Utilizamos las cookies para ayudar a personalizar contenido, adaptar y medir los anuncios, y facilitar una experiencia más segura. Al hacer clic o navegar en el sitio, aceptas que recopilemos información dentro y fuera de modaes.es mediante las cookies. Consulta aquí más información, incluida la relativa a los controles disponibles: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

04 Mar 202105:53

Jack Kleinhenz (NRF): “Veremos cerrar empresas, pero esta no es la típica crisis”

Valor, precio, seguridad y preferencias serán las claves del retail tras la pandemia, según el economista jefe de la National Retail Federation.

10 Feb 2021 — 00:00
I. P. G.
Especiales relacionados
Compartir
Me interesa

Jack Kleinhenz (NRF): “Veremos cerrar empresas, pero esta no es la típica crisis”

 

 

Volver a la normalidad llevará tiempo, pero Estados Unidos está bien posicionado para capitalizar la recuperación. Así lo cree Jack Kleinhenz, economista jefe de la National Retail Federation (NRF), aunque alerta de que esta crisis no tiene nada que ver con ninguna del pasado. La clave, que será fundamental en la recuperación, es que en esta crisis el gasto que se ha contenido es el de servicios, no el de bienes, y ese no se recupera. Aun así, sectores como el deporte continuarán estando en la pole position, mientras otros como la moda deberán seguir adaptándose.

 

 

Pregunta: ¿Cuál es el estado actual del retail en Estados Unidos?


Respuesta: Hemos tenido una campaña navideña muy buena. Las ventas de noviembre y diciembre fueron de récord, nunca se nos hubiera ocurrido esto en marzo, y esto marca el punto de partida de 2021.

 

 

P.: ¿Se mantendrá este empuje?


R.: Dependerá de dos factores. Por un lado, la distribución de la vacuna y el ritmo al que se vacune la población. Por otro, la contención de la expansión del virus. Debemos convencer a la gente de que la vacuna es efectiva y tratar de volver a la normalidad. Pero debería de ser un buen año. Todavía falta que se apruebe el nuevo paquete de estímulos, que ayudará mucho a los retailers, pero 2020 se cerró con un crecimiento del 6,2%, por encima de la media de los últimos cinco años.

 

 

P.: El deporte ha sido una de las categorías reina. Ahora que poco a poco se retoma la actividad, ¿perderá peso?


R.: Intentaremos volver a la normalidad, pero los retailers seguirán beneficiándose de que la gente pasa más tiempo en casa que antes. El athleisure, el wellness, el mobiliario, la tecnología… Todos los sectores que funcionaron bien el año pasado seguirán haciéndolo. Los consumidores están en una buena posición financiera, han pagado sus deudas y los tipos están bajos. El mercado residencial se ha disparado, y eso son buenas noticias para el comercio.

 

 

 

 

P.: ¿La moda también seguirá sufriendo?


R.: Comprar moda tiene una particularidad, y es que hacerlo forma parte de la experiencia. No vas a comprarte un vestido, sales de compras, comparas… Además, las tiendas más pequeñas están sufriendo porque dependen del tráfico, que no hay, y han tenido que gastar en medidas de seguridad.

 

 

P.: Cuando se recupere una cierta normalidad, ¿habrá un efecto rebote?


R.: Según un sondeo de The Bank of New York, el gasto se incrementará un 4,2% en 2021, la mayor subida en cinco años. Hay 1,7 billones de dólares más en ahorros que a finales de 2019, y eso dura mucho. En parte, ese ahorro se produce porque la gente no está gastando en servicios. En Estados Unidos, sólo entre el 30% y el 35% de nuestro presupuesto lo destinamos a comprar bienes: el resto son viajes, salir a comer…

 

 

P.: ¿Cuándo llegará esa recuperación?


R.: No será rápido, será gradual, porque incluso aunque estés vacunado debes llevar mascarilla y tomar unas medidas. Quizás la situación mejore con el verano. El timing y la velocidad de la recuperación son difíciles de prever, porque en recesiones anteriores, el gasto que se recorta es el de bienes, no el de servicios. Los servicios se han mantenido a flote en todas las crisis, salvo en la Gran Recesión. En otras crisis, hay demanda cautiva de bienes que, cuando se libera, genera más producción, más empleo y, por tanto, más gasto. Pero cuando en lo que has ahorrado es en servicios, eso no se recupera: no viajas doble o vas dos veces a cenar a un restaurante porque el año pasado no fuiste.

 

 

P.: ¿La crisis arrasará de nuevo con la clase media, como ocurrió en la anterior?


R.: Ahora mismo no hay muchos datos sobre esto. Según los últimos de Opportunity Insights, de la Universidad de Harvard, la gente con menores ingresos, que es la que gasta en bienes, ha seguido consumiendo, incluso más que antes, con un alza del 35%. La clase media ha incrementado el gasto un 5%, y la alta, que es la que más destina a servicios, lo ha reducido un 2%.

 

 

 

 

P.: Según datos del US Census Bureau, la moda fue el sector que peor evolucionó en 2020. ¿Por qué?


R.: Probablemente hay motivos cíclicos y estructurales. Pero debemos tener cuidado con los datos de US Census Bureau porque en moda entran sólo los comercios especializados. Se está vendiendo ropa en Macy’s, en Costco, en Target, en Walmart… Porque es conveniente y es multicanal.

 

 

P.: ¿Cómo se compite en retail en Estados Unidos si no eres Amazon o Macy’s?


R.: Diferenciándose, tejiendo relaciones de tú a tú con el cliente, recordándole. Perderemos empresas seguro, ya lo estamos haciendo, pero esta no es la típica transformación de cuando estás en crisis. Nunca hemos visto esto antes. Los retailers suelen ser muy resilientes. Esta vez, valor, precio, seguridad, gusto y preferencias serán clave.

 


P.: ¿Qué le pide a la administración Biden?


R.: Lo que puedo decir es que son necesarios más estímulos, necesitamos otro chute, porque no todo ese dinero va directamente a la economía, se ahorra.

Publicidad
Relacionados
Comentar
Compartir
i18n_1_doubleclick_bridge_bottom
...