Líder en información
económica del negocio
de la moda

Back Stage

Polybion, en misión por democratizar los biotextiles con el uso de bacterias

La compañía fundada en Madrid, pero con sede en Irapuato (México), cerró en 2021 su primera ronda de financiación, levantando 4,4 millones de dólares, que usó para ampliar la producción de Celium, sustitutivo del cuero generado por bacterias.

Isabel Carmona

27 abr 2022 - 04:47

Polybion, en misión por democratizar los biotextiles con el uso de bacterias

 

 

“Que crezca el mercado de las alternativas a la piel es positivo, pero no sirve de nada si no llega al consumidor promedio”, explican desde el equipo de Polybion. La empresa, con sede en Irapuato (México), pero fundada en Madrid, está especializada en el desarrollo de biotextiles a partir de celulosa, generada a su vez por bacterias. Este año, la compañía ha disparado su crecimiento con la ampliación de planta de producción y prevé construir una segunda hasta diez veces mayor a medio plazo.

 

Ya estamos en contacto con marcas de moda premium y queremos centrarnos en trabajar con este sector”, añaden desde la empresa a Modaes.es, aunque no detallan la lista de firmas con las que trabajan. El lujo, por tanto, está fuera de sus planes, a pesar de que se trata del sector que más ha apostado por el uso de alternativas a la piel y al pelo de animal en los últimos años. El objetivo final de Polybion es “continuar escalando nuestra producción para que llegue a todo consumidor promedio”.

 

La compañía, fundada en 2015 por los hermanos mexicanos Axel y Alexis Gómez-Ortigoza y Bárbara González Rolón, se especializa en el desarrollo de biomateriales con el uso de bacterias y otros organismos vivos. El primero de estos materiales es Celium, un sustitutivo para el cuero desarrollado a partir de celulosa que tiene aplicación tanto en la moda, para prendas deportivas y en el sector automovilístico.

 

 

 

 

El paso inicial para su desarrollo es alimentar a las bacterias con residuos alimenticios de la industria agrícola, como desechos de fruta y verdura. En un ambiente controlado, el organismo decreta una membrana de celulosa que, después de ser tratada en un proceso de estabilización (paralelo al curtido de la piel, pero sin el uso de sustancias químicas), se convierte en un tejido ligero y liso, parecido al cuero. “La celulosa es el material más abundante y versátil del planeta Tierra”, indican desde Polybion.

 

En 2021, la compañía cerró su primera ronda de financiación, liderada por el fondo sueco Blue Horizon, captando 4,4 millones de dólares. Con esta inyección de capital, Polybion amplió la producción de su planta de producción en Irapuato (México), la primera en el mundo dedicada al desarrollo de biomateriales a través de bacterias.

 

El objetivo para 2023 es que la planta de producción de Celium de Polybion llegue a generar un volumen de 102.200 metros cuadrados de este material en sólo nueve meses. “La mayor dificultad que encontramos es la falta de tiempo y de inversión”, asegura un miembro del equipo de Polybion. Para el futuro, los planes de la empresa pasan por abrir una segunda planta de producción hasta diez veces mayor a la actual, también en México.

 

Producir en otros países nos resultaría muy costoso, porque tendríamos que mover todo el proceso fuera de México, también la alimentación de las bacterias”, señalan desde la empresa, que explica que no se plantea distribuir su cadena de valor en varios países “a causa del impacto medioambiental que tendría”.

 

Otro de los objetivos a medio plazo de Polybion es convertir su material en 100% compostable y biodegradable. “Actualmente, la membrana que generan nuestras bacterias sí es compostable, pero no el tejido final”, añade la empresa.

 

Polybion fue fundada en 2015 en Madrid, donde también cuenta con oficinas, y tiene sede en Irapuato. La compañía está liderada por Axel Gómez-Ortigoza, cofundador y consejero delegado. Su hermano, Alexis Gómez-Ortigoza, es director financiero de la empresa.