Líder en información
económica del negocio
de la moda

Back Stage

Business Women Empowerment

Laura Fernández (Awwg): “Cuanta más diversidad hay en la toma de decisiones, más riqueza se genera”

La directiva, directora financiera y chief business officer de All We Wear Group (Awwg), defiende que un liderazgo empático tiene mucho retorno, y que las empresas tienen que intentar que llegue el mejor talento, sea cual sea su condición.

C. Juárez

8 mar 2022 - 04:54

Laura Fernández, irectora financiera y chief business officer de Awwg

 

Laura Fernández es la mano derecha de Marcella Wartenbergh, consejera delegada de All We Wear Group (Awwg). Formada en la Universidad Autónoma de Barcelona y MBA por Esade, Fernández trabajó durante cinco años en la consultora Price Waterhouse Coopers (Pwc) antes de incorporarse al área financiera de Awwg, antes denominado Grupo Pepe Jeans. Durante su trayectoria, la directiva ha pasado por varios puestos de responsabilidad antes de convertirse en d de la empresa y liderar su transformación. Desde su posición, Fernández defiende que hay que potenciar la diversidad en las compañías, “ya que genera siempre una mayor riqueza”. “Al final hay que tener gente talentosa liderando la compañía, sea del género que sea”, defiende Fernández.

 

 

 

 

 

 

Pregunta: En moda, las mujeres copan el grueso de las plantillas de las grandes empresas, pero tienen menor representación en las cúpulas, ¿por qué?

 

Respuesta: Diría que esto está cambiando. Las empresas multinacionales están cambiando y evolucionando desde hace mucho tiempo en otra dirección. En la cúpula de Awwg hay tres mujeres y en la directiva suponen el 50% del total. En moda, aunque tenemos mucho por hacer, es de los sectores que empieza a dar pasos adelante en este respecto y haciendo que esto empiece a ser una realidad. También hay que trabajar en todos los aspectos que puedan influenciar, porque no depende sólo de las empresas, sino también de la sociedad y del Gobierno.

 

 

P.: ¿Es más desigual la moda que otros sectores?

 

R.: No, en el sector de la moda se dan pasos relevantes, no hay muchas diferencias respecto a otros sectores.

 

 

P.: ¿Sigue habiendo un techo de cristal?

 

R.: Aunque algunas estadísticas dicen que en los últimos diez años hay más directivas, sí que es verdad que el ratio está descompensado. Tiene que estar centrado en las medidas que permitan conciliar la vida personal y profesional. Al final, es un tema social y hay que cerrar el círculo para que todas las personas, no sólo mujeres, puedan conciliar. Es muy relevante poder trabajar en esto y poner en marcha medidas flexibles por parte de las empresas, pero también tenemos que conseguir que esas medidas se hagan desde otros ámbitos de influencia e instituciones. En ese sentido, otro de los aspectos relevantes es la planificación familiar.

 

 

 

 

P.: Inditex y El Corte Inglés tienen hoy a mujeres al frente, igual que Awwg. ¿Qué importancia tienen estos casos?

 

R.: Todo lo que sea dar ejemplo de diversidad es importante. Al final hay que tener gente talentosa liderando la compañía, sea del género que sea. Que en Awwg esté al frente una mujer supuso un cambio, pero no porque fuera mujer, sino porque es talentosa. Lo que hay que intentar es que llegue el mejor talento y no se quede fuera por su condición.

 

 

P.: ¿Ha cambiado algo desde el inicio del movimiento ‘Me too’ y la ola feminista global de 2018?

 

R.: El movimiento Me too lo que hizo fue hablar de un tema que estaba dado de lado. Si hay cualquier persona que sufre una discriminación hay que mencionarlo para evitar que pase. Lo que ha hecho el movimiento es dar seguridad.

 

P.: ¿Está hoy el empoderamiento femenino menos de moda?

 

R.: Es cierto que ahora está menos de moda que antes porque con la pandemia todo ha quedado un poco relegado, y en los dos últimos años la ola feminista ha estado quizás un poco más parada. Pero la pandemia también ha traído cosas buenas. Nos ha enseñado a trabajar en remoto, que ha supuesto también cambiar el estilo de liderazgo. Nos hemos convertido en personas más empáticas porque nos hemos metido en las casas de la gente.

 

P.: ¿La desigualdad tiene impacto empresarial? ¿Cómo le afecta a una empresa tener pocas mujeres directivas?

 

R.: Yo estuve en el consejo de Awwg antes de que hubiera tanta diversidad, y lo que ha hecho ha sido enriquecer a la empresa. Al final, tener más talento distinto supone otras maneras de hacer las cosas. Las empresas que tengan esa diversidad a la hora de tomar decisiones son más ricas. Y no hablo sólo de mujeres, sino de gente de otros países y otros estilos de vida. Sí que es verdad que las mujeres directivas nos tenemos que dar a conocer más, hacer más networking y que se nos vea más. Hay que explicar por qué vale la pena tener esa diversidad.

 

 

 

 

P.: ¿Es más difícil para una mujer llegar a puestos de dirección en una compañía multinacional que en una empresa pequeña?

 

R.: Debería ser lo mismo. El tema es que tenemos que saber quién quiere hacerlo e identificar si las mujeres quieren. Igual en las empresas más pequeñas esa comunicación es más fácil, pero debería ser lo mismo.

 

 

P.: ¿Cómo se puede promover una política más igualitaria?

 

R.: Tratando de generar medidas que fomenten la igualdad de oportunidades. Medidas de cualquier tipo para crear una cultura inclusiva como parte de los valores de la empresa. Lo principal es generar oportunidades para todo el mundo y ser flexible.

 

 

P.: ¿Está a favor de las cuotas?

 

R.: Estoy a favor de identificar talento, sea cual sea y a cualquier nivel. Quizás en empresas más pequeñas o compañías de otros sectores son necesarias las cuotas, pero nosotros nos enfocamos en cómo potenciar el talento.

 

 

P.: ¿Qué mensajes hay que darle a las nuevas generaciones de mujeres directivas? 

 

R.: Seguir trabajando igual que cualquier persona. Las directivas tenemos la responsabilidad de darle importancia a los valores de la empresa, y estoy convencida de que un estilo de liderazgo que empatice con las personas tiene mucho retorno. Ese estilo se refleja en el resultado económico de la empresa. Como directivas, además, tenemos la responsabilidad de hacer que las nuevas generaciones puedan tener lo mejor que hemos tenido e intentar darle aquello de lo que hemos carecido. También es muy importante trabajar en la creación de los equipos, porque van a trabajar conjuntamente para un beneficio común. Cuanta más diversidad haya en la cúpula y en la toma de decisiones, se genera más riqueza.

 

 

P.: ¿Qué consejos daría a una ejecutiva que empieza ahora su carrera profesional?

 

R.: Que es un camino apasionante, pero que el nivel de compromiso es muy elevado. La satisfacción de ver los impactos positivos de tus decisiones es muy grande, ver algo que has trabajado con tus equipos y sale adelante es muy gratificante. Aunque haya momentos complicados, merece la pena.