Utilizamos las cookies para ayudar a personalizar contenido, adaptar y medir los anuncios, y facilitar una experiencia más segura. Al hacer clic o navegar en el sitio, aceptas que recopilemos información dentro y fuera de modaes.es mediante las cookies. Consulta aquí más información, incluida la relativa a los controles disponibles: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

17 Nov 201722:44

h Back Stage

Francesc Maristany (Grup Met): “Se quiere un Ferrari al precio de un Ford Fiesta y tenemos que buscar la fórmula para hacerlo"

El fundador y consejero delegado del grupo logístico explica que las marcas presionan más por costes que no por tiempos y que la logística repercute en el precio de una prenda entre un 10% y un 30%.
03 Abr 2017 — 03:51
S. Riera
Compartir
Me interesa

 

 

Francesc Maristany es fundador y consejero delegado de Grup Met. El empresario explica que la logística es el 50% del negocio del fast fashion y que los pure players son negocios de logística. Según Maristany, los retailers presionan más por costes que por tiempos y señala que la logística repercute en el precio de una prenda entre un 10% y un 30%. Grup Met, con sede en El Masnou (Barcelona) cerró 2016 con ventas de treinta millones de euros, que prevé duplicar de cara a 2020.

 

Pregunta: A veces se dice que la moda hoy es un negocio de logística…

Respuesta: Para algún tipo de marcas, sí. Pero no en todas, claro. Las que se dedican a ofrecer diseño de manera inmediata, por su puesto, sí. En estos casos, la logística es el 50% del negocio. Si se quiere tener un determinado producto en un sitio determinado, la logística debe ser impecable. También entran en este juego los pure players, como Zalando, que son logística pura y dura, con tiempos rapidísimos.

 

 

 

Este nuevo sistema de la moda ha sido posible gracias a la logística” 

 

 

 

 

P.: Sin la logística, ¿podría la moda haber sido un negocio global?

R.: La logística es imprescindible para poder hacer un producto competitivo, produciendo en países asiáticos, y para poder venderlo en todo el mundo. Este nuevo sistema de la moda ha sido posible gracias a la logística.

 

P.: ¿Quién ha presionado más en este sentido, la moda o la logística?

R.: Se ha ido de la mano. Gracias a la moda, las empresas de logística han crecido, pero al revés, también. En determinados momentos de este desarrollo, la logística ha aportado herramientas, como la inmediatez, que la logística ha sabido solucionar y que la moda ha aprovechado.

 

P.: ¿En qué se diferencia la logística de la moda de la de otros sectores?

R.: Empezando por el mismo producto, que es más delicado. No es lo mismo gestionar tornillos que según que prendas de vestir. Sería similar a cómo trabaja la logística en ámbitos como el farmacéutico o el de la alimentación, que también caducan. No es producto de continuidad y el just in time es primordial.

 

 

P.: ¿Qué es prioritario, el tiempo o el coste?

R.: Se quieren costes, costes y costes. La moda tiene márgenes suficientes, pero todos quieren costes. La moda tiene sus particularidades: ocupa mucho espacio, tiene un volumen y no puede apilarse, y esto provoca que los costes sean elevados. El transporte repercute entre un 10% y un 30% sobre el precio de la prenda que tenga un posicionamiento de marca medio.

 

P.: ¿Y el tiempo?

R.: El tiempo es un factor higiénico. Trabajamos con tiempos súper ajustados por higiene. Las marcas ya conocen los tiempos y los dan por supuestos. Lo que quieren son costes. Se trata de hacer lo mismo, pero más barato. Se quiere un Ferrari al precio de un Ford Fiesta y tenemos que buscar la fórmula para hacerlo.

 

P.: Con el ecommerce, ¿cómo ha cambiado la manera de gestionar la logística en el sector?

R.: Muchísimo. Sobre todo la parte internacional y la de almacenaje, el picking y el reparto. Hay marcas que ofrecen gratis las entregas online o las devoluciones, pero esto no quiere decir que el coste no exista. 

 

 

P.: ¿Quién lo paga?

R.: Esto implica que los operadores logísticos tenemos nuestra fuerza en almacenes súper eficientes para que los costes sean los mínimos y la eficiencia la máxima.

 

P.: Pero esto implicará fuertes inversiones…

R.: Quien quiera jugar al juego de la logística en la moda deberá invertir. Ya no tiene sentido el operador tradicional que tiene su almacén con sus estanterías. Se trata de invertir para hacer los procesos más eficientes.

 

P.: Sobre todo en un momento en que la moda se abre al reto de la omnicanalidad…

R.: La omnicanalidad es el más difícil todavía, es hacer malabarismos. La omnicanalidad se basa en el desarrollo de tecnología por parte de la marca y del operador logístico, porque si no, no es eficiente.

 

 

P.: ¿El tamaño importa en este sector?

R.: Ser pequeño también es una ventaja porque se es más flexible. Y en moda hay que ser flexible como un junco. Hoy es la clave, en la logística y en todo. Y a los grandes les cuesta más. Si es para grandes volúmenes, los grandes grupos de la logística hacen el esfuerzo y se adaptan, pero si no, no. Los grandes funcionan cuando todo va bien. Si no, el contacto con ellos es difícil.

 

P.: Pero se tiende a la concentración…

R.: Es una tendencia mundial. Las empresas se concentran, pero siempre manteniendo sus identidades. No es la fusión tradicional, sino que son grupos empresariales que mantienen la identidad de las empresas que los componen. Si no es así, se entra en competencia directa con los grandes grupos.

 

P.: En Grup Met apostaron por el diseño. No es habitual en la logística…

R.: Pensamos que podríamos crecer de manera vertical ampliado los servicios que podríamos ofrecer. Nacimos de la logística pura y dura, luego empezamos también a fabricar, algo que tampoco es habitual, y más tarde nos lanzamos a diseñar. Creemos que es además un modelo difícil de replicar. Siempre hay que buscar el valor, sino entras en la batalla de precio y esto no nos interesa.

 

 

P.: Ante los cambios del ecommerce y la omnicanalidad, ¿prevé la entrada de más operadores?

R.: Seguro que la habrá. En este sector somos muchos operadores, también está el capital riesgo y las empresas inmobiliarias. Es un sector además que ha crecido incluso durante la crisis.

 

P.: ¿Hay que haber nacido en este sector para poder trabajar en él?

R.: Es difícil que entre alguien que no haya estado antes en él porque no hay estudios específicos ni reglados sobre logística. Pero sí se dan casos de personas que proceden de la moda y que han visto la importancia estratégica que tiene la logística que han terminado siendo logísticos.

Relacionados
Compartir
Normas de participación

info@modaes.es

 

Política de validación de los comentarios:

 

Modaes no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...