Back Stage

Outsider: Pascal Billard, director general de Majestic Hotel&Spa Barcelona

El director general de Majestic Hotel&Spa Barcelona desde 2013 se formó en la escuela de hostelería de París Jean Drourant, el directivo ha pasado por grandes grupos hoteleros como el Carlton Casino Club de Cannes o el Royalton de Nueva York.

Outsider: Pascal Billard, director general de Majestic Hotel&Spa Barcelona
Pascal Billard es director general de Majestic Hotel&Spa Barcelona desde 2013.

A. E.

21 oct 2022 - 05:00

De Nueva York a Barcelona. Pascal Billard es director general de Majestic Hotel&Spa Barcelona desde 2013. Formado en la escuela de hostelería de París Jean Drourant, el directivo ha pasado por grandes grupos hoteleros como el Carlton Casino Club de Cannes o el Royalton de Nueva York.

 

 

Lee la Revista Modaes 44

Se acabó la fiesta

Sólo para suscriptores premium

 

 

¿Cuáles son los principales retos a los que se enfrenta su sector?

 

Los principales retos a los que se enfrenta son la recuperación del negocio, el impacto emocional de los equipos tras la incorporación al trabajo presencial y el cambio generacional que supone.

 

 

¿Cuál es la primera norma para un buen manager?

 

Saber adaptarse a situaciones imprevistas y asumir la responsabilidad que le toca, esto es, principalmente, lo que le diferencia del resto de los empleados.

 

 

¿Y qué debe evitar un directivo?

 

Ser el típico jefe de la antigua escuela, alguien que desconecta de su equipo y que no motiva a sus empleados.

 

 

¿Qué perfiles no pueden faltar en un equipo directivo?

 

En todo equipo hace falta un equilibrio y un balance. Un comité ejecutivo necesita moderación para debatir de manera sana, independientemente de la jerarquía. En un equipo directivo todos estamos al mismo nivel y un perfil que hace mucha falta es el de recursos humanos porque, generalmente, es un perfil sensible y toca la fibra.

 

 

¿Qué rasgos son hoy más importantes en un manager?

 

La comunicación transparente es muy importante, la formación y la identificación de talentos, también. Motivar a los empleados y saber sacar lo mejor de ellos es fundamental.

 

 

En un entorno de tanta incertidumbre, ¿cómo cambia la manera de gestionar una empresa?

 

Aceptar la incertidumbre es pasar a otra etapa. No se puede pensar que todo es estático, hay que saber adaptarse al cliente, a los equipos. Básicamente, observar y adaptar la estrategia para no morir.

 

 

¿Una lección aprendida de la crisis?

 

Siempre hay que empezar de nuevo. Las situaciones inesperadas nos dan la oportunidad de reinventarnos y, en mi caso, pude estar más cerca de los equipos. Eso me ha hecho darme cuenta de que todos somos iguales.

 

 

¿Qué envidia del sector de la moda?

 

Los productos de lujo perduran en el tiempo pero, en mi sector, el lujo es perecedero. Si no he vendido una habitación hoy, ya es la de mañana. Además, la moda es un vehículo de lanzamiento de tendencias y esto es algo que no tengo a mi alcance en el sector servicios.

 

 

¿Qué podría aprender la moda de su sector?

 

En el sector hotelero todo depende de la experiencia del cliente. Cuando alguien se compra un bolso este puede ser de más o menos calidad, pero el ciente tiene su producto. En un hotel, el huésped lo único que se lleva es el recuerdo y la experiencia. La moda debe aprender a dejar huella.