Utilizamos las cookies para ayudar a personalizar contenido, adaptar y medir los anuncios, y facilitar una experiencia más segura. Al hacer clic o navegar en el sitio, aceptas que recopilemos información dentro y fuera de modaes.es mediante las cookies. Consulta aquí más información, incluida la relativa a los controles disponibles: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

19 May 202204:55

Jordi Álex Moreno (Mango): “El metaverso no es un lugar para hacer negocio, sino para explorar e innovar”

La compañía se ha aliado con artistas para crear cinco obras digitales únicas en formato NFT a partir de cinco piezas de Joan Miró, Antoni Tàpies y Miquel Barceló. Tanto las obras físicas como los NFT se expondrán en la nueva tienda en la Quinta Avenida.
10 May 2022 — 10:40
Modaes
Temas relacionados
Compartir
Me interesa

Jordi Álex Moreno (Mango): “El metaverso no es un lugar para hacer negocio, sino para explorar e innovar”

 

 

 

Mango sigue explorando con el metaverso. Coincidiendo con la apertura de su flagship store en la Quinta Avenida de Nueva York, la compañía se ha aliado con artistas para crear cinco obras digitales únicas en formato NFT a partir de cinco piezas de Joan Miró, Antoni Tàpies y Miquel Barcelona. “El metaverso no es un lugar para hacer negocio, sino para explorar e innovar”, ha asegurado Jordi Álex Moreno, director de tecnología, datos, privacidad y seguridad de Mango, durante la presentación del proyecto.

 

Aún así, Moreno ha aventurado que “en diez años, las nuevas generaciones comprarán ropa primero virtual y luego física”. “Hasta ahora, el proceso era al revés, primero físico y luego digital; después fue de físico a virtual, y ahora será virtual y después física”, resumió. 

“La pregunta es quién ganará la batalla: la realidad virtual o de realidad aumentada”, argumentó el ejecutivo. Para encarar esta transformación, Mango tiene previsto incorporar un nuevo equipo a su área de innovación destinada al entorno virtual.

 

El grupo dio el salto al metaverso el pasado marzo con el lanzamiento de tres obras de arte en forma de NFT y tres wearables creados por Farkas, un criptoartista argentino-húngaro afincado en Buenos Aires. La compañía también participó en la Metaverse Fashion Week, la primera semana de la moda celebrada en Decentraland.

 

Para Moreno, aquella experiencia permitió al grupo sacar tres lecciones sobre el metaverso. La primera es que “la tecnología no está lista para dar una buena experiencia de cliente”, según el directivo.

 

 

 

 

En segundo lugar, que “el metaverso y el Covid-19 tienen muchas similitudes: los dos son agentes de transformación, los dos han forzado a abrir mentes en las organizaciones y han conectado departamentos que no suelen trabajar juntos, han roto silos”.

 

Ambos son también, según Moreno, amplificadores de la conexión entre personas. “La tecnología y el metaverso nos harán más humanos o no serán”, ha subrayado el directivo.

 

La tercera lección, según Moreno, es que es un “buzzword” (el mismo término con el que lo definió hace unos meses Bernard Arnault, dueño de LVMH). “Hablar del metaverso es guay, pero es como la transformación digital, todo el mundo dice que está haciéndolo, pero luego no todos lo concretan”, añadió.  

 

 

 

 

En este sentido, el ejecutivo ha explicado cómo la compañía lleva desde 2019 trabajando en Collection Life, un gemelo digital de toda la colección que permite digitalizar la compañía desde la planificación a la venta. “Hemos roto silos históricos”, ha señalado el directivo.

La empresa tiene ya 800 diseños digitalizados en tres dimensiones.

 

La charla ha tenido lugar en la escuela Parsons de Nueva York, con quien Mango ha firmado un acuerdo con el que destinará 250.000 dólares a cinco becas para el programa de gestión de moda. “Necesitamos atraer más talento”, ha sentenciado Moreno. “Es importante colaborar y cocrear, porque la innovación ocurre en la intersección de las ideas”, ha explicado Tiago Valente, profesor de Parsons School of Design.

 

 

Digital, virtual y físico

Con motivo de la apertura de la tienda en la Quinta Avenida de Nueva York, Mango ha creado una colección de tokens no fungibles (NFT) a partir de obras de Joan Miró, Antoni Tàpies y Miquel Barceló.

 

El establecimiento, que se abrirá mañana, acogerá las obras físicas de los tres artistas, junto con pantallas en las que se mostrarán los NFT. La colección también estará expuesta en el metaverso, concretamente en las coordenadas 16.78 del Museum District de Decentraland.

 

En concreto, Mango ha reinterpretado dos obras de Miró (Oiseau volant vers le soleil y Tète et Oiseau), dos de Tàpies (Ulls i Creu y Esgrafiats) y otra de Barceló (Dilatation), dnado lugar a cinco NFT. En la interpretación de las obras, los artistas han incorporado diferentes prendas de Mango. Los cinco NFT se subirán a la plataforma OpenSea, con la que Mango ya trabajó en su primera experiencia en el metaverso, aunque no estarán a la venta.

 

En paralelo, Mango ha desarrollado un wereable Poap (Proof of Attendance Protocol), un tipo de NFT para acreditar la asistencia a un evento. Este wereable se trata de un pin insignia que no saldrá a la venta, sino que se regala a los asistentes del evento de apertura de la nueva tienda que acudan de manera física o virtual, para que sus avatares en el metaverso puedan lucirlo.

 

 

 

 

Para el desarrollo de las obras digitales, Mango se ha aliado de nuevo con Farkas, y ha colaborado también con Adri Bonsai, directora de animación; Marcos Tamargo, un artista español que desde 2019 es el encargado de retratar a toda slas mujeres distinguida scon un Nobel; y Ferran Sánchez, miembro del equipo de IT de Mango y especialista en arte en 3D.

 

La empresa ha trabajado con La Frontera VR para el desarrollo de los NFT. Mango también ha creado nuevos wearables que se pondrá a la venta. Se trata de prendas digitales, algunas de las cuales reproducen modelos de Mango para mujer.

 

La compañía ha creado además una camiseta conmemorativa de la apertura, de las cuales se han realizado cien unidades: 98 se regalarán a los asistentes y dos se mantendrán en propiedad para la colección de NFT de Mango.

 

La inversión hasta ahora ha sido reducida. “En la primera experiencia, fue principalmente una inversión en tiempo, no en dinero, porque salvo la creación, que corrió a cargo de Farkas, todo fue desarrollo interno”, resumió Moreno. “En este proyecto, lo más caro ha sido mover los cuadros físicos”, aseguró. 

Publicidad
Comentar
Compartir
i18n_1_doubleclick_bridge_bottom
...