Líder en información
económica del negocio
de la moda

Back Stage

Un café con la moda catalana

28 may 2009 - 00:00

Esperanza Aguirre, presidenta de la Comunidad de Madrid, ha estado esta semana de visita en Barcelona. Entre compra y compra (ella misma ha admitido que ha ido de tiendas con Alicia Sánchez Camacho, presidenta del PP catalán), se ha tomado un café con representantes de la moda catalana. El encuentro, narrado ayer por El Mundo, no estuvo falto de comentarios sobre el enfrentamiento entre Madrid y Barcelona como capitales de la moda española.Purificación García (Textil Loña), Montserrat Bassons (Basmar), Josep Maria Donat (TCN), Cristina Castañar (Calzados Castañar), Ramón Piqué (Ermenegildo Zegna), Álex Flaqué (organizador de BCN Bridal Week) y el relaciones públicas de Javier Escobar asistieron al cónclave, que tuvo lugar en un hotel del centro de la ciudad. Aguirre mostró su interés por la pasarela 080 y The Brandery, dos de los últimos intentos para reflotar el sector de la moda en Cataluña tras la desaparición de la histórica pasarela Gaudí. "¿Sería posible hoy la convivencia de dos pasarelas, una en Madrid y otra en Barcelona?", se preguntó la presidenta de la Comunidad de Madrid. Donat contestó que "en este momento Madrid tiene el proyecto ganador". Uno de los temas centrales de la conversación fue hasta qué punto intervino la política en la decisión de terminar con Gaudí. Aguirre respondió con una sonrisa a la pregunta de si el protagonismo de Cibeles fue un cambio de cromos político. La última petición que los diseñadores y empresarios le hicieron a Aguirre fue: "No interfieran en el sector que más factura, por favor; el de las novias". Flaqué se mostró contundente, quizás porque siente la amenaza del salón de nupcial de Cibeles, a una semana de que abra sus puertas BCN Bridal Week.