Utilizamos las cookies para ayudar a personalizar contenido, adaptar y medir los anuncios, y facilitar una experiencia más segura. Al hacer clic o navegar en el sitio, aceptas que recopilemos información dentro y fuera de modaes.es mediante las cookies. Consulta aquí más información, incluida la relativa a los controles disponibles: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

17 Dic 201700:09

¿Diseñadores sin trabajo o sin pasarela?

Si uno de mis hijos me dijera que quiere estudiar diseño de moda, en este momento y lugar (España) le suplicaría que se estrujara el coco en busca de otra profesión. Digamos que el/la susodicha protesta. Muy bien, primero me tocaría decirle que también se buscara un trabajo de apoyo para poder estudiar en Saint Martins School of Arts de Londres o en Amsterdam Fashion Institute, por ejemplo, (y de paso apretar en el imprescindible inglés) porque, no nos engañemos, las escuelas españolas no se puede decir que tengan reconocimiento a nivel internacional y, ya puestos, mejor una preparación completa y cosmopolita para acceder a todos los mercados.

Pongamos que la criatura insiste en cursar sus estudios en la patria a la vista de las varias pasarelas españolas. Toca argumentar; por tanto, seamos prácticos: vamos a ver cuántas ofertas aparecen en Infojobs, por ejemplo. En Barcelona (y provincia) aparecen quince. No es para tirar cohetes. Miro entonces el resto del territorio español: dieciséis. Veamos, además, de qué se trata:

Oysho (Inditex) pide un diseñador que sepa “buscar tendencias”. La oferta es reciente y ya se han inscrito 345 personas. El salario no lo pone pero como incentivo señala que la empresa tiene comedor. La siguiente (no se sabe quién) pide un diseñador de vaqueros y lo hace a través de una consultora. Aquí tampoco señalan los honorarios. Ayyy: ¡y tampoco hay comedor! (habrá que llevarse la fiambrera). Aquí se han inscrito 42. Prosigamos. Otro a través de consultora: buscan diseñador de plana. Ahí ya especifican que además de conocer las tendencias, tiene que ser una persona capaz de dibujar una colección y llevar a cabo la elección de tejidos, las pruebas… No se sabe a qué target va dirigido el producto. El salario, tampoco. Setenta personas inscritas. En la siguiente también hace de filtro una consultora. Cavilo que se trata del mismo cliente que las dos anteriores porque los enunciados son casi iguales… aunque esta vez es diseñador circular. Cuarenta inscritos.

¡Vaya!, otro enunciado idéntico de, cavilo, la misma empresa, esta vez para diseñar tricot. 28 apuntados. De nuevo otro anuncio a través de consultora. No se sabe para quién pero piden un diseñador para la colección de hombre y que lo avale una experiencia a nivel internacional de al menos cuatro años (tendrán que recurrir al CIS para dar con esa perla en España). Salario, al fin, entre 30.000 y 36.000 euros brutos al año. El siguiente se identifica: Padma Limited busca un diseñador para punto circular. No cuenta ni especifica nada más, ni tampoco dice el salario. Si navegas un poco, encuentras que Padma tienen su sede central en Londres; sus unidades de producción en India y Bangladesh y oficinas de diseño y venta en Italia, España y Reino Unido. Como referencia, también señala que ha fabricado vaqueros y otras prendas para varias firmas europeas, entre las que destaca Inditex. Pese a la central de Londres, yo diría que la verdadera sede está en Dhaka (Bangladesh) y que es fabricante de colecciones low cost para otros y para él mismo, porque tras años de hacer de fabricante, ya sabe de qué va la película. En 24 horas, se han inscrito 85 aspirantes.

Otro diseñador que no sabe lo que le pagarán es para Pimkie. En cuatro días se han alistado 73 candidatos. Bershka (Inditex) busca diseñador para la colección senior de plana y, aunque no pone el salario, en los incentivos está el comedor, un bus desde Barcelona y clases de idiomas. Y así etcétera, etcétera porque las cinco restantes son más de lo mismo.

Bueno, un momento, transcribo una entera porque la encuentro flipante: “Somos una empresa de diseño y producción de productos de moda y souvenir. Nuestro producto principal es la camiseta. Necesitamos diseños para estampar en camisetas. Nuestro principal cliente es de moda y souvenir. Requisitos: Estudios mínimos: No se requieren. Experiencia mínima: 3 años. Estamos buscando un diseñador freelance, el cual nos aporte diseños frescos y personalizaciones centradas en la ciudad de Barcelona”. En esta maravilla se han inscrito ¡400!

En fin, como verán, nada que ver con los sueños megalómanos de no pocos estudiantes de diseño de moda. Ya lo decía Inmaculada Urrea en su artículo ”Bye bye diseñadores ‘superstar’”, pese a que hablaba de grandes marcas como Gucci, Vuitton, Burberry, Hermès… que han optado por el diseñador eficiente, discreto y muy bien preparado. Personas como Christophe Lemaire, Christopher Bailey, Sarah Burton o la española Cristina Ortiz (formada en l’École de la Chambre Syndicale de la Haute Couture de París), que no han enloquecido con su reconocido y ganado prestigio, ni tampoco con su talento.

Porque otro pero es que, como en toda actividad creativa, sólo sobresalen unos pocos y el resto forma parte de los innumerables diseñadores anónimos que trabajan para grandes grupos, o haciendo escaparates, estilismo de fotografía, comunicación de moda, etcétera. ¿Y qué hay de malo en eso? Nada si se acepta que las cosas son así, que se trata de ganarse la vida desempeñando un oficio con el que te sientes bien sin más, y no suspirando por desfilar. En otra actividad creativa, como son los licenciados en Bellas Artes, por ejemplo, poca exposición y muchas horas como profesor y así poder alimentarse porque así son los oficios creativos.

Escribo este artículo porque con frecuencia recibo correos de diseñadores insatisfechos y desmotivados; desengañados y hartos de trabajar en Inditex o Mango y Cía., donde sus ideas no cuentan. “¿Qué hago?”, preguntan. “¿Para eso estudié?”, se lamentan.

Pues sí. Así ha evolucionado el negocio de moda y más vale ser modesto y práctico y aceptarlo en lugar de suspirar por desfilar. Y también completar los estudios con algún MBA y Postgrados de especialización. O hacer las Indias e ir a trabajar a los países emergentes donde tal vez encuentren ese hueco por el que suspiran. Otra opción es tener tu propio taller en tu ciudad e impulsar tu marca poco a poco. Diseñadoras como Estrella Archs, que acabó sus estudios en Saint Martins School of Arts con matrícula de honor y que salió esta primavera de Ungaro, en ello está con cuatro personas por equipo en su sede en París. En España la cera que arde es Inditex, Mango, despunta Desigual… Y that's all.
...