Líder en información
económica del negocio
de la moda

Back Stage

Las operaciones corporativas sacuden el podio internacional de la moda

P. Riaño

19 feb 2013 - 04:49

¿Qué pasaría si Inditex comprara H&M? ¿Y si Benetton se integrara en Gap? Los gigantes mundiales de la gran distribución de moda se reordenan. La situación económica ha hecho que grandes grupos busquen oportunidades de crecimiento, tanto dando entrada a nuevos accionistas como creciendo mediante compras. La semana pasada, las acciones de Gap se dispararon el bolsa tras los rumores de una posible compra por parte del grupo japonés Fast Retailing, justo un año después de que Benetton fuera suspendida en bolsa por un posible acercamiento por parte de Inditex.

 

El mapa mundial de la gran distribución de moda está liderado actualmente por el gigante gallego Inditex, con una facturación de 13.793 millones de euros en el ejercicio 2011 (a la espera de que presente los resultados correspondientes a 2012). A continuación figura el grupo sueco H&M que, con una facturación en 2012 de 120.799 millones de coronas suecas (14.004 millones de euros), ha adelantado ya al estadounidense Gap, que en su último ejercicio alcanzó unas ventas de15.650 millones de dólares (11.549,7 millones de euros).

 

La hipotética compra de Gap por parte del grupo japonés Fast Retailing daría un vuelco al ránking de la gran distribución. El dueño de Uniqlo se convertiría en número uno mundial con esta operación, ya que sumaría los más de 11.000 millones de euros de Gap a los 928.670 millones de yenes (9.215 millones de euros) que registró en 2012.

 

Fast Retailing es propietaria de las marcas Uniqlo, Comptoir des CotonniersPrincesse tam.tamTheory y J Brand, a las que sumaría Gap, Banana Republic y Old Navy, entre otras. Además, con este movimiento Fast Retailing conseguiría penetración en el mercado estadounidense, mientras se centra en Asia con su cadena principal.

 

A la espera de que se confirmen o desmientan estos rumores, hace un año saltaron las alarmas con otro movimiento corporativo, que fue desmentido por las dos compañías implicadas. El diario italiano  Il Nuovo Mercato dio a conocer la existencia de negociaciones entre Inditex (con caja que le permitiría afrontar una operación de esta envergadura) y Benetton, una compañía atractiva por su amplia presencia internacional y por el valor de su marca.

 

Benetton se ha visto duramente afectada por la coyuntura económica y el año pasado puso en marcha un plan de reestructuración, que comenzó con la exclusión de bolsa y la cesión de las riendas de la empresa por parte de Luciano Benetton a su hijo Alessandro. En paralelo, a principios de febrero el grupo anunció la puesta en marcha un plan para despedir a más de 400 personas.

 

Esta operación hubiera contribuido a distanciar aún más a Inditex de sus más directos rivales, ya que Benetton registró en 2011 unas ventas de más de 2.000 millones de euros, según los últimos datos disponibles.

 

Nuevos gigantes

 Otro gran grupo de distribución de moda está surgiendo en Estados Unidos apoyándose en las adquisiciones. En 2010, Emanuel Chirico, presidente y consejero delegado de PVH, aseguró que su objetivo era “la creación del mayor y más rentable grupo del mundo” y pasar por delante de Inditex. El objetivo de Chirico es conseguirlo mediante adquisiciones.

 

PVH se hizo con Calvin Klein en 2003 por 435 millones de dólares y en 2010 compró Tommy Hilfiger por 3.000 millones de dólares. Tras cerrar la adquisición de Warnaco este año por 2.900 millones de dólares, el volumen de negocio de la compañía se sitúa ya en 8.000 millones de dólares.

 

H&M también ha crecido con compras, aunque mucho más modestas. A finales de 2010, el grupo sueco se hizo con el cien por cien de la compañía Fabric Scandinavien, propietaria de Weekday, Monki y Cheap Monday. Tras hacerse con el 50% del capital de la empresa en 2008, H&M desembolsó ocho millones de coronas suecas (0,85 millones de euros) para la adquisición del 40% restante, de manera que el precio total pagado por Fabric Scandinavien ascendió a 552 millones de coronas suecas (58,89 millones de euros).

 

Operaciones en España

 Además de Inditex (que en el pasado se hizo con las marcas Massimo Dutti y Stradivarius), otros líderes españoles de la gran distribución de moda buscan también operaciones corporativas. Uno de ellos podría ser Mango que, tal y como adelantó ayer Modaes.es, ha abierto negociaciones con la cadena Blanco, que atraviesa dificultades económicas y busca una salida para asegurar su futuro.