Líder en información
económica del negocio
de la moda

Back Stage

La moda da la espalda al verde: no alcanzará los objetivos de emisiones del Acuerdo de París

De los grandes grupos de distribución de moda del mundo, sólo VF y Levi’s se encuentran en camino de reducir sus emisiones de gas invernadero en línea con la hoja de ruta del acuerdo, mientras que Nike e Inditex van muy rezagadas.

La moda da la espalda al verde: no alcanzará los objetivos de emisiones del Acuerdo de París
Si continúa al ritmo actual, la cadena de aprovisionamiento de Inditex elevará sus emisiones de gases invernadero hasta 16,7 millones de toneladas métricas de dióxido de carbono en 2030.

I. Carmona

4 nov 2022 - 05:00

La moda va mal encaminada. La mayoría de los grandes grupos de distribución de moda del mundo están en camino de incrementar sus emisiones de gas invernadero en los próximos años y no alcanzarán los objetivos establecidos en 2015 bajo el Acuerdo de París, según un informe publicado por la organización medioambiental y consultora Stand Earth.

 

De las compañías analizadas (American Eagle Outfitters, Fast Retailing, Gap, H&M, Inditex, Kering, Lululemon, Levi Strauss, Nike y VF Corp), Levi’s es la más adelantada y va en camino de reducir las emisiones de su cadena de valor en un 55% respecto a 2018, lo que corresponde a los objetivos vinculados a mantener el calentamiento global a una temperatura de 1,5 grados centígrados.

 

VF Corp también avanza a un ritmo mayor que la media y está reduciendo sus gases invernadero a una velocidad del 2,66%, aunque aún deberá acelerar el ritmo en los próximos años para alcanzar el objetivo deseado.

 

En el año del coronavirus, la industria de la moda experimentó una caída notable en sus emisiones a causa de un parón de actividad a escala internacional, pero ocho de las diez empresas analizadas por Stand Earth volvieron a remontar sus emisiones notablemente en 2021.

 

 

 

 

Si continúa al ritmo actual, la cadena de aprovisionamiento de Inditex elevará sus emisiones de gases invernadero hasta 16,7 millones de toneladas métricas de dióxido de carbono en 2030, siendo, con diferencia, el grupo analizado en el informe que más contribuya a la polución de la atmósfera.

 

Le seguiría Nike, con 11,5 millones de toneladas métricas de CO2 en 2030. Para alcanzar los objetivos vinculados al Acuerdo de París, tanto Inditex como el mayor grupo de moda deportiva del mundo deberían reducir sus emisiones a un ritmo medio anual del 6,43% en la próxima década.

 

Lululemon, por su parte, ha incrementado sus emisiones de gases invernadero en un 63% en 2021, lo que equivale a un alza del 37,8% frente a 2019, antes del estallido de la pandemia y el primer año del que hay datos del grupo canadiense de moda deportiva. Para alcanzar los objetivos del Acuerdo de París, la empresa deberá reducir sus emisiones anualmente un 7%.

 

 

Hojas de ruta para volver al ‘green’

 

En el último año, H&M y Kering se han posicionado como los dos operadores de moda más ambiciosos en sus objetivos sostenibles vinculados a la reducción de emisiones de dióxido de carbono.

 

Aunque todas las empresas analizadas en el informe de Stand Earth han establecido una meta a futuro de utilizar 100% energías renovables, sólo el segundo mayor grupo de distribución de moda del mundo y el gigante suizo de moda de lujo dueño de Gucci han llevado esta hoja de ruta a la totalidad de su cadena de aprovisionamiento.

 

Inditex, por su parte, se marcó la meta de alcanzar emisiones netas cero para 2040, además de usar exclusivamente energía renovable este añov. El grupo también tiene el objetivo de reducir la polución del agua en un 25% en toda su cadena de suministro de cara a 2025.

 

Por otro lado, sólo American Eagle, Nike y H&M han establecido un plan de implementación del uso de carbón quemado para obtener energía técnica, un aspecto clave en la Carta de la Moda publicada por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) de cara a 2030. Todas las compañías analizadas por Stand Earth se comprometieron a cumplir con los objetivos de la carta.

 

Stand Earth nació en el año 2000 de la mano de un grupo de activistas medioambientales dedicados a conservar los bosques milenarios de la costa de Columbia. Con el tiempo, la organización ha ampliado su actividad y se dedica a la investigación, consultoría y activismo contra el calentamiento global y para la protección del medio ambiente. Stand Earth tiene sede en San Francisco (California) y cuenta con una plantilla de una treintena de empleados.