Back Stage

Nathaniel Sponsler: “Muchos controles sobre el uso de químicos no favorece al reciclaje”

El director de Afirm, una organización que tiene el objetivo de reducir el uso y el impacto de sustancias nocivas en las cadenas de suministro, señala que “algunas regulaciones tienen sentido y hacen pequeños ajustes sobre la que ya hay, pero otras van demasiado lejos”.

Nathaniel Sponsler: “Muchos controles sobre el uso de químicos no favorece al reciclaje”
Nathaniel Sponsler es director de Afirm.

Modaes

25 oct 2022 - 05:00

Las nuevas legislaciones vinculadas con la sostenibilidad no siempre podrían dar el resultado esperado. Esta es una de las tesis que defiende Nathaniel Sponsler, director de Afirm, una organización que tiene como objetivo reducir el uso y el impacto de sustancias nocivas en las cadenas de suministro. Según el directivo, “cada vez hay más controles sobre el uso de químicos que no favorecen a las iniciativas de reciclaje”. Sponsler defiende que la regulación es positiva, aunque debería dosificarse, ya que “a los operadores no les da tiempo de ponerse al día” y que, mientras algunas normativas “tienen sentido, porque establecen ajustes sobre la regulación que ya hay, otras van demasiado lejos”.

 

 

Recuerda aquí todas las entrevistas de

Fashion Sustainability Shot 

 

 

Pregunta: Ha hablado en alguna ocasión sobre el “uso seguro” de químicos. ¿No sería más sostenible no usarlos”

 

Respuesta: Los químicos son la base de todos los materiales que tenemos alrededor, incluyendo las prendas de ropa, vehículos e incluso edificios, por lo que no tiene sentido eliminarlos por completo. La idea es darle un uso adecuado. Hay muchos químicos que tienen riesgos, pero se pueden usar de una manera correcta, ese debería ser el foco.

 

 

P.: ¿Las fotografías de ríos teñidos de índigo forman ya parte del pasado?

 

R.: Sí, afortunadamente forman parte del pasado y cada vez lo estamos haciendo mejor. Aunque esas fotografías no hablan de un mal uso de los químicos per se, sino del desperdicio de agua. Cualquier tinte que se utilice, aunque sea orgánico, si llega a un río, lo teñirá. Lo que se necesita es mejor un tratamiento de aguas.

 

 

 

 

P.: ¿Se presta suficiente atención a los productos químicos en las estrategias de sostenibilidad de la empresa? ¿La industria química está preparada para la sostenibilidad?

 

R.: Absolutamente, aunque quizá no se conoce tanto. La mayoría de las grandes empresas de moda invierten más en el manejo sostenible de químicos que en otras iniciativas sostenibles. Según mi experiencia, los esfuerzos vinculados a la sostenibilidad de los químicos han sido mayores que en otras categorías. Un ejemplo de ello es que, en mitad de la conversación sobre economía circular y reciclaje, estamos viendo que ya están actuando regulaciones sobre el uso de los químicos, mientras que el reciclaje de prendas parece cada vez más complicado. Pero, también estamos viendo más controles sobre los químicos y propuestas que no favorecen al reciclaje. ¿Estamos yendo demasiado lejos? ¿Estamos preparados para darnos por vencidos en el reciclaje al poner en marcha medidas más restrictivas? Esta es una conversación que el sector debería tener. Se está prohibiendo el uso de los químicos demasiado rápido y sin considerarlo, lo que podría provocar que seamos menos eficientes en el uso de agua y la energía. Hay que regular los químicos en el producto, no sólo en el proceso.

 

 

P.: ¿Hay una sobrerregulación?

 

R.: Sí, la ha habido durante mucho tiempo, aunque el escenario está cambiando. Ahora vienen más regulaciones, algunas tienen sentido y hacen pequeños ajustes sobre la regulación que ya hay, pero otras no tienen sentido y van demasiado lejos.

 

 

P.: ¿Qué papel tienen los consumidores?

 

R.: Es muy complicado definir el papel de los consumidores en este aspecto. Los consumidores deberían estar mejor informados sobre las prendas y los productos que consumen para asegurarse que no son dañinos.

 

 

 

 

P.: ¿Es un asunto difícil de comunicar?

 

R.: Sí, específicamente los químicos, porque es muy técnico y hay muchas ideas equivocadas sobre su uso.

 

 

P.: ¿Quién debería pagar por el coste de la sostenibilidad: los proveedores, las marcas o los consumidores?

 

R.: Todo el mundo: administrar los recursos del planeta de una forma responsable es un cometido de todos. Todos deberíamos contribuir a ello.

 

 

P.: El uso de químicos fue uno de los primeros aspectos que regulados por las autoridades. ¿Qué queda por hacer en términos de legislación?

 

R.: Siempre hay algo más que hacer. También hay que tener en mente que siempre hay nuevas innovaciones que tienen que ser controladas. Siempre que haya nuevos químicos y nuevos materiales, hay que estar seguros de que se le da un uso correcto.

 

 

 

 

P.: ¿Pero pueden las empresas estar al día con la legislación?

 

R.: Cada vez es más complicado, en el pasado se podía tratar mejor, aunque también con mucho esfuerzo y pruebas. Al final conlleva tiempo, pero la industria tiene que cumplir con ello. Lo que vemos ahora es que hay un tsunami de legislación, y la industria no serán capaces de monitorizar ni cumplir con todo. Es demasiado y muy rápido. Se tiene que bajar el ritmo de las iniciativas de regulación para que las empresas puedan adaptarse y resolver los problemas de la mejor manera.

 

 

P.: ¿Qué necesita para mantenerse? ¿Más innovación?

 

R.: La industria necesita es estar más implicada desde las primeras etapas de las iniciativas porque hay muchas iniciativas sostenibles que se contradicen entre ellas en algunos casos, y la industria es la que tienen que cumplirlas día a día. Por eso tienen que tener una voz.

 

 

P.: ¿Qué pueden hacer los operadores para mejorar la seguridad de los productos químicos? ¿Y los proveedores?

 

R.: De la misma manera que las marcas tienen que involucrar a los reguladores, los proveedores tienen que involucrar a las empresas. Hay muchas organizaciones que se pueden encargar de eso. Hay que estar seguros de que las voces se escuchan, esto es una democracia.

 

 

P.: ¿Colaboran lo suficiente?

 

R.: Creo que se ha mejorado, aunque a un ritmo lento. Pero diría que sí, que cada vez hay mejor comunicación.

 

 

P: ¿Al consumidor le importa?

 

R.: Absolutamente, probablemente el consumidor medio no se interese mucho por estos temas, pero a medida que crece la concienciación, el número de consumidores que se interesa también se incrementa.