Utilizamos las cookies para ayudar a personalizar contenido, adaptar y medir los anuncios, y facilitar una experiencia más segura. Al hacer clic o navegar en el sitio, aceptas que recopilemos información dentro y fuera de modaes.es mediante las cookies. Consulta aquí más información, incluida la relativa a los controles disponibles: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

20 Oct 201714:50

Back Stage

Estados Unidos: los ‘flagships’ que muerden la Gran Manzana

Nueva York es una de las ciudades del mundo donde más compañías de moda establecen sus buques insignia. El cine y las series de televisión atraen a millones de turistas cada año, que no solo van a conocer la ciudad, sino que van a vivir una experiencia de compra diferente y única. 
27 Jun 2017 — 03:55
Martí Ventura
Compartir
Me interesa

Estados Unidos: los ‘flagships’ que muerden la Gran Manzana

 

A lo largo de ocho semanas, Modaes realiza un viaje por los flagship stores más emblemáticos del mundo. La vuelta al mundo en ochenta flagships partirá de la Castellana de Madrid, recorrerá los buques insignias más importantes de las principales capitales de la moda en Europa, Estados Unidos y Asia y acabará en economías emergentes como India y Brasil. 

 

Patrocinado por Moddo, plataforma omnicanal para el mundo de la moda, el calzado y el deporte, La vuelta al mundo en ochenta flagships divide en quince capítulos su viaje por los países del mundo más destacados para la moda. 

 

 

 

 

En Estados Unidos, Nueva York es una de las urbes que alberga una mayor concentración de tiendas de lujo por metro cuadrado. Millones de turistas visitan la Gran Manzana cada año no sólo para conocer la ciudad, sino para vivir una experiencia de compras diferente a cualquier otra parte del mundo.

 

Los enclaves escogidos por las compañías para ubicar sus buques insignia se concentran en la isla de Manhattan, en la Quinta Avenida y en el barrio del Soho. El icónico eje comercial ostenta actualmente el primer puesto de las calles con los locales comerciales más caros del mundo, con un precio de 29.065,5 euros el metro cuadrado de media anual, según Cushman&Wakefield.

 

Nueva York ha sido escenario de películas como Desayuno con diamantes, en Tiffany’s, y King Kong, en el Empire State, además de series como Sex and The City, hecho que ha aumentado la afluencia de visitantes y turistas.

 

 

Desayunando con diamantes en Tiffany’s

 

En la Quinta Avenida se encuentra la tienda insignia de una de las joyerías más emblemáticas del mundo: Tiffany&Co. Conocida como la tienda “donde los sueños se hacen realidad”, el establecimiento es uno de los lugares más visitados de la ciudad por turistas y locales.

 

El enclave abrió sus puertas el 21 de octubre de 1940. El edificio es de granito y caliza y estuvo diseñado con influencias Art Decó. Sus puertas, de acero inoxidable, están vigiladas por una estatua de bronce de casi tres metros de altura que representa a Atlas con un reloj sobre sus hombros. En total, la tienda cuenta con 4.227 metros cuadrados repartidos en sus más de seis plantas.

 

 

Cada espacio está dedicado a diferentes líneas, desde la joyería a los anillos nupciales, pasando por la decoración de hogar. Sin embargo, a pie de calle es donde se concentra la mayoría de visitantes, que pueden ver algunas de las joyas más espectaculares de la firma. En el interior destaca la madera y las alfombras azules con la tonalidad de la marca. Grandes ventanales iluminan las estancias, además de lámparas de araña.

 

 

Uniqlo, un centro comercial en la Quinta Avenida

 

Unos metros más abajo de la Quinta Avenida se encuentra el flagship store que Uniqlo abrió en 2010. El gigante japonés de la gran distribución ocupó un local de 8.268 metros cuadrados en el corazón de la icónica calle diseñado por el estudio Wonderwall, que cuenta con una fachada acristalada que lo convierte en un gran bloque de vidrio en medio de la calle. La tienda estrenó el nuevo concepto de imagen que la marca desarrollaría a partir de entonces.

 

El punto de venta tiene dos plantas, en las que predomina el blanco en paredes y suelos y donde destacan grandes pantallas de leds que reproducen diferente contenido multimedia. La compañía ofrece todas las colecciones de la marca de hombre, mujer y niño, además de colaboraciones puntuales.

 

 

Por otro lado, dentro del establecimiento se encuentra una cafetería y una librería. La tecnología se incorpora para mejorar la experiencia del usuario, que, por ejemplo, puede encontrar fotomatones en los que puede compartir sus fotografías en las redes sociales.

 

 

Zara, el rey del ‘fast fashion’ entre los grandes del lujo

 

El gigante gallego Inditex también está presente en la Quinta Avenida, con el buque insignia de Zara en Nueva York. El establecimiento abrió en 2012 y fue uno de los pioneros del grupo en incorporar aspectos de sostenibilidad ambiental. Según Elsa Urquijo, la directora del proyecto y el diseño del punto de venta, el concepto arquitectónico es “de la tela que cae y envuelve el cuerpo de la mujer”.

 

La tienda es la más grande de la cadena en Estados Unidos, cuenta con cinco escaparates y una fachada de más de 23 metros en el rascacielos Tishman, construido en 1957. En el buque insignia, que cuenta con más de 3.000 metros cuadrados en tres plantas, predominan las líneas negras y los planos blancos.

 

El espacio está ordenado en torno a dos largas pasarelas, que conducen a espacios individualizados o “cubos” en cada lateral, en los que se muestran las distintas colecciones de forma individualizada, con un mobiliario diferente cada uno. Biombos translúcidos separan las diferentes estancias de la tienda.

 

 

La tecnología está presente a través de grandes pantallas y el pago por móvil. Algunas de las medidas para aumentar la eficiencia energética con los que cuenta el establecimiento son el uso de detectores de presencia para reducir la intensidad lumínica en el 80% cuando hay menos tránsito.

 

Por ejemplo, la iluminación se reduce al 66% en tareas de limpieza y carga y descarga. En total, la compañía consigue reducir su consumo energético medio anual en el 30% respecto a otros establecimientos y el del agua en el 70%.

 

Lululemon, el palacio del yoga

 

La compañía de moda deportiva Lululemon apostó también por esta avenida para establecer su tienda insignia. Ubicada en el rascacielos Flatiron, se trata de la mayor tienda del grupo en el mundo, con 1.068 metros cuadrados de superficie.

 

La compañía ofrece en este establecimiento un espacio de unos cuatrocientos metros cuadrados llamado Hub Seventeen. Allí se ofrecen clases puntuales de yoga y los clientes pueden encontrar mesas de picnic y una cocina. En la tienda destacan los colores blancos y los grisáceos de la madera.

 

 

 

Prada, el museo de la moda en el Soho

 

Otra de las compañías que subieron la persiana a su flagship store en el Soho fue Prada en 2001, cuando se instaló en un espectacular edificio donde se ubicaba la sede del Soho del Museo Guggenheim.

 

La tienda dispone de 2.136 metros cuadrados y supuso una inversión de alrededor de cuarenta millones de dólares. El edificio está diseñado por Rem Koolhaas y OMA e incluye un suelo con olas de madera a rayas que crea una onda desde la calle hasta la planta inferior.

 

 

El punto de venta cuenta también con jaulas motorizadas y colgadas del techo que se desplazan sobre raíles, en las que se colocan maniquíes o elementos decorativos, y con un escenario desplegable para eventos especiales.

 

Un gran ascensor circular conecta las dos plantas con las que cuenta el edificio, que además dispone de dos entradas que cruzan la manzana. El espacio está sustentado por grandes columnas negras y el techo es de plástico translúcido.

 

 

Nike, de hotel a buque insignia del deporte

 

El año pasado, el gigante de la moda y equipamiento deportivo estadounidense Nike abrió una macrotienda en el mismo barrio neoyorquino. El establecimiento cuenta con cinco plantas y una superficie de 5.110 metros cuadrados.

 

Anteriormente, el edificio había estado ocupado por el hotel Prescott House, construido en 1853. Según la compañía, el buque insignia representa “el futuro del retail deportivo”. El punto de venta tiene áreas dedicadas al running, al baloncesto y al fútbol.

 

Los probadores son suficientemente grandes para que el cliente pueda realizar los movimientos específicos del deporte que practica. Además, en la tercera planta hay un espacio donde el visitante puede probar las prendas de ropa y calzado en cintas de correr, con una pantalla que cubre toda la pared con un video de una carretera. En el punto de venta los clientes también pueden customizar sus prendas con colaboraciones con artistas y diseñadores gráficos.

 

 

Además de su establecimiento en el Soho, Nike también cuenta con otro buque insignia en la Gran Manazana: NikeTown. El otro gran flagship store se encuentra en la Quinta Avenida y tiene cuatro plantas.

 

En ella se encuentran las colecciones de otros deportes como tenis o golf. Además, también cuenta con el NikeID Studio, donde el cliente puede personalizar sus prendas. En la tienda los suelos son de parqué y la decoración recuerda a los vestuarios de una cancha de baloncesto.

 

 

Victoria’s Secret, el reino de los ángeles

 

Uno de los reyes de la ropa interior femenina, Victoria’s Secret, ubicó su tienda más grande del mundo en Herald Square, en la avenida Broadway. El espacio cuenta con 5.574 metros cuadrados de superficie, tras la ampliación de casi 3.000 metros cuadrados en una renovación de la tienda que la compañía realizó en 2012.

 

El local cuenta con suelos de mármol italiano y tres grandes espacios, uno de los cuales es el que alberga la línea Pink, que tiene una entrada separada. El establecimiento está decorado con candelabros con cristales Swarovski y lámparas de araña.

 

Cada planta, diseñada con una idea diferente, tiene su propia sección de belleza. Los diferentes artículos se encuentran colocados en islas independientes negras que imitan la forma de muebles antiguos. Por otro lado, el local está ocupado por grandes pantallas que muestran los desfiles de la compañía.

 

Relacionados
Compartir
Normas de participación

info@modaes.es

 

Política de validación de los comentarios:

 

Modaes no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...