Utilizamos las cookies para ayudar a personalizar contenido, adaptar y medir los anuncios, y facilitar una experiencia más segura. Al hacer clic o navegar en el sitio, aceptas que recopilemos información dentro y fuera de modaes.es mediante las cookies. Consulta aquí más información, incluida la relativa a los controles disponibles: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

19 Ago 201800:23

h Back Stage

‘Win-win’: los outlets online se dejan seducir por el ‘brick’ en plena decadencia del modelo

Los operadores de ventas flash, modelo impulsado por la francesa Vente Privee y seguido por la española Privalia, necesitan una salida, y los retailers buscan su know how digital a precio de saldo.
22 Ene 2018 — 03:57
Lidia Montes
Temas relacionados
Compartir
Me interesa

‘Win-win’: los outlets online se dejan seducir por el ‘brick’ en plena decadencia del modelo

Thierry Petit y David Dayan, cofundadores de Showroomprive

 

 

Los outlets online buscan una salida para sobrevivir. Con el sector ya maduro, son decenas las plataformas de ventas flash (venta privadas que duran apenas unos días) que se han quedado por el camino. Las que sobreviven, ven en el interés de los retailers una vía de escape. Para los brick and mortar, por su parte, este tipo de empresas son una forma de acelerar su transformación digital a golpe de chequera y a un precio relativamente bajo.

 

El último ha sido el grupo de supermercados francés Carrefour, que a principios de enero compró a Conforama el 17% de Showroomprive por 79 millones de euros. En 2016, el gigante estadounidense de los grandes almacenes Hudson’s Bay se hizo con Gilt, especializada en ventas privadas de lujo, por 250 millones de dólares, para impulsar la digitalización de Saks Off Fith. Gilt, que había llegado a valorarse en 1.000 millones de dólares, no fue, sin embargo, suficiente para reflotar las ventas.

 

El año pasado, el consejero delegado de Hudson’s Bay, Jerry Storch, defendió la inversión diciendo que “todavía creo que la compramos a buen precio, simplemente resultó ser más complicado de lo que pensábamos”, aseguró.

 

 

 

 

Los retailers se juegan todo o nada a la omnicanalidad, y este tipo de plataformas se presentan como una alternativa relativamente barata. “El operador que sea capaz de desarrollarla con éxito será el ganador, pero no basta con comprar una empresa, la ejecución será la clave”, apuntan fuentes del sector. “En este sentido, si a Carrefour le sale bien la operación de Showroomprive, es perfecto, pero sino, tampoco le ha constado tanto dinero”, añaden.

 

Los outlets online están baratos porque su modelo (que tenía sentido en el arranque de la crisis, cuando las marcas acumularon grandes cantidades de stock ante el descenso del consumo) está ya caduco.

 

A esto se suma la enorme competencia de todas las start ups (muchas de ellas ya liquidadas), que han nacido en los últimos años en este sector. “El futuro del sector pasa por la concentración en manos de tres o cuatro jugadores”, apunta Jaime Castelló, director del máster en dirección de márketing y ventas de la escuela de negocios Esade. “Veremos fusiones, diversificación de oferta, cambios de estrategia…”, apunta.

 

Se salvan, por el momento, de este pronóstico las plataformas de ecommerce especializadas como Deporvillage o Tradeinn, que no han alcanzado aún su fase de madurez en el mercado, según apunta Castelló. La clave de su éxito se encuentra, a juicio de Juan Macías, consejero delegado de Qashops.com, no tanto en su especialización como en la internacionalización de su negocio. “Es un sector con muy poca competencia, hay muy pocas tiendas con un catálogo muy amplio pero si sobreviven es porque su desarrollo internacional es fuerte”, analiza Macías.

 

 

¿Qué gana Carrefour?

Para los outlets, la inversión por parte de grupos de retail puede representar una salida. ¿Pero qué logran los retailers? Los expertos coinciden en que lo más buscado es el know how digital. “Para los retailers tradicionales es muy difícil construir las competencias del mundo digital y, por ello, adquieren la experiencia en entornos online”, asegura Castelló. “Para los retailers tradicionales es muy difícil construir las competencias del mundo digital y, por ello, adquieren la experiencia entornos online”, coincide Macías.

 

En paralelo a los conocimientos del canal online, otro de los factores más buscados son los datos y, en el caso de Carrefour, el acceso al sector de la moda. “Dentro de Carrefour no hay conocimiento de venta de marcas de moda, tampoco del mundo online, y con este movimiento pretenden captar talento para ello”, justifica Macías. 

Publicidad
Compartir
Normas de participación

info@modaes.es

 

Política de validación de los comentarios:

 

Modaes no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
i18n_1_doubleclick_bridge_bottom
...