Utilizamos las cookies para ayudar a personalizar contenido, adaptar y medir los anuncios, y facilitar una experiencia más segura. Al hacer clic o navegar en el sitio, aceptas que recopilemos información dentro y fuera de modaes.es mediante las cookies. Consulta aquí más información, incluida la relativa a los controles disponibles: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

14 Dic 201716:45

Gucci se renueva

La reciente inauguración de la nueva imagen de la tienda Gucci en el barcelonés Paseo de Gràcia confirma que la emblemática marca italiana se posiciona en los primeros puestos entre las grandes del panorama internacional de la mano de Frida Giannini, su actual directora creativa, quien va dejando su impronta tanto en todos los productos de su conocida marroquinería manufacturada en talleres propios; como en los complementos; en las fragancias; y, of course, en las prendas ready to wear hombre y mujer.

Pero Giannini, quien además de un gusto exquisito debe tener un olfato cánido para el márketing, también ha sido clave en el fichaje de Carlota Casiraghi, no sólo una de las mujeres más bellas de la actualidad, sino una excelente intérprete de las tendencias (y, en consecuencia, de la moda) en cualquier circunstancia. Óptima imagen para Gucci, sin duda. Lástima que no haya podido encontrar ningún dato económico sobre la colaboración Gucci-Casiraghi.


La firma, propiedad de la multinacional Pinault-Printemps-Redoute (PPR) ha conseguido una facturación en el primer semestre de 2012 de 1.727 millones de euros y un ritmo de crecimiento anual próximo al 20%, por lo se puede asegurar que la etapa de Giannini está siendo la más rentable de la historia de Gucci, que en la actualidad cuenta con 402 tiendas propias de las que cuatro están en España: Madrid, Barcelona, Bilbao y Marbella, siendo la de Barcelona la primera en ser remodelada.


El innovador concepto de diseño de Giannini para la tienda se sirve de espacios abiertos, materiales de lujo en tonalidades cálidas y luz artificial para conseguir un efecto espectacular que se aleja del concepto de tienda de ropa tradicional, allanando el camino al diseño contemporáneo del siglo XXI propio de Gucci. El palisandro y el mármol, materiales emblemáticos de la firma, se ven resaltados con la introducción de nuevos elementos como el vidrio estriado, el oro pulido, los espejos ahumados y el vidrio ahumado en bronce, en un eco de elegancia y riqueza proveniente del Art Decó. Las líneas geométricas, con la caracterización estilizada de la tribanda de Gucci, son las encargadas de definir el espacio interior añadiendo otros detalles simbólicos al conjunto decorativo.

Insuperable marco para una colección extraordinaria y para su reapertura en la que contó con rincón del artesano, donde los mejores operarios de Gucci realizaron talleres en los que mostraron de forma exclusiva sus apreciadas tradiciones. A medida que los artesanos fabricaban bolsos tan icónicos como el Jackie, el Stirrup o el Gucci 1973, los clientes y gentes del mundo de la moda fueron testigos de la escrupulosidad y la exquisita labor artesanal presente en la creación de cada una de las piezas de la colección de piel de Gucci. A partir de 1.200 euros, los más básicos. Sólo el tacto de la piel es ya un lujo. Los precios, también.

 

...