Líder en información
económica del negocio
de la moda

Back Stage

Ray Ban y Meta dan otra vuelta de tuerca a los ‘wearables’ y traen sus gafas ‘smart’ a España

La firma de óptica, propiedad de EssilorLuxottica, y el grupo tecnológico de Seattle lanzan hoy Ray Ban Stories en los mercados español, belga y austriaco. Las gafas permiten tomar fotografías, vídeos e incluso llamar por teléfono. 

Isabel Carmona

17 mar 2022 - 04:49

Ray Ban y Meta dan otra vuelta de tuerca a los ‘wearables’ y traen sus gafas ‘smart’ a España

 

 

Ray Ban retoma los wearables para un segundo intento. Hoy, la firma del grupo de óptica pone en venta en España Ray Ban Stories, desarrolladas de la mano de Meta. Se trata de unas gafas smart con las que se pueden tomar fotografías y realizar llamadas telefónicas, entre otros servicios.

 

Sobre la montura de las clásicas Wayfarer, Round y Meteor de Ray Ban, las gafas techie de la marca estadounidense cuentan con dos cámaras integradas en los laterales y tres micrófonos, además de un botón que sirve para fotografiar y grabar vídeos de hasta un minuto de duración. “El cambio es casi imperceptible”, explicó Fabio Borsoi, director de tecnología de Luxottica, haciendo alusión a que las Ray Ban Stories mantienen el aspecto de unas gafas de sol tradicionales.

 

El producto se comercializará en hasta 24 referencias diferentes y está disponible tanto para gafas de sol como graduadas. Además, se introduce una nueva lente que se oscurece cuando detecta luz solar, pero se esclarece en la sombra. A finales de este mes, Ray Ban prevé ampliar la oferta a 28 modelos. Las gafas están disponibles en tiendas seleccionadas de la firma de óptica y su ecommerce, con un precio a partir de 329 euros.

 

Las Ray Ban Stories no sólo permiten tomar fotografías o vídeos, también compartirlos. A través de la aplicación Facebook App View, el cliente puede publicar el contenido en las redes sociales propiedad de Meta. Las gafas cuentan con herramientas adicionales como escuchar música y realizar llamadas telefónicas y se activan a través de mandato con voz.

 

 

 

 

El fenómeno de la wearable technology (prendas de moda mejoradas con herramientas tecnológicas) llegó a su auge a mediados de la década pasada, cuando se preveía que los guantes teléfono, las camisetas que cambian de color según el ánimo o los collares antiestrés se convirtiesen en el futuro de la moda.

 

Uno de los primeros en aventurarse en este sector fue Apple, que puso a la venta el primer modelo de su Apple Watch en 2014. Aunque el lanzamiento supuso un hito en el mundo techie, el reloj inteligente de la empresa de Cupertino no logró posicionarse como un accesorio de moda, sino que ha quedado más bien como una herramienta tecnológica como una tablet o un teléfono móvil.

 

Sin embargo, la moda sí trató de capitalizar esta tendencia, como fue el caso de Ralph Lauren, que lanzó una línea completa de Polo Tech en 2014, con camisetas deportivas que permitían recoger información biológica del usuario. El deporte ha sido uno de los sectores de la moda que más ha abrazado este tipo de innovación, de la que grupos como Nike, Adidas o la más joven Lululemon han sido pioneras.

 

Levi’s también se quiso sumar a la fiebre del smart clothing y en 2016 lanzó la Google Trucker Jacket, una chaqueta para ciclistas que permitía cambiar, acelerar o detener la canción que se estaba escuchando con un toque.