Utilizamos las cookies para ayudar a personalizar contenido, adaptar y medir los anuncios, y facilitar una experiencia más segura. Al hacer clic o navegar en el sitio, aceptas que recopilemos información dentro y fuera de modaes.es mediante las cookies. Consulta aquí más información, incluida la relativa a los controles disponibles: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

11 Dic 201910:07

Publicidad

El Mapa de la Moda 2019 (V): Los reyes de la moda urbana

Authentic Brands Group ha acelerado en el último año gracias a las nuevas marcas que incorporó a su portafolio, sacando mayor ventaja a Levi’s, nuevamente en la segunda posición.

28 May 2019 — 03:55
María Bertero
Especiales relacionados
Compartir
Me interesa

Mapa de la moda 2019 (V): Los reyes de la moda urbana

 

 

En un contexto de cambios acelerados, incertidumbre y transformación radical del sector, ni si quiera los grandes tienen su lugar asegurado en el olimpo de la moda. Por octavo año consecutivo, Modaes.es vuelve a realizar la serie El Mapa de la Moda, que realiza un recorrido por los principales operadores del sector y su evolución durante el último ejercicio. 
  
¿Quién lidera el negocio de la moda infantil? ¿Quién pierde posiciones en las tiendas departamentales? ¿Se mantiene el 
top 3 de la gran distribución?  


Patrocinado por Mixer&Pack, El Mapa de la Moda es un documento de consulta para los empresarios, directivos y profesionales del negocio de la moda y de sus sectores auxiliares. Cada capítulo figurará en Modaes como un artículo de análisis, para más tarde pasar a formar parte de un Dossier de consulta disponible en Modaes.

 

 

 

 

Los gigantes de la moda urbana cierran un año con caras nuevas. El sector atravesó un año de cambios en sus cúpulas, desde nuevos consejeros delegados a la salida de los directores creativos en empresas como Guess, Superdry o G-Star Raw. La estadounidense Authentic Brands Group ha vuelto a posicionarse en la cima del ránking, sacando mayor distancia con Levi’s, gracias a la adquisición de nuevas marcas. Sin embargo, Levi’s fue otro de los protagonistas en el último año tras anunciar su regreso al parqué, tras 34 años ausente en la bolsa de Nueva York.

 

 

Authentic Brands Group, otro ejercicio a golpe de adquisiciones para seguir en la cima

 

 

De Nautica a Nine West y Brandolino. El conglomerado estadounidense Authentic Brands Group (ABG) ha cerrado otro ejercicio con más marcas de moda en su portafolio. Si en 2017 la compañía se hizo con Neil Lane Enterprises y Fyre, en 2018 volvió a sumar más marcas estadounidenses a su conglomerado.

 

Con sólo una década de trayectoria, ABG ha catapultado su cifra de negocio gracias nuevas adquisiciones. A principios de año, el grupo estadounidense compró Nautica a VF Corporation. En la operación, cuyo importe no ha trascendido, también se había interesado la empresa estadounidense Sequential Brands Group, pilotada actualmente por Karen Murray, ex presidenta de Nautica.

 

Además de la firma de VF, ABG se hizo también con el negocio de bolsos y calzado de Nine West. El mayor grupo de moda urbana del mundo desembolsó 340 millones de dólares por las licencias de la cadena homónima y de Brandolino. La compra se produjo unos meses después de que Nine West se acogiera al chapter 11 y se declarara en bancarrota. La adquisición de Brandolino y Nine West le aportó a ABG un negocio de 2.000 millones de dólares.

 

Unos meses más tarde, ABG redobló su apuesta por el negocio del calzado con la compra de la canadiense Camuto Group. En la operación también participó el retailer estadounidense DSW. Tras la compra, el número uno de moda urbana del mundo elevó su cifra de negocio hasta 8.300 millones de dólares.

 

Las adquisiciones del último ejercicio también incrementaron la presencia de ABG en todo el mundo. El grupo, que cuenta con más de treinta marcas en su portafolio, opera con casi 5.000 puntos de venta en varios mercados.

 

A mitad del ejercicio, el grupo estadounidense remodeló su cúpula, con el fichaje de Daniel Dienst como vicepresidente ejecutivo y responsable de estrategia. Con anterioridad, el directivo fue presidente y consejero delegado de la plataforma Martha Stewart Living Omnimedia. Dienst reporta directamente al presidente y consejero delegado de ABG, Jamie Salter.

 

Levi Strauss, la sostenibilidad como bandera para preparar su regreso al parqué

 

 

El gigante del denim cerró un ejercicio desafiante. Levi Strauss, que ha vuelto a quedarse con la plata entre las mayores empresas del mundo de moda urbana, aceleró el último año su apuesta por la omnicanalidad y decidió volver al parqué, donde dejó de cotizar en 1985.

 

“Tuvimos un ejercicio sobresaliente”, sentenció Chip Bergh, consejero delegado y presidente de Levi’s, en la presentación anual de resultados del grupo. “Hemos dejado claro que nuestras estrategias de diversificación, de incrementar nuestro negocio de cara al consumidor final y profundizar nuestra conexión en todo el mundo está dando sus frutos”.

 

El gigante estadounidense cerró 2018 con crecimiento a doble dígito, al mismo tiempo en que su margen bruto también se situó al alza, pese al aumento de la inversión con el fin de seguir expandiendo su red comercial e incrementar sus estrategias publicitarias en todo el mundo.

 

Otra de las grandes apuesta de Levi’s durante los últimos meses la sostenibilidad. El número dos del mundo de moda urbana se marcó el objetivo de reducir el 90% de las emisiones de sus fábricas hasta 2025 y contraer un 40% todas las emisiones de CO2 en toda la cadena de suministro. El plan contempla que toda la electricidad empleada en los centros productivos del grupo estadounidense proceda de energías renovables. Para ello, la empresa se alió con Science Based Tragets, un organismo asociado con WWF.

 

Otra de las asociaciones que llevó a cabo Levi’s en 2018 fue con Jeanología. La empresa de denim puso en marcha un pop up store en la ciudad de Los Ángeles con tecnología de la compañía española para empezar a testar su proyecto de personalización a gran escala.

Pero la decisión más estratégica del grupo se produjo a fin de año, cuando comunicó su regreso al parqué. Levi’s, que comenzó a cotizar en la bolsa de Nueva York en la década de los años setenta, regresó al parqué a principios de 2019. Hasta entonces, sólo la filial japonesa de la compañía, Levi Strauss KK, cotizaba en Tokio.

 

American Eagle Outfitters, ejercicio récord para alzarse con el bronce

 

 


“Estoy extremadamente orgulloso de los resultados de la compañía en los últimos años”. Así de optimista presentó los resultados anuales del grupo el presidente y consejero delegado de American Eagle Outfitters, Jay Schottenstein. La empresa estadounidense ha vuelto a alzarse con el tercer puesto entre los mayores grupos de moda urbana del mundo.

 

La estrategia de mejora de producto que puso en marcha American Eagle en 2017 comenzó a dar frutos el año pasado. El gigante estadounidense cerró un ejercicio récord, al superar la cifra de negocio de 4.000 millones de dólares por primera vez en su historia. En contexto donde sus competidores estadounidenses se tambalean, la empresa capitaneada por Schottenstein aguantó el golpe del Apocalipsis retail.

 

Tanto con la marca American Eagle como para Aerie, el grupo estadounidense siguió adelante con la estrategia de mejorar de su producto y de la experiencia de compra en todos los canales.

 

En el último ejercicio, American Eagle también renovó su cúpula. La empresa incorporó a Suja Chandrasekaran como consejero independiente de su consejo directivo. La ejecutiva cuenta con una amplia trayectoria en gigantes del retail como Walmart o Timberland. Con su nombramiento, el consejo de American Eagle pasó a estar conformado por siete miembros.

 

American Eagle prosiguió su expansión internacional con el anuncio a principios de 2019 de un acuerdo con el distribuidor Sunil Shah para abrir sus primeras tiendas en Europa, en países como Alemania, Suiza, Austria, República Checa, Reino Unido, Irlanda y Holanda. La empresa ya tiene presencia en el Viejo Continente a través del canal multimarca y tiendas departamentales.

 

Urban Outfitters, enfoque en el extranjero para mantener la rentabilidad

 

 


El cuarto mayor grupo de moda urbana ha dado un revulsivo a sus resultados. Tras cerrar 2017 con un desplome del 50% de su resultado neto, Urban Outfitters duplicó su beneficio el último ejercicio, mientras que las ventas registraron una subida del 9,3%, hasta 3.950,6 millones de dólares, situándose así otra vez en la cuarta posición del ránking.

 

El grupo estadounidense, dueño también de Anthropologie y Free People, atribuyó el impulso de sus ganancias a la reorganización de su parque de tiendas, con el cierre de algunos establecimientos y la apertura de puntos de venta en nuevos mercados internacionales.

 

En 2018, Urban Outfitters puso en marcha dieciocho tiendas, de las cuales seis son de Free People, cinco de su cadena homónima y cuatro de Anthropologie. Las tres restantes correspondieron al negocio de alimentación y bebidas de la empresa. En paralelo, el grupo bajó la persiana de once puntos de venta: cinco de Urban Outfitters, tres de Anthropologie y tres de Free People.

 

La expansión internacional ha sido una de las grandes apuestas de la compañía en el último año, especialmente con Anthropologie, por lo que Urban Oufitters nombró a Peter Ruis como responsable de los territorios fuera de Estados Unidos y Canadá.

 

El año pasado, Anthropologie aterrizó con su primera tienda en España, concretamente en Barcelona y comenzó a buscar locales para poner en marcha un establecimiento en Madrid. Además, a finales de 2018, Urban Outfitters anunció el salto al extranjero de Free People, que abrirá en Londres su primer punto de venta fuera de Estados Unidos. La tienda se ubicará en el barrio de Covent Garden de la capital británica.

 

Abercrombie&Fitch, nuevo equipo y transformación digital

 

 

 

Después de años inmerso en una profunda transformación, Abercrombie&Fitch ha logrado cerrar otro ejercicio en números negros. El quinto mayor grupo de moda urbana del mundo multiplicó por siete su beneficio en 2018 y anotó una facturación de 3.590,1 millones de dólares, un 3% más que el año anterior. El impulso de sus ventas se produjo gracias al desempeño del grupo estadounidense en su mercado local, ya que en el extranjero la cifra de  negocio de la compañía cayó un 1%.

 

Sin embargo, no todo fueron buenas noticias para el grupo. Abercrombie&Fitch inició 2018 con el anuncio de la salida de su presidente, Arthur Martínez, que se incorporó a la compañía de moda urbana en 2014 y que fue relevado por Terry L. Burman.

 

Lejos quedaron los ejercicios en que las cuentas de Abercrombie se teñían de rojo. Fran Horowitz, consejera delegada del grupo desde 2017, aseguró en la presentación anual de resultados que la compañía acumula dos ejercicios de ventas comparables al alza. La empresa, que inició ya su tercer año de un plan de reorganización hasta 2020, aseguró que el crecimiento se produjo gracias a la mejora de su producto y de la empresa de compra en todos los canales en los que opera.

 

En este sentido, Abercrombie creó un área interna de transformación con el fin de acelerar su expansión digital. El quinto mayor grupo de moda urbana del mundo está trabajando sobre cuatro pilares Uno de ellos es la reorganización de su parque comercial, pasando de operar con flagship stores a tiendas de formato más pequeñas. Las otras palancas de crecimiento de Abercrombie han sido orientar el negocio al consumidor para ganar velocidad, invertir en márketing de datos para ofrecer experiencias personalizadas y agilizar en digitalización y omnicanalidad.

 

Global Brands Group, desinversiones en Norteamérica y nuevo consejero delegado  

 

 

Global Brands Group (GBG) cerró un año en el que trabajó de manera cautelosa. El grupo, propiedad del gigante chino Li&Fung, se encuentra en el segundo año de su plan a 2020, año en que espera elevar su facturación hasta 5.000 millones de dólares, lo que lo colocaría como el tercer mayor grupo del mapa, sólo superado por Levi’s.

 

De acuerdo con William Fung Kwok, “GBG se ha convertido en una empresa mucho más ágil, con capacidad de responder rápido a los cambios del actual consumidor y al panorama de incertidumbre económica” al que se enfrentan muchos de los países en los que opera el grupo, que tiene una de las mayores portafolios de marcas del sector.

 

Sin embargo, en junio, Li&Fung vendió el negocio de licencias de GBG en Norteamérica a Differential Brands Group por 1.200 millones de dólares. En la operación también participó Jason Rabin, anterior presidente de la compañía de moda urbana en el mercado norteamericano. La desinversión en la región supuso el cese de sus licencias de ropa y accesorios infantiles y algunas de marcas de las marcas de moda con las que operaba en la costa oeste de Estados Unidos.

 

Desde entonces, GBG se marcó el objetivo de ser una empresa global, líder en el negocio de licencias de reconocidas marcas de moda y gran consumo. Para su negocio de calzado, la compañía sigue confiando en el potencial del sector para seguir impulsando los resultados del grupo, además de buscar incrementar su negocio de licencias de marcas de moda de hombre y mujer en Estados Unidos y el de moda infantil en Europa.

 

Unos meses más tarde de la operación, GBG nombró a Rick Darling como nuevo consejero delegado, en sustitución de Bruce Rockowitz, que permanece ahora en el grupo como vicepresidente no ejecutivo. Desde su fichaje, Darling se ha marcado el objetivo de reducir costes de la compañía y simplificar ciertos procesos como el diseño o el aprovisionamiento. En el marco de los cambios internos que llevó adelante GBG en el último año se contempló también la mejora en la eficiencia y simplificación de sus equipos de trabajo.

 

Guess, nueva cúpula para mantener sus números negros

 

 

“El ejercicio 2018 ha sido el comienzo de una serie de cambios en nuestra compañía”, iniciaba la carta a los accionistas Víctor Herrero, quien unos meses más tarde dejaría su cargo de consejero delegado de Guess. Nuevamente en la séptima posición entre los mayores grupos de moda urbana del mundo, la empresa estadounidense basó su crecimiento en el último año en los mercados asiático y europeo, al mismo tiempo en que mejoró sus costos estructurales en su mercado local.

 

A mitad del ejercicio, Guess se vio envuelta en un escándalo mundial: Paul Marciano, su presidente y director creativo, fue denunciado por abuso, lo que conllevó a su salida del grupo. Unos meses atrás, Marciano había comunicado la decisión de abandonar la gestión diaria de la compañía estadounidense y permanecer como director no ejecutivo.

 

En 2015, y con la llegada de Herrero a la cúpula de la empresa, Guess inició un proceso de transformación, que lo llevó a regresar a números negros en 2017 y a incrementar su beneficio un 37% en el último ejercicio. La compañía de moda urbana destacó la buena evolución de sus ventas y la organización de su departamento de producto durante 2018. “La empresa ha alcanzado un espíritu emprendedor en muchas áreas y hemos empoderado a nuestros empleados a tomar decisiones relevantes”, agregó Herrero en la presentación anual de resultados.

 

Guess también reordenó su consejo con la incorporación de dos nuevas ejecutivas. En octubre, la empresa estadounidense colocó a Laurie Ann Goldman y a Deborah Weinswig como consejeras independientes.

 

Superdry, vuelta a los orígenes 

 


Superdry inició 2018 con sabor amargo. La compañía, que acababa de presentar los resultados del primer semestre de su ejercicio, en el que contrajo un 16,3% sus ganancias, comenzó a modificar su cúpula para continuar con su beneficio al alza.

 

En enero, el octavo mayor grupo de moda urbana del mundo fichó a un nuevo director financiero para reemplazar a Nick Wharton. Ed Barker trabajaba anteriormente en el departamento de finanzas del retailer británico de alimentación Sainsbury’s y también ocupó cargos de responsabilidad en Burberry.

 

En el último ejercicio, Julian Dunkerton, confundador de Superdry, vendió en enero el 25,36% de su participación en la compañía. Dos meses más tarde de la operación, el directivo abandonó la empresa británica de moda urbana, pero se mantiene como el accionista de referencia. Otro de los movimientos en la cúpula de Superdry fue la salida de Cyril Fabre, directora de la firma en Francia. Desde entonces, el grupo británico llevó a España la gestión de su filial gala, bajo la dirección de Maribel Degà, que también controla la compañía en Andorra y Portugal.

 

En septiembre, Superdry puso en marcha un departamento de nueva creación, para el que fichó a Brigitte Danielmeyer, ex directiva de Tommy Hilfiger y Esprit, como nueva directora de producto. Además, la ejecutiva comenzó a formar parte del comité ejecutivo de la empresa británica.

 

Ya en octubre, Superdry revisó a la baja sus previsiones para el ejercicio 2018, debido a factores como el clima, con meses más cálidos de lo habitual en países como Reino Unido, Estados Unidos o en el mercado europeo. Además, la compañía británica aseguró que los mecanismos de coberturas de divisas que había implementado hasta ahora tampoco dieron los resultados esperados.

 

OTB, juego de tronos y puesta en marcha de un plan de reestructuración

 


El noveno mayor grupo de moda urbana del mundo cerró un mal año. La italiana OTB, dueña de Diesel, Marni, Maison Margiela, Marni, Paula Cademartori, Viktor&Rolf y la empresa de Staff International, entró en pérdidas en 2018.

 

Los primeros altibajos en los resultados de la compañía se produjeron un año atrás, cuando finalizó el ejercicio 2017 con una caída del 21% de su resultado neto. En el último año, OTB anotó unos números rojos de 26 millones de euros y una caída del 5,2% de sus ventas, hasta 1.440 millones de euros. A partir del ejercicio 2019, le grupo italiano ha activado un plan de reestructuración hasta 2021 para reforzar la red de distribución de todas sus marcas y volver a números negros.

 

Diesel, la cadena estrella del noveno mayor grupo de moda urbana del mundo, inició el año con la salida de Nicola Formichetti, que dejó el cargo de director artístico en diciembre de 2017. Otras de las bajas que sufrió Diesel fue la de Jonathan Hewlett, director para Europa de la compañía italiana, que fichó por Marc Jacobs.

 

OTB también reestructuró la cúpula de Marni. En mayo de 2018, la empresa fichó a Stefano Biondo, ex director de marca de Safilo, como consejero delegado, en sustitución de Ubaldo Minello. Marni también lleva varios ejercicios reordenando su cúpula, especialmente tras la salida de la confundadora Consuelo Castiglioni, que ejercía el cargo de directora creativa de la empresa italiana.

 

A finales de 2018, Renzo Rosso, fundador de OTB, comenzó la puja por la también italiana Roberto Cavalli, empresa que podría comenzar a formar parte del portafolio de marcas del grupo. Sin embargo, el fondo Clessidra también mostró su interés por la compañía.

Por otro lado, OTB le ganó la batalla legal a Inditex, después de que el Tribunal de Milán fallase a favor de la empresa italiana, que acusó a Zara de comercializar unos vaqueros de Diesel y un modelo de sandalias iguales a los de Marni.

 

A finales de marzo de 2019, Marco Agnolin dejó su cargo de consejero delegado de Diesel, año después de su fichaje. El directivo trabajó durante dieciséis años en Inditex, donde fue primero responsable del grupo en Italia y, desde 2011, director general de Bershka. Hasta ahora, OTB no ha nombrado un sucesor a Agnolin. 

 

G-Star Raw, más cambios en la cúpula y apuesta por la sostenibilidad

 

 


El grupo holandés continuó reestructurando su cúpula en el último ejercicio. El grupo holandés, nuevamente concluyendo el top 10 de las mayores empresas de distribución de moda, prosiguió la reestructuración que había iniciado en 2016.

 

Uno de los movimientos fue el de Aitor Throup, que dejó su cargo de director creativo a finales de abril. El diseñador brasileño se encontraba al frente del área de diseño de G-Star Raw desde noviembre de 2016, concretamente para las áreas de moda femenina, masculina y la línea Raw Research.

 

Unos meses más tarde de la salida de Throup, que aún no tiene sustituto, G-Star Raw comenzó a apuntalar su dirección para el sur de Europa. El grupo holandés especializado en denim, que creó en 2017 una división para la región, nombró en mayo a Sabine Hernanz como encargada de pilotar el desarrollo con tiendas en España, Francia, Italia y Portugal. La ejecutiva cuenta con una larga trayectoria en otras empresas de moda como Esprit, Jennyfer o Quicksilver. Hernanz reporta directamente a Luca Fiorita, director global de G-Star Raw para el sur de Europa.

 

La región se ha convertido en un territorio estratégico para el grupo holandés. En el último año, G-Star Raw fichó a Caroline Le Gal, ex Levi’s, como directora de márketing para el sur de Europa. Además, el décimo mayor grupo de moda urbana del mundo incorporó a Paulien van der Vegt como responsable de marchandasing a escala global del grupo.

 

Otra de las apuestas del grupo holandés de moda urbana en el último año fue la sostenibilidad. Igual que su rival Levi’s, G-Star Raw se marcó el objetivo de utilizar 100% algodón sostenible en todas sus prendas para 2020. La compañía ya había hecho varios movimientos estratégicos en términos de circularidad y sostenibilidad. Una de ellas fue la colaboración con el actor y rapero estadounidense Jaden Smith, que fue imagen de la compañía holandesa para promocionar los últimos jeans sostenibles del grupo.

Publicidad
Compartir
Normas de participación

info@modaes.es

 

Política de validación de los comentarios:

 

Modaes no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
i18n_1_doubleclick_bridge_bottom
...