Utilizamos las cookies para ayudar a personalizar contenido, adaptar y medir los anuncios, y facilitar una experiencia más segura. Al hacer clic o navegar en el sitio, aceptas que recopilemos información dentro y fuera de modaes.es mediante las cookies. Consulta aquí más información, incluida la relativa a los controles disponibles: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

20 Nov 201705:42

Patrocina
h Back Stage

El Mapa de la Moda 2017 (VIII): Los colosos de la moda infantil

La moda infantil sigue concentrada en los mismos operadores que el año pasado, la mayoría estadounidenses y franceses. El podio de los grandes grupos se ha tambaleado y The Children's Place ha susituido a Mothercare en segunda posición. Carter's sigue imbatible como ganar del ránking.
21 Jun 2017 — 03:57
Martí Ventura
Especiales relacionados
Compartir
Me interesa

Por sexto año consecutivo, Modaes se adentra en la serie El Mapa de la Moda. A lo largo de once semanas, El Mapa de la Moda realizará un recorrido por los principales operadores del mundo del negocio de la moda.

 

Patrocinado por Kendu, empresa especializada en el desarrollo de soluciones para retail, El Mapa de la Moda es un documento que Modaes.es elabora anualmente con el objetivo de convertirse en una guía para conocer cuáles son y cómo trabajan los principales actores del negocio.

 

Segmentado por sectores, El Mapa de la Moda es un documento de consulta para los empresarios, directivos y profesionales del negocio de la moda y de sus sectores auxiliares.

 

Cada capítulo figurará en Modaes como un artículo de análisis, para más tarde pasar a formar parte de un Dossier de consulta disponible en Modaes.

 

 

 

 

Un año más, el segmento de la moda infantil se sigue concentrando en los mismos grandes grupos que el año pasado. La mayoría de operadores son estadounidenses y franceses y copan el mercado de la ropa para niños. 

 

El podio de los grandes grupos de moda infantil se ha tambaleado en el último año y The Children’s Place ha escalado una posición y ocupado el puesto de Mothercare, que encadena años de reestructuración. La estadounidense Carter’s, sin embargo, sigue imbatible en primera posición, superando los 3.000 millones de dólares de facturación. En el cuarto puesto se encuentra Gymboree.

 

Por debajo de los mil millones de euros de cifra de negocio se encuentran ÏDKidsOrchestra y la recién renombrada Kidiliz, anteriormente conocida como Groupe Zannier. Le sigue la española Mayoral, que entró en el ránking el año pasado. Cierran el listado CWF y Zippy, propiedad del grupo portugués Sonae y que no publica los datos desagregados de su negocio.

 

 

 

Evolución 2016


Carter’s es, un año más, el principal grupo de moda infantil del mundo, aunque concentra su mayor presencia en Estados Unidos y Canadá. En el ejercicio 2016, la compañía ha reestructurado su superficie comercial y ha cerrado algunos puntos de venta en sus mercados principales.

 

En Estados Unidos y Canadá, la empresa ha abierto 81 establecimientos Carter’sOshKosh y puntos de venta de ambos y ha cerrado.

 

A cierre de 2016, la compañía contaba con 885 establecimientos, de los cuales 497 eran Carter’s, 144 OshKosh. La compañía ha puesto en marcha este año un nuevo tipo de tienda, en el que une las dos marcas del grupo. El grupo finalizó el año con 97 puntos de venta de este concepto en Estados Unidos y 147 en Canadá.

 

Además, la compañía ha seguido extendiéndose a otros mercados como el latinoamericano. Carter’s ha puesto en marcha un punto de venta en Chile, en el centro comercial Mall Alto Las Condes de Santiago y prepara la puesta en marcha de otra tienda en el complejo Parque Arauco, también en Chile.

 

La compañía finalizó su ejercicio 2016 con una cifra de negocio de 3.199,2 millones de dólares, un 6,2% más con respecto a la facturación del periodo anterior. El beneficio de Carter’s ascendió a 258,1 millones de dólares, frente a los 237,8 millones de dólares de 2015.

 

 

Origen y estructura


Los orígenes de Carter’s se remontan a 1865, cuando un empresario inglés, William Carter, fundó la empresa William Carter Company en la localidad de Needham, en el estado de Massachusetts. La empresa estuvo en manos de la familia Carter durante más de un siglo. En la década de los sesenta, la compañía llegó a tener siete fábricas en Estados Unidos, la mayoría de ellas en Massachusetts.

 

En 1990, la familia vendió la compañía a un grupo estadounidense y, desde entonces, la empresa ha ido cambiando de manos. A mediados de la década de los noventa, cuando el grupo empleaba a 6.500 trabajadores y facturaba cerca de 300 millones de dólares, la compró el fondo Investcorp.

 

En 2001, Carter’s volvió a cambiar de socios tras adquirirla el fondo Berkshire Partners por 450 millones de dólares. La empresa contaba entonces con 149 tiendas. Dos años después, con ventas de 580 millones de dólares, el grupo salió a bolsa. En 2012, la compañía se trasladó a sus oficinas actuales en la Phipps Tower de Atlanta.

 

La empresa lidera el mercado de la moda infantil en Estados Unidos, donde copa cerca del 17% de la facturación del sector en el país, y en Canadá, donde tiene el 16%.

 

Carter’s comercializa sus productos a través del canal wholesale, de tiendas propias y a través del formato de franquicia. En el primero de ellos, las marcas del grupo tienen presencia en más de 17.400 puntos de venta. En cuanto a su propia cadena, la compañía suma 982 establecimientos, 594 de los cuales son de Carter’s, 241 son de OshKosh y 147 están en Canadá.

 

El grupo hace años que abandonó la producción en Estados Unidos. En la actualidad, la compañía cuenta con una red de 150 proveedores en 16 países, la mayoría de ellos en Asia. La empresa cuenta también con una oficina en Hong Kong desde la que gestiona sus operaciones de aprovisionamiento.

 

 

Evolución 2016


The Children’s Place ha avanzado una posición en el ránking de los mayores grupos de distribución de moda infantil y se ha colocado en segunda posición, relevando a la británica Mothercare.

 

La empresa ha cambiado su modelo de distribución en el último año. La compañía ha subido la persiana a 48 puntos de venta bajo el formato de franquicia. Bajo este modelo de negocio, la compañía cuenta con 150 establecimientos en diecisiete países.

 

La red comercial propia de la empresa también ha sufrido cambios. Para 2020, la compañía ha anunciado un plan de 300 cierres. En 2016, la compañía ha bajado la persiana a 34 tiendas.

 

Por otro lado, la compañía ha reorganizado su producción. Uno de sus proveedores, el grupo chino Epic Group, puso en marcha una nueva fábrica en Etiopía en mayo, y el primer pedido fue de The Children’s Place.

 

The Children’s Place cerró su ejercicio 2016 con un aumento del 3,3% de su facturación, hasta 1.785,3 millones de dólares.

 

 

Origen y estructura


El primer establecimiento de The Children’s Place se abrió en la localidad de Hartford (Connecticut, Estados Unidos) en 1965, de la mano de dos recién licenciados en Harvard Business School, David Pulver y Clinton Clark. En la tienda comercializaban juguetes y ropa infantil, además de otros artículos.

 

Con el tiempo, sus fundadores fueron ajustando el inventario hasta hacer rentable el negocio, que focalizaron en ropa casual infantil de precio medio, junto con marcas del sector. Sus impulsores empezaron a abrir más tiendas en el país y, en 1975, contaba con una cadena de 34 establecimientos.

 

La empresa salió a bolsa en 1981, cuando contaba con 65 tiendas y facturaba cincuenta millones de dólares. Sus fundadores decidieron venderla a Federal Department Stores, un conglomerado de cadenas de comercio al por menor con una cifra de negocio de 6.000 millones de dólares. A finales de la década de los ochenta, el grupo canadiense Campeau Corp compró al dueño de The Children’s Place, en un momento en el que la cadena de moda infantil atravesaba dificultades.

 

Su nuevo propietario la vendió al grupo inversor Morris Dabah, que la recondujo hacia el crecimiento. A finales de los noventa, la compañía regresó a bolsa. Entre 1989 y 2007, estuvo al frente de The Children’s Place Ezra Dabah, quien engrosó el tamaño de la compañía con una gestión no exenta de polémica. Entre 2004 y 2007, el grupo abrió y gestionó más de 300 tiendas Disney a través de una sociedad que quebró.

 

Para gestionar su aprovisionamiento, la empresa cuenta con oficinas en Hong Kong y Shanghái para las fábricas de China, además de tener estructura en India, Bangladesh y Vietnam, así como proveedores directos en África, Camboya e Indonesia.

 

 

 

Evolución 2016


En 2016, Mothercare ha continuado con el proceso de reestructuración que arrastra desde hace años. En el marco de la reorganización, la compañía anunció el despido de entre 120 y 140 trabajadores para ahorrar 1,3 millones de libras (1,6 millones de dólares). Sin embargo, a lo largo del año pasado la empresa ha comenzado a recoger los frutos de su proceso de reestructuración.

 

Para crecer, la compañía ha apostado por el canal online. Las ventas del grupo en la Red han crecido un 41% en Reino Unido. La empresa, además, ha abierto su ecommerce a diez mercados durante el último año, con un aumento del 64% de la facturación online.

 

A lo largo de 2016, Mothercare ha abierto 144 establecimientos y ha cerrado 121 tiendas. En total, la compañía ha finalizado su ejercicio con 1.338 puntos de venta y una superficie de 290.000 metros cuadrados.

 

Mothercare, que opera con su marca homónima y la enseña de juguetes Early Learning Centre, registró en una facturación de 1.203 millones de libras (1.535,8 millones de dólares) en su último ejercicio cerrado. Por países, la empresa británica ha aumentado su cifra de negocio en China, Indonesia y Rusia, mientras que ha reducido ventas en Oriente Medio.

 

 

 

Origen y estructura


Los inicios de Mothercare se sitúan en 1961, con la apertura de su primer establecimiento en la localidad inglesa de Surrey, especializado en sillas de paseo, mobiliario infantil y ropa premamá. Más adelante, la compañía diversificó y abordó la ropa infantil, y entró en el negocio de la venta por correspondencia. En 1972, Mothercare dio el salto al parqué.

 

Fundaron la compañía un empresario británico de origen bengalí, Selim Zilkhan, de familia judía iraquí y padre banquero, junto con Sir James Michael Goldsmith, de la familia de multimillonarios Goldsmith y que llegó a representar a Francia como diputado del Parlamento Europeo.

 

La compañía inició su expansión internacional a mediados de los ochenta a través de acuerdos con socios franquiciadores en mercados estratégicos. En 2007, el grupo compró Chelsea Stores Holding, propietario de Early Learning Centre, retailer especializado en juguetes y libros infantiles educativos.

 

A lo largo de los últimos años, la compañía ha reorganizado su red de retail, especialmente en Reino Unido, donde ya ha renovado el 40% de su red de tiendas y ha cerrado una veintena de establecimientos que no eran rentables. A cierre del ejercicio, Mothercare contaba con 1.083 tiendas en todo el mundo, de las cuales 170 están en Reino Unido. En el resto de Europa, el grupo tiene 469 puntos de venta; en Oriente Medio cuenta con 345; en Asia, 435, y en Latinoamérica, 61.

 

En cuanto al aprovisionamiento, Mothercare tiene oficinas en India, Bangladesh, China y Hong Kong, aunque opera en 17 países a través de una red de 621 proveedores.

 

 

Evolución 2016


Año duro para Gymboree, quien ha entrado en el equivalente estadounidense del concurso de acreedores a principios de 2017 con una deuda de 900 millones de dólares. La compañía, controlada por Bain Capital, acumulaba unas pérdidas de 800 millones de dólares y no registra beneficios desde 2011.

 

En este escenario, el director financiero del grupo, Andrew North, anunció su salida de la compañía por razones personales, aunque actualmente sigue vinculado a ella. Provisionalmente les sustituye Liyuan Woo, actual director de AlixPartners y ex de Bebe.

 

Sin embargo, este no ha sido el único movimiento en la cúpula de Gymboree. En febrero de 2016, la compañía perdió a su consejero delegado, Mark Breitband, en el marco de la reestructuración.

 

Gymboree cerró su ejercicio 2015 con una cifra de negocio de 1.206,1 millones de dólares, frente a los 1.197,8 millones de dólares, de 2014. Aunque siguió en números rojos, la compañía pasó de unas pérdidas de 574.105 dólares en 2014 a 10.176 dólares, el año pasado.

 

 

Origen y estructura


Joan Barnes había sido profesora de danza moderna para niños en Nueva York antes de trasladarse a San Rafael (California) para dar clases con ejercicios para padres y bebés. En la década de los setenta, Barnes abrió su primer espacio en un centro comercial y, diez años después, contaba con una red de 350 centros en régimen de franquicias por todo el país.

 

La popularidad de aquellos gimnasios para padres y bebés dio suficiente notoriedad a la marca para que las tiendas de ropa Gymboree despegaran con rapidez. El fondo Venture Partners apoyó el proyecto desde el principio. En 1986 se abrió el primer establecimiento de moda y tres años después, la red contaba con 32 tiendas. A mediados de los noventa, la cadena contaba con 200 puntos de venta y facturaba 200 millones de dólares.

 

Gymboree cerró el ejercicio de 2015 con ventas de 1.184,6 millones de dólares, un 0,5% más que en el año anterior. En este último año, la compañía ha mejorado su resultado neto, a pesar de que sigue en pérdidas. El grupo concluyó 2015 con unos números rojos de 10,2 millones de dólares, frente a las pérdidas de 574,1 millones de dólares de un año atrás.

 

El grueso de su aprovisionamiento se centra en 130 fábricas situadas en China, Vietnam, Bangladesh, Camboya e India.

 

 

Evolución 2016


ÏDKids Group, propietario de la marca Okaïdi, se ha centrado en el mercado exterior para crecer. El grupo, que el año pasado cambió su nombre de ÏD Group a ÏDKids Group, cerró 2015 con una cifra de negocio de 777 millones de euros (868,9 millones de dólares), un 4,8% más que en el año anterior. La compañía se recuperó así del bache del año anterior, cuando las ventas retrocedieron un 2,9%.

 

La empresa cuenta en la actualidad con 1.045 tiendas tras abrir 25 establecimientos en el último año y recuperar también la expansión en retail tras dos ejercicios consecutivos en los que reestructuró su red de puntos de venta. Entre 2012 y 2014, ÏDKids cerró 92 tiendas. En este periodo, el grupo también ha salido de cuatro mercados, hasta contar con 62 países.

 

 

Origen y estructura


Jean Duforest, cofundador del grupo Camaïeu de moda, puso en marcha junto a Jean-LucSouflet otra compañía especializada en el segmento infantil. En el año 2000, echó a andar la marca Okaïdi con la apertura de su primer establecimiento. Dos años después, la enseña lanzó una segunda línea, Obaïbi, para bebés y emprendió el salto internacional.

 

En 2005, el proyecto tomó envergadura y pasó a denominarse ÏD Group. En plena estrategia de crecimiento, la compañía ganó tamaño a través de adquisiciones y se hizo con la marca Jacadi, hasta entonces en manos de la familia Frydman, los antiguos propietarios de la cadena de perfumerías Marionnaud.

 

Más adelante, la empresa aceleró en retail y creó la cadena Oxybul, de establecimientos multimarca en los que agrupa todas sus enseñas. A finales de 2015, el grupo encaró su última reorganización y cambió el nombre de la empresa a ÏDKids.

 

 

Evolución 2016


Orchestra ha crecido a golpe de adquisiciones.  En concreto, la empresa  hizo una oferta a la estadounidense Destination Maternity podría estar a punto de cerrarse con un acuerdo de intercambio de acciones, fusionándose en un nuevo grupo de ropa premamá e infantil con un valor de 11.000 millones de dólares. En el mercado estadounidense, la empresa prevé abrir hasta 500 puntos de venta.

 

Por otro lado, el grupo de moda infantil tanteó la compra de la filial española del grupo Prénatal, aunque la operación finalmente no se cerró.

 

En 2016, la compañía aumentó su superficie comercial, entre tiendas propias y de afiliados, hasta 293.000 metros cuadrados y abrió 24 establecimientos.

 

Ochestra cerró 2016 con una cifra de negocio de 609,4 millones de euros (681,5 millones de dólares), un 8,9% más respecto al año anterior. El mercado francés continúa generando el grueso de las ventas de la compañía, que en 2016 ascendieron al 62,8% del total. Bélgica y Luxemburgo son sus dos mayores mercados en el extranjero.

 

En el sector de la puericultura, la compañía creció un 50%, hasta alcanzar 109,7 millones de euros (122,6 millones de dólares). Actualmente, esta línea de negocio representa el 18% del total del grupo, frente al 13,1% que representó en el ejercicio anterior.

 

 

Origen y estructura


Chantal y Pierre Mestre fundaron Orchestra en 1995 como un negocio de retail especializado en moda infantil. Pocos años después, el grupo abordó este segmento a través establecimientos en gran formato, que empezó a abrir en las afueras de las grandes ciudades. En 2006, la compañía evolucionó aún más el concepto e incorporó más líneas de producto infantil en las tiendas.

 

A partir de 2011, Orchestra dio el salto internacional, con la expansión de su fórmula en países como España, Bélgica y Suiza, y un año después en Turquía y China. En la actualidad, la empresa ultima el salto a Estados Unidos. Por este motivo, el año pasado nombró a Agathe Boidin, hasta ahora directora general de la empresa, como responsable del grupo para America del Norte.

 

A partir de 2012, la compañía inició la expansión de su negocio a golpe de adquisiciones y compró entonces la belga Prémaman, que en la actualidad suma 300 tiendas en todo el mundo. Un año después, la empresa puso en marcha la enseña Bebé 2000, de establecimientos de gran formato especializados en puericultura. En 2014, Orchestra se reforzó aún más en este ámbito con la adquisición del grupo belga Home Market.

 

Para su distribución, Orchestra cuenta con tres plataformas logísticas, dos de ellas en las localidades francesas de Montpellier y Lauwin-Planque, y una tercera en Bruselas. En el último año, el grupo ha redefinido su actividad en estas plataformas por tipo de producto con miras a encarar una nueva fase de crecimiento a medio plazo. Además, la compañía ultima la construcción de un nuevo almacén en la localidad de Arras, que se espera que esté operativo a finales de 2016.

 

 

 

Evolución 2016


A lo largo de 2016, Grupo Zannier ha sufrido cambios en su estructura, aunque el más evidente ha sido en su nombre. La empresa se conoce como Kidiliz desde el pasado diciembre para impulsar su internacionalización.

 

A principios de este año, la compañía comenzó a operar con su cadena Z en México. El grupo planea también reforzar su presencia en el país con Catimini y con su cadena homónima de la mano de socios locales y de las tiendas departamentales Liverpool

 

 

Origen y estructura


Licencias de firmas internacionales y marcas propias son la base del negocio de Group Zannier, uno de los grandes de la moda infantil que en 2012 celebró su cincuenta aniversario. En 2016, la compañía cambió de nombre para crecer en el mercado internacional y pasó a llamarse Kidiliz.

 

Los orígenes de la empresa se remontan a 1962, cuando Roger Zannier y su hermana pusieron en marcha en St. Chamond, un taller para diseñar, fabricar y distribuir moda para retailers. La especialización en moda infantil llegó sólo cuatro años después de su fundación con los primeros acuerdos con retailers.

 

En la década de los ochenta, la empresa lanzó su marca propia Z e inició un rápido proceso de crecimiento mediante adquisiciones. Entre 1988 y 1998, Zannier se hizo con KickersDugby Creations Group (dueño de las marcas AlphabetConfetti y Floriane) y Poron Group (Absorba), para hacerse con Chipie GroupDecant Julien GroupGeneration Y2K Group (dueño de CatiminiJean BourgetIkks y One Step) y Kid Cool entre 1999 y 2000.

 

Tras las adquisiciones, el grupo pasó a crecer mediante licencias y entre 2004 y 2009 selló acuerdos con Levi’sDimKenzoGaultier y Paul Smith para gestionar sus líneas infantiles. En 2015, el grupo sumó el negocio infantil de Esprit.

 

Con una facturación de alrededor de 430 millones de euros, la empresa opera actualmente con quince marcas, siete de las cuales son licencias de grupos internacionales.

 

La compañía combina todos los canales en su distribución. Así, Kidiliz opera con comercios multimarca, grandes almacenes, tiendas propias y franquicias y online. El grupo cuenta con filiales en Bélgica, España, Estados Unidos, Reino Unido, Italia, Portugal, Alemania y Dubái. Con presencia en treinta países, Kidiliz suma más de 900 tiendas en el mundo, 500 de ellas en Francia, además de 1.000 puntos de venta multimarca y siete filiales en Europa.

 

Cada año, Kidiliz distribuye 44 millones de prendas, que son producidas en 500 proveedores de quince países. La empresa cuenta con una central de compras (puesta en marcha en 1986) con la que coordina once oficinas de compras.

 

 

Evolución 2016


Mayoral comenzó el año con su desembarco en India con una filial propia, su decimocuarta en todo el mundo. Otro de los últimos proyectos de Mayoral ha sido la reorganización de su negocio en Canadá. Hasta ahora, Mayoral operaba en el mercado canadiense a través de un representante con sede en Montreal que reportaba directamente a la central en Málaga, y la compañía operaba como importador no residente en el país.

 

Otra de las aperturas de la compañía española de calzado ha sido en Italia, donde subió la persiana de su primera tienda propia en el país.  En paralelo, la empresa ultimó la puesta en marcha de una filial en Kazajstán, que será su subsidiaria número 16 en todo el mundo. Además, Mayoral entró en Mall of Qatar.

 

Desde este año, Canadá pasará a gestionarse directamente desde la filial de Mayoral en Miami (Estados Unidos). Además, el grupo empezó a trabajar con otros dos representantes en el mercado canadiense, basados en Vancouver y Toronto, con los que seguir expandiéndose por el país.

 

Por otro lado, la compañía invirtió cincuenta millones de euros el mes pasado para la puesta en marcha de un segundo almacén logístico en Málaga. Las nuevas instalaciones se ubicarán a escasa distancia del centro que ya opera la empresa.

 

Mayoral concluyó 2016 con una facturación estimada de 336 millones de euros (375,7 millones de dólares), un 13,9% más, según se recoge en el dossier anual hecho público por la compañía. De cara a este ejercicio, el grupo prevé alcanzar 360 millones de euros (402,6 millones de dólares) en ventas.

 

 

Origen y estructura


Con la discreción que suele caracterizar a las empresas familiares, la española Mayoral se ha convertido en uno de los mayores grupos del mundo del negocio de la moda infantil. Su negocio, basado en el canal multimarca, se enfoca cada vez más al retail y se despliega en los mercados internacionales.

 

Mayoral dio sus primeros pasos en Yunquera, un pueblo de la Serranía de Ronda, en Málaga, en un pequeño taller dedicado a la confección de calcetines y medias que terminó cerrando a causa de la Guerra Civil. Francisco Domínguez Toledo, propietario de la fábrica, trasladó la actividad de su negocio a Málaga y fundó, en 1941, Domínguez Toledo, compañía que contó con una de las primeras máquinas de tricotar a mano de España. Se estaba formando el germen de Mayoral.

 

Con Rafael Domínguez de Gor, hijo de Domínguez Toledo, al frente de la compañía, la empresa decidió cambiar su rumbo y se especializó en prendas de vestir para niños. En aquel momento, en plena década de los setenta, nació la marca Mayoral.

 

Sus primeras prendas fueron pantalones infantiles, pero la evolución natural del negocio empujó a Mayoral a crear conjuntos completos, para terminar diseñando colecciones más exclusivas y de tendencia.

 

La empresa centra su distribución en el canal multimarca, tanto en España como en el extranjero. Mayoral ha compaginado su desarrollo en el mercado español, donde supera los 150 establecimientos, con una intensa expansión internacional. Actualmente, el grupo suma trece filiales, en países como Italia, Portugal, Grecia, Francia, Turquía, Ucrania, India, Rumanía o Kazajstán.

 

Actualmente, Mayoral está compuesto por más de una decena de sociedades dedicadas al diseño, fabricación, comercialización y distribución de moda infantil en más de 75 países, a través de una red de filiales en el exterior, 220 agentes comerciales, 190 tiendas monomarca y más de 10.000 clientes a nivel mundial.

 

 

 

Evolución 2016


Children Worldwide Fashion (CWF) ha apostado por España en el último año. Para crecer en el mercado español, liderado por Manuel Idelfonso, el grupo francés ha optado por el formato de franquicia.

 

En el último año, además, CWF ha impulsado su expansión en España a través de sus conceptos de retail, Kid’s Around y Billiesmarket, en la que comercializa sus marcas propias Billieblush y Billybandit.

 

La entrada de Idelfonso, ex directivo de Zannier, se produjo después de la salida de Pablo Badía de la cúpula de CWF en diciembre del último año.

 

Las licencias es otro de los focos de negocio de CWF, y en abril del último año la empresa, licenciatario de ChloéLittle Marc Jacobs y Karl Lagerfeld Kid, entre otros, adquirió también los derechos de explotación de la línea infantil de Zadig&Voltaire.

 

 

Origen y estructura


Mientras la mayoría de empresas saltan del nicho a la gran distribución, el camino de Children Worldwide Fashion (CWF) ha sido el inverso. Aunque la fundación de este gigante de la moda infantil se sitúa en 1999, CWF es heredera de una tradición de más de cinco décadas en el sector.

 

 En 1965 nació en Herbiers la empresa Albert SA, dedicada al diseño, fabricación y distribución de marcas propias de moda infantil. Tres décadas después de su fundación, Albert dio un giro estratégico y pasó del gran consumo a la gama alta con la adquisición de su primera licencia: Donna Karan New York. Dos años después, Elle y Timberland se sumaron al grupo, que pasó de gestionar toda su producción a la externalización.

 

 A principios de 1999, Albert tropezó y presentó el equivalente francés al concurso de acreedores. En marzo del mismo año, la empresa fue adquirida por el grupo belga Artal por 109,9 millones de francos. Artal, con orígenes en el negocio agroalimentario, se comprometió entonces a invertir 150 millones de francos en la compañía, transformada ya en CWF.

 

 La cartera de marcas del grupo comenzó entonces a crecer, con incorporaciones como BurberryChloéEscada o Missoni, al tiempo que desplegó su actividad por el mundo con acuerdos con grandes almacenes como Galeries LafayetteEl Corte InglésLa Rinascente o House of Fraser.

 

 Aunque las licencias de marcas de gama alta continúan siendo su principal vía de ingresos, durante los últimos años la empresa ha iniciado un proceso de diversificación con el lanzamiento de firmas propias y la creación de una red de tiendas.

 

En 2012, CWF puso en marcha la marca propia Billieblush, a la que en 2014 se sumó Billiebandit en 2014. Ese mismo año, la empresa inició el desarrollo de su cadena de tiendas Kids Around y en 2015 lanzó la marca Carrément Beau y la cadena BilliesMarket. En 2016, la compañía ha iniciado el desarrollo de Une Fille, con la que eleva la edad de su público objetivo hasta los 18 años.

 

CWF, que emplea a 800 personas, cuenta actualmente con presencia comercial en 74 países, en seis de los cuales opera con filiales. La empresa suma alrededor de 2.300 puntos de venta en el canal multimarca (incluyendo 120 en tiendas departamentales) y dieciocho tiendas propias.

 

 

Evolución 2016


El último ejercicio ha sido un año de cambios en la red comercial de Zippy. La compañía, creada en el seno del grupo portugués Sonae, comenzó el año bajando la persiana de su única tienda a pie de calle en Barcelona. El local que dejó en la capital catalana fue ocupado por Punt Roma.

 

Por otro lado, la empresa desembarcó en Chipre con la apertura de un primer establecimiento en régimen de franquicia. Los planes de la compañía pasan por abrir hasta cinco tiendas en el país en los próximos cinco años.

 

Pese al fuerte crecimiento que ha registrado la marca lusa de moda infantil en una década, la empresa no da datos desagregados por cadenas ni de facturación ni de número de tiendas. Las únicas cifras que arroja el grupo son las de la división de retail Sonae SR, que también engloba a la cadena de moda MO, la de electrónica de consumo Worten, la de moda y equipamiento deportivo Sport Zone.

 

 

Origen y estructura


Sonae puso en marcha Zippy en 2004 con el objetivo de ampliar su negocio en la moda, donde hasta entonces operaba sólo bajo la enseña MO, e introducirse en el segmento infantil. Sonae es uno de los mayores grupos de retail de Portugal, con una cifra de negocio de 4.850 millones de euros en 2015, que opera en diferentes ámbitos. La división de comercio minorista del grupo se agrupa en Sonae SR, diferenciándose así de comercio de alimentación, Sonae MC.

 

La marca está presente en la actualidad en cerca de treinta países, aunque con tiendas sólo opera en 19 mercados. En la actualidad, la enseña está desarrollando su expansión en Oriente Medio y, en concreto, en Arabia Saudí.

 

Otros países en los que Zippy acaba de aterrizar son Chipre, Ecuador, Kurdistán, Libia, Mozambique, Filipinas y Túnez. En total, Zippy cuenta con más de 120 tiendas y una plantilla de más de 650 personas. Sólo un tercio de los establecimientos de la cadena de moda infantil se concentran en Portugal. En España, la enseña tiene alrededor de cuarenta tiendas.

 

Al frente de Sonae SR se encuentra Miguel Mota Freitas. El directivo dirige toda la actividad de esta división desde España.

Relacionados
Compartir
Normas de participación

info@modaes.es

 

Política de validación de los comentarios:

 

Modaes no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...