinte años como en la selección de fotografías, por más que le haya ayudado Ramón Prat (un comisario de indiscutible valía), y la propia directora del Museu.

La exposición permanecerá abierta hasta el 25 de abril ¡Apa! ¿Y qué hará entretanto el personal? Porque en la agenda de este año, por ahora, no hay nada más programado. Bueno, preparar las cajas donde meterán (para luego olvidar) las cien fotografías que cede Outomuro para la nueva colección de fotografía de moda.

Porque lo de las donaciones al Museu Tèxtil i d'Indumentària, es otro tema… Para otro día.

"La libertad de expresión es un derecho fundamental o un derecho humano, señalado en el artículo 19º de la Declaración Universal de los Derechos Humanos de 1948, y las constituciones de los sistemas democráticos, también lo señalan. De ella deriva la libertad de imprenta también llamada libertad de prensa"

Aviso a navegantes.

...