Utilizamos las cookies para ayudar a personalizar contenido, adaptar y medir los anuncios, y facilitar una experiencia más segura. Al hacer clic o navegar en el sitio, aceptas que recopilemos información dentro y fuera de modaes.es mediante las cookies. Consulta aquí más información, incluida la relativa a los controles disponibles: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

18 Nov 201700:40

h Back Stage

España, donde el ‘fast fashion’ creció a golpe de ‘macrotiendas’

En tierra del fast fashion, las compañías expanden su presencia a golpe de macrotiendas. En calles como Serrano o Castellano en Madrid, o Paseo de Gracia y Diagonal en Barcelona, el formato de establecimientos de grandes dimensiones se ha impuesto, liderado por Inditex o H&M.
08 Jun 2017 — 03:50
Martí Ventura
Compartir
Me interesa

España, el país donde el ‘fast fashion’ creció a golpe de ‘macrotiendas’

 

A lo largo de ocho semanas, Modaes.es realiza un viaje por los flagship stores más emblemáticos del mundo. La vuelta al mundo en ochenta flagships partirá de la Castellana de Madrid, recorrerá los buques insignias más importantes de las principales capitales de la moda en Europa, Estados Unidos y Asia y acabará en economías emergentes como India y Brasil.

 

Patrocinado por Moddo, plataforma omnicanal para el mundo de la moda, el calzado y el deporte, La vuelta al mundo en ochenta flagships divide en quince capítulos su viaje por los países del mundo más destacados para la moda.

 

 

En tierra del fast fashion, la guerra en la calle es a golpe de macrotiendas. En los últimos años, el formato de establecimientos de grandes dimensiones se ha impuesto al ritmo de Inditex, Mango o H&M, pero también de algunas de las principales compañías de lujo y moda deportiva del mundo.

 

A la hora de instalar sus tiendas de referencia, las marcas optan en prácticamente todas las ocasiones por las dos ciudades más pobladas de España, Madrid y Barcelona, y por enclaves comerciales con un alto tráfico peatonal, lo que hace que sus rentas sean elevadas.

 

Es el caso de vías como Serrano, Castellana y Gran Vía, en Madrid, y Paseo de Gracia y Pelai, en Barcelona. Los grupos de moda huyen de instalar sus buques insignia en las dos calles más caras del país: Portal de l’Àngel y Preciados. La calle barcelonesa es la número catorce del ránking mundial, con un precio medio anual de 3.300 euros (3.716 dólares) el metro cuadrado para el alquiler de un local comercial, según Cushman&Wakefield. En Madrid, la más cara es Preciados, con un coste de 3.060 euros (3.446 dólares) el metro cuadrado de media al año.

 

El paseo por los flagships más destacados de España parte de Madrid y llega a Barcelona, haciendo parada en el nuevo Zara de Castellana y la macrotienda de Mango en Serrano, así como en el nuevo local de H&M en Paseo de Gracia o el tecnológico establecimiento de Massimo Dutti en la capital catalana.

 

 

Zara: un coloso frente a El Corte Inglés


Zara ha escogido el Paseo de la Castellana, frente a El Corte Inglés, para situar su mayor tienda del mundo. El local, que abrió sus puertas el pasado abril, cuenta con 6.000 metros cuadrados de superficie. Las innovaciones tecnológicas de la tienda vienen de la mano de la eficiencia, no tanto de la espectacularidad que podrían tener probadores interactivos o etiquetas inteligentes.

 

El establecimiento sigue los cuatro pilares de la estrategia del grupo en la red de tiendas: belleza arquitectónica, funcionalidad, claridad y sostenibilidad. La tienda de Zara, ubicada en el número 79 de la Castellana, es el resultado del proyecto arquitectónico dirigido por la coruñesa Elsa Urquijo.

 

 

El local toma la forma de un gran cubo de cristal con dos fachadas dividido en cuatro plantas, a lo largo de las cuales se distribuyen las colecciones de mujer, hombre y niño. En el interior, los suelos de piedra clara, así como los muebles, llenan de formas geométricas el local, donde prácticamente desaparecen las estanterías para maximizar la concentración de prendas por metro cuadrado y mejorar el acceso a las mismas.

 

Tecnológicamente, la tienda dispone de una gran pantalla de quince metros de alto que muestra imágenes de colecciones de la cadena. La tienda dispone de 21 terminales de pago y el sistema de pago por móvil, el nuevo servicio que está disponible en la aplicación de Zara y en la de Inditex, InWallet. Sin embargo, los corazones tecnológicos de la tienda se ubican en el almacén, con la implantación del Rfid de la mano de Tyco, y en el control de eficiencia energética del local.

 

 

Mango se luce en Serrano


En marzo de 2017, Mango abrió su tienda de referencia a escala internacional en el número 60 de la calle Serrano de Madrid. El local, de 2.000 metros cuadrados, alberga en sus cuatro plantas las colecciones de mujer, hombre e infantil.

 

El nuevo local de Mango supuso una inversión de setenta millones de euros (78,8 millones de dólares), de los cuales sesenta millones (67,5 millones de dólares) se destinaron a compra del edificio y diez millones (11,2 millones de dólares) más a decoración y tecnología.

 

 

Igual que en el caso del flagship store de Zara en Castellana, el nuevo buque insignia de Mango es el más sofisticado tecnológicamente de la compañía hasta la fecha. El establecimiento dispone de probadores digitales, ticket electrónico, funcionalidad de pago PayGo y la aplicación Shazam in-store. Además, cuenta con wifi y una zona específica para el servicio de click&collect.

 

Un jardín interior aporta luz natural, y los materiales utilizados para la decoración, como cuero, terciopelo y madera, están pensados para no recargar ni quitar protagonismo al producto.

 

 

Primark, impresionando en Gran Vía


Pero si hay una compañía que ha destacado por las dimensiones de su tienda es la irlandesa Primark, que puso en marcha en la Gran Vía madrileña un establecimiento de cinco plantas y 12.400 metros cuadrados.

 

Dos años después de su apertura, se ha convertido en la segunda tienda de la compañía por volumen de facturación. En el local, que es el segundo mayor de la cadena después del de Manchester, se encuentran las colecciones de hombre, mujer, niño, hogar y accesorios de la compañía.

 

 

El establecimiento cuenta con 131 cajas distribuidas en toda la superficie, 91 probadores y un showroom en la quinta planta, donde también se encuentran las oficinas. En el centro del edificio, Primark mantuvo la escalinata y las balaustradas originales, así como una gran cúpula acristalada. El estudio de arquitectura RCCyP, con Sara Martín como responsable, fue el encargado del proyecto.

 

El local ocupa la mayor manzana de la Gran Vía de Madrid y albergó en sus inicios los primeros grandes almacenes de la ciudad: los Almacenes Madrid-París.

 

 

Adidas se pone en forma en Madrid


También en la Gran Vía se encuentra el buque insignia que Adidas estableció el año pasado. Más de 1.800 metros cuadrados acogen las diferentes secciones de este flagship store, el más grande de la compañía alemana en España.

 

Entre sus diferentes zonas se encuentra The Football World, una planta especializada íntegramente al fútbol; The Neighborhood, una sección dedicada exclusivamente a la ropa urbana de Adidas Originals, y otras como la de running y demás deportes. El edificio cuenta, además, con un mural geométrico y colorido del artista español Okuda San Miguel.

 

 

H&M: un ‘concept store’ rodeado de lujo


Este año, Barcelona ha visto como, en Paseo de Gracia, una de sus calles comerciales más demandadas, se establecía el nuevo flagship store de la sueca H&M. En una apuesta por la concentración de su espacio comercial y el viraje hacia el lifestyle, la empresa cerró la tienda que tenía en el número 9 para instalar en el 11 su mayor buque insignia de España.

 

El edificio Generali de Paseo de Gracia acoge este establecimiento de 7.000 metros cuadrados de superficie donde, además de las colecciones de moda de la marca, el cliente puede comprar productos de decoración de hogar de la línea H&M Home. Por otro lado, incluye en la segunda planta un espacio para la cafetería Flax&Kale. El diseño del interior del establecimiento corrió a cuenta de los propios arquitectos de la compañía sueca.

 

 

Massimo Dutti, ‘techie’ en un edificio histórico


De un edificio emblemático a otro, pero en el mismo enclave. Massimo Dutti puso en marcha el año pasado un nuevo flagship en la modernista Casa Ramón Casas, anteriormente ocupada por la tienda de decoración y diseño Vinçon.

 

El flagship store es el único establecimiento que cuenta con toda la oferta de Massimo Dutti, que se encuentra distribuida a lo largo de sus más de 2.000 metros cuadrados y sus dos plantas. La tienda tiene tres entradas y una terraza, donde la compañía ha situado una locomotora antigua como decoración.

 

 

El estudio de arquitectura de Massimo Dutti, junto a técnicos de Patrimonio Histórico y Parques y Jardines de Barcelona, realizó la reconstrucción de todo el interior del edificio, manteniendo elementos como el suelo de mosaico, las columnas y los marcos de las puertas, la chimenea que preside la primera planta.

 

La apuesta por la tecnología de la compañía está patente en esta tienda, donde hay algunas particularidades como probadores personal shopper e interactivos, así como escaparates comprables, donde los clientes pueden adquirir las prendas expuestas a través de la aplicación para smartphones de Massimo Dutti. Además, el establecimiento cuenta con las cajas móviles easy check out.

 

 

Sephora, un parque de atracciones de la belleza


Muchas compañías escogen algunas de sus tiendas de referencia para probar una nueva imagen de marca y después extrapolarla al resto. Sephora, por ejemplo, ha reformado su buque insignia en el centro comercial El Triangle, situado en Plaza Cataluña de Barcelona, con el objetivo de convertirlo en la tienda de referencia de la marca en Europa.

 

El local tiene 1.250 metros cuadrados y es el mayor establecimiento de la empresa en el Viejo Continente. El cambio vendrá de la mano de la creación de experiencias y la tecnología y la compañía espera convertir el local en el mayor el mayor “parque de atracciones de la belleza”.

 

 

Aunque la imagen del establecimiento seguirá siendo parecida a la actual, la tienda incluirá elementos como un tobogán gigante de acceso o una red social de Sephora, donde los clientes podrán compartir directamente sus looks de maquillaje.

 

Louis Vuitton, ostentación modernista


Otra de las enseñas del conglomerado francés LVMH dispone también de su buque insignia en España en Paseo de Gracia. Louis Vuitton abrió en 2003 en el número 52 de la demandada calle y, en 2013, se trasladó al número 80, a un local de quinientos metros cuadrados.

 

El establecimiento tiene dos plantas: a pie de calle se ubica la zona de marroquinería y complementos de viaje, mientras que la segunda está destinada a la ropa masculina y femenina de la marca. Una escalera de caracol une ambos espacios, pintados en colores tierra, techos altos y grandes ventanales.

 

La reformada Casa Julià, del arquitecto Rafael Guastavino, da vida a un espacio donde los muros se han eliminado y la arquitectura y el diseño descansan en los volúmenes, los techos altos y la luz, aunque el protagonista es la salamandra del Park Güell que la artista británica Billie Achilleos creó para que Louis Vuitton homenajeara a Barcelona.

 

Compartir
Normas de participación

info@modaes.es

 

Política de validación de los comentarios:

 

Modaes no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...