Utilizamos las cookies para ayudar a personalizar contenido, adaptar y medir los anuncios, y facilitar una experiencia más segura. Al hacer clic o navegar en el sitio, aceptas que recopilemos información dentro y fuera de modaes.es mediante las cookies. Consulta aquí más información, incluida la relativa a los controles disponibles: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

21 Nov 201808:51

h Back Stage

L Catterton, el brazo de LVMH que pasó por Pepe Jeans y que hoy viste de Rapsodia

L Catterton es uno de los fondos que más ha apostado por el mundo de la moda, ya que ha hecho inversiones en compañías de varios países, como es el caso de la alemana Gant, la argentina Rapsodia o la colombiana Maaji.
28 May 2018 — 03:55
Jaime Cevallos
Especiales relacionados
Temas relacionados
Me interesa

Los mecenas de la moda. L Catterton

 

 

Moncler y The Carlyle Group. SMCP y KKR. Pronovias y BC Partners. Los titanes de la inversión en el mundo tiene a la moda en el mapa y el sector se deja seducir.  Sólo en los últimos años, se han producido una oleada de operaciones en el sector, con rescates, cambios de manos y nuevas inyecciones de capital para crecer. ¿Pero quién está detrás de los grupos e inversores que apuesta por el sector? Modaes recorre la historia y los portafolios de quince mecenas de la moda.

 

L Catterton es uno de los mayores grupos de inversión del mundo, con una historia que se remonta a 1989, aunque para situarlo mejor, habría que recordar que su denominación actual la adoptó en 2016.

 

En enero de ese año, L Capital, brazo inversor del gigante de lujo LVMH, se unió a la firma de capital privado Catterton, dando origen a una sociedad con gran capacidad de maniobra.

 

El grupo cuenta con dos sedes principales en Londres y Greenwich (Connecticut, Estados Unidos), a las que se suman quince oficinas donde cada uno de los fondos es administrado por sus respectivos equipos locales.

 

J. Michael Chu, uno de los fundadores de L Catterton, ejerce las funciones de consejero delegado global y cuenta con una amplia trayectoria profesional. Antes de poner en marcha la sociedad, trabajó como vicepresidente y tesorero corporativo en la empresa de inversión y gestión First Pacific Company, con sede en Hong Kong; luego pasó a Hagemeyer N.V., en Holanda, y después sería tesorero y presidente en Hibernia Bank, en San Francisco.

 

Más tarde, J. Michael Chu se trasladó a Nueva York para integrarse en el organigrama de Comtrad como director de operaciones, función que desempeñaría años más tarde en Doyle Graf Raj.

 

 

 

 

Scott A. Dahnke es la otra cabeza de L Catterton, ya que comparte el cargo de consejero delegado global con J. Michael Chu. El directivo tiene una amplia experiencia en inversiones de capitales privados, consultoría, gestión y finanzas. Quince años atrás, antes de unirse a L Catterton, fue director general de Deutsche Bank Capital Partners y de AEA Investors, además de socio de McKinsey& Company.

 

En la actualidad, los fondos de compra de L Catterton los manejan Marck Magliacano, Andrew C. Taub y Nikhil Thukral, mientras que los fondos de crecimiento están gestionados por Michael J. Farello y Jonathan H. Owsley.

 

La filial europea del L Catterton está en manos de Philippe Franchet y Andrea Ottaviano. Franchet fue uno de los cofundadores de la sociedad en Europa, en 2001, y acumula 29 años de experiencia en el sector bancario y en la gestión de capitales privados, ya que ha participado en numerosas inversiones que el grupo ha realizado en Europa, Asia y Estados Unidos.

 

Ottaviano, en cambio, aporta 22 años de experiencia en la banca de inversión y en la industria del capital privado, habiendo dirigido varias operaciones de inversiones y salidas como las de Cigierre, Zanotti, Cellular Line, Teckal, Randazzo, Sardegna Resorts.

 

Desde su nacimiento, L Catterton ha ejecutado más de 160 inversiones en empresas que destacan en sus respectivos sectores de actividad, por un monto que supera los 14.000 millones de dólares.

 

En la actualidad, la sociedad tiene 92 inversiones en activo en los sectores del retail y la restauración, los alimentos y bebidas, y el gran consumo, mientras que en las demás ya ha salido del capital.

 

 

 

En el mundo de la moda

L Catterton es uno de los pocos fondos de inversión que se ha ido especializando en el negocio de la moda, desarrollando operaciones con empresas del sector en cualquier parte del mundo.

 

En el portafolio de inversiones históricas de L Catterton resaltan los nombres de compañías de moda que han ido adquiriendo una dimensión global. Gant forma parte de esa lista. La sociedad entró en el capital de la empresa en 2002 y, en la actualidad, Gant tiene presencia en 70 países con una sólida red de tiendas monomarca.

 

Ocho años después del movimiento en Gant, L Catterton entró el capital de Pepe Jeans, empresa que nació en Londres en 1973 de la mano de los hermanos de origen indio Nitin, Arun y Milan Shah.

 

Los inversores Silas Chou y Lawrence Stroll se hicieron con la compañía a mediados de los ochenta y en los noventa los directivos españoles de Pepe Jeans tomaron el control de la misma a través de una operación de management buy out (MBO), en la que contaron con el apoyo del fondo 3i.

 

 

 

 

Pepe Jeans opera actualmente en Europa, Oriente Medio, Latinoamérica y Asia, a través de una variedad de formas de distribución que incluyen mayorista, red minorista, distribuidores y comercio electrónico, junto con acuerdos de licencia.

 

L Catterton se desprendió de su participación del 12% en Pepe Jeans en 2015, en una operación en la que consiguió multiplicar casi por tres los 35 millones que había invertido cinco años antes. En la actualidad, la compañía está en manos del fondo libanés M1.

 

El grupo inversor también tuvo en sus manos el 30% de las acciones de Textil Lonia, que terminó por traspasarlas a Puig por 70 millones de euros a través de una transacción desarrollada en 2014, según fuentes del mercado.

 

 

 

El vehículo inversor de L Catterton hizo escala en España el 8 de octubre de 2015 con el fin de cerrar la compra del 49% de Acturus Capital, la sociedad matriz de El Ganso, empresa relativamente joven en el sector que, en 2017, facturó 81 millones de euros (94,9 millones de dólares). 

 

Inversiones en marcha

Con la entrada del nuevo socio, El Ganso ha desarrollado un plan de expansión con el foco puesto  en Europa y  México, además de que ha incorporado directivos de alto nivel a la gestión de la empresa: en 2017, Berta Escudero, una ex de Grupo Cortefiel (ahora Tendam), asumió el cargo de consejera delegada.

 

Con la operación en El Ganso, L Catterton  recuperó posiciones en la moda española, tras la venta de su participación en Pepe Jeans a M1 y en Textil Lonia a Puig. La empresa llegó a pujar por grupos como Tous, que finalmente optó por vender el 25% de su capital a Partners Group.

 

 

 

 

En 2016, L Catterton decidió cerrar la oficina de Madrid y, en la actualidad, está a la caza de oportunidades en España a través de su sede de París. Julio Babecki, el máximo responsable de las operaciones en nuestro país, fue traslado y, en la actualidad, desempeña sus actividades en Latinoamérica.

 

Babecki, que se unió a L Catterton en 2007 después de trabajar en Corporate Finance Spain, en BNP Paribas o Morgan Stanley, fue pieza clave en las operaciones que se realizaron con Pepe Jeans, El Ganso y Sociedad Textil Leonia. De hecho, Babecki fue miembro de la junta de esas empresas.

 

Inversiones en Latinoamérica

L Catterton, precisamente, ha puesto su radar de inversiones en empresas de moda en el mercado latinoamericano, donde debutó en febrero de 2017 con la adquisición de una participación minoritaria en el grupo argentino de moda femenina Rapsodia.

 

Ocho meses después de esa operación, Rapsodia y la sociedad inversora se hicieron con la compañía de moda íntima Caro Cuore, la mayor empresa de moda íntima de Argentina.

Fundada en 1969  por Claudio y Adolfo Drescher y Rosa Pankiewicz, Caro Cuore opera en su mercado local con una red comercial de más de trecientas tiendas. A finales de la década del noventa, la compañía fue adquirida por el fondo Bisa, que con la entrada de L Catterton salió del grupo junto a Pankiewicz y Adolfo Drescher.

 

 

 

En abril de 2017, el brazo inversor de LVMH también entró en el accionariado de la firma colombiana Maaji, empresa fundada por las hermanas Manuela y Amalia Sierra y que está presente en 54 países. Tras el anuncio de la entrada en el capital de Maaji a través de L Catterton Asia, el fondo decidió unir a la empresa colombiana con Seafolly, compañía australiana que está bajo su control desde diciembre de 2014, que opera en 41 países y cuenta con 31 establecimientos.

 

Imaginarium, el debut en el mercado español

El brazo inversor del grupo LVMH no sólo ha apostado por la moda en el mercado español. L Catterton debutó en el país en 2002 con la entrada en el accionariado de Imaginarium, en el que permaneció hasta 2008. Fundada en 1992 en Zaragoza, imaginarium se dedica a la venta de juguetes educativos para niños y, en la actualidad, opera con una red comercial integrada por 350 tiendas situadas en treinta países. En 2007, Imaginaium abrió su primera tienda en Bahréin. y en ese mismo año firmó la entrada de nuevos inversores en el capital de la compañía, conformándose un nuevo consejo de administración.

 

Ganni, otra apuesta por la moda

L Catterton no le pierde el pulso a la moda y la última operación de alcance la ha realizado en diciembre de 2017. El brazo inverso de LVMH entró en el capital de Ganni, una empresa danesa de moda que, en la actualidad, opera en veinte países, entre los que destacan Noruega, Suecia, Reino Unido, Alemania y Estados Unidos. De este modo, L Catterton continúa ligado a un sector que conoce bastante bien, después de su paso por empresas como Gant, Pepe Jeans o Textil Lonia, Actualmente, el fondo está en los capitales de la firma española El Ganso o la argentina Rapsodia.

 

Clio, un paso por el mundo de la cosmética

Si el brazo inversor de LVMH ha entrado en el mundo de la moda y decoración, en su cartera de marcas no puede faltar una compañía de cosmética, especialmente si ésta goza de notoriedad entre las consumidoras asiáticas gracias a sus productos de maquillaje para los ojos, los labios y las bases para la cara. L Catterton mantiene activa la inversión que hizo en 2016 en Clio, empresa nacida en Corea del Sur y cuyos productos tienen una creciente demanda en varios países asiáticos, sobre todo, en China. Fundada en 1993 por Han Hyun Oak, la compañía opera con varias marcas.

Publicidad
Normas de participación

info@modaes.es

 

Política de validación de los comentarios:

 

Modaes no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
i18n_1_doubleclick_bridge_bottom
...