Utilizamos las cookies para ayudar a personalizar contenido, adaptar y medir los anuncios, y facilitar una experiencia más segura. Al hacer clic o navegar en el sitio, aceptas que recopilemos información dentro y fuera de modaes.es mediante las cookies. Consulta aquí más información, incluida la relativa a los controles disponibles: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

16 Dic 201705:06

Patrocina
h Back Stage

El Mapa de la Moda 2017 (V): Los titanes de la moda urbana

Authentic Brands Group se coloca en la primera posición de la clasificación gracias a una cartera de marcas que no deja de crecer, mientras Levi Strauss y American Eagle Outfitters ocupan la plata y el bronce. American Apparel abandona el ránking. 
31 May 2017 — 03:53
Lorenzo Molina
Especiales relacionados
Compartir
Me interesa

 

 

 

Por sexto año consecutivo, Modaes se adentra en la serie El Mapa de la Moda. A lo largo de once semanas, El Mapa de la Moda realizará un recorrido por los principales operadores del mundo del negocio de la moda.

 

Patrocinado por Kendu, empresa especializada en el desarrollo de soluciones para retail, El Mapa de la Moda es un documento que Modaes elabora anualmente con el objetivo de convertirse en una guía para conocer cuáles son y cómo trabajan los principales actores del negocio.

 

Segmentado por sectores, El Mapa de la Moda es un documento de consulta para los empresarios, directivos y profesionales del negocio de la moda y de sus sectores auxiliares.

 

Cada capítulo figurará en Modaes como un artículo de análisis, para más tarde pasar a formar parte de un Dossier de consulta disponible en Modaes. 


 

 

 

Levi Strauss cede el liderato del segmento de la moda urbana a la estadounidense Authentic Brands Group, que agrandó su cartera de marcas en los últimos meses con la compra de Aéropostale y cuyas ventas superaron los 5.000 millones de dólares.

 

La entrada de Authentic Brands Group hizo caer una posición a American Eagle Outfiiters y Urban Outfitters, que pese a ello se afianzan en el ránking, ocupando el tercer y cuarto puesto, respectivamente. Abercrombie&Fitch, inmersa en un proceso de venta, descendió al quinto lugar de la clasificación, fruto de los malos resultados. Entre los interesados en hacerse con la empresa figura su mayor competidor en Estados Unidos, American Eagle Outfitters.

 

Superdry adelantó a G-Star Raw en volumen de negocio en 2016 y se posicionó en el octavo lugar de la lista, que cierran la compañía holandesa y Pepe Jeans London. American Apparel desaparece de la clasificación de 2017 tras entrar en liquidación. La empresa ha llevado a cabo un proceso de desmantelamiento de gran parte de su red de tiendas en Europa y fue adquirida en febrero por la canadiense Gildan Activewear.

 

 

 

 

Evolución 2016


Authentic Brands Group (ABG) siguió engordando su negocio de moda a lo largo de los últimos doce meses. La más reciente adquisición del grupo tuvo lugar el pasado abril, cuando la compañía se hizo con una participación mayoritaria (del 51%) en Frye, que estaba controlada por Global Brands Group. La empresa desembolsó 100 millones de dólares por la marca, especializada en la fabricación de botas, zapatos y bolsos.

 

Ambos hóldings empresariales habían trabajado de manera conjunta en otras ocasiones, ya que el grupo chino gestiona la licencia de algunas marcas de Authentic Brands Group, como Juicy Couture, Jones New York y Spyder.

 

A través de esta adquisición, así como la compra de la marca de moda deportiva y urbana Greg Norman a principios de 2017, ABG impulsó su cifra de negocio hasta 5.000 millones de dólares en ventas anuales.

 

ABG también salvó in extremis a Aéropostale el pasado septiembre, uno de los gigantes de la moda urbana en Estados Unidos, que estaba en concurso de acreedores. La compañía lideraba un consorcio de inversores que desembolsó 250 millones de dólares por la compra del negocio de ecommerce y licencias internacionales de Aéropostale.

 

El trato no incluía los acuerdos de franquicia con socios extranjeros. Tras la adquisición, ABG anunció la reapertura de medio millar de establecimientos en Estados Unidos para la campaña primavera-verano 2017.

 

En abril de 2016, el fondo Lion Capital formalizó su entrada en el capital de ABG mediante la adquisición de una participación minoritaria de la compañía. Lion también cuenta con inversiones en otras empresas de moda como Jimmy Choo, John Varvatos y All Saints, entre otras.

 

 


Origen y estructura


Authetic Brands Group (ABG) fue fundada por el fondo de capital riesgo Leonard Green&Partners en 2010. Su misión principal es la compraventa de compañías en los sectores de la moda, el deporte y la industria del entretenimiento para hacerlas crecer. Con oficinas centrales en la avenida de Broadway de Nueva York, el grupo cuenta con más de 25 marcas en su cartera en la actualidad, la cual ha crecido en los últimos años a pasos agigantados.

 

Jamie Salter es el fundador y consejero delegado de la empresa. Antes de poner en marcha la compañía, Salter trabajó para la consultoría de marcas Hilco Consumer Capital y, anteriormente, ejerció como presidente de GSI.

 

El crecimiento de la empresa se ha llevado a cabo mediante la compra de diversas marcas de moda y calzado a lo largo del tiempo. A principios de 2013, ABG adquirió Judith Leiber, Taryn Rose y Adrienne Vittadini. La compra se producía tan solo un mes después de la absorción de HMX Group, que operaba con las marcas Hickey Freeman y Hart Schaffner Marx.

 

En agosto de 2013, el grupo estadounidense sumó Spyder Active Sports a su cartera, una marca especializada en moda para la práctica de deportes de invierno. Se trató de la primera adquisición de BCG en el segmento de outdoor, y el importe no trascendió. Dos meses después, la compañía desembolsaba 195 millones de dólares por la compra de Juicy Couture, hasta entonces en manos del grupo Fifth&Pacific y cuyo negocio había evolucionada a la baja en los ejercicios anteriores. 

 

Evolución 2016


El pasado septiembre, Levi Strauss renovó su cúpula tras concluir su última reestructuración. Levi’s ascendió a David Love como presidente del negocio en la región de Asia, Oriente Medio y África. Love se incorporó en la empresa en 1982 y, desde entonces, ha ocupado diferentes cargos de responsabilidad, el último como vicepresidente ejecutivo de la cadena de suministro.

 

Para ocupar este último puesto, Levi’s colocó a Liz O’Neill, hasta entonces responsable de desarrollo de producto y compras. La directiva supervisará toda la estrategia medioambiental, de seguridad y salud del grupo.

 

Levi’s disparó su beneficio un 40% en 2016, hasta 291 millones de dólares, frente a los 209 millones de dólares del ejercicio precedente. Las ventas del grupo, sin embargo, se estancaron durante el periodo y crecieron solo un 1%, hasta 4.495 millones de dólares. La compañía abrió un total de setenta nuevas tiendas durante el último año.

 

Por regiones, en América, que copa más de la mitad del negocio de la compañía, las ventas de Levi’s registraron un retroceso del 2%. En Europa, en cambio, se elevaron un 7% y en Asia un 4%.

 

Otro de los proyectos a corto plazo del grupo en el mercado español es la puesta en marcha de su primera tienda dedicada íntegramente a mujer en el país, un formato que estrenó en 2016 con un establecimiento en Niza.

 

 

 

Origen y estructura


En plena Fiebre del Oro en San Francisco, un inmigrante alemán, Levi Strauss, nacido en la región de Baviera, puso en marcha a mediados del siglo XIX una empresa de distribución de ropa, botas y otros accesorios para nutrir a pequeños comercios del oeste americano. Poco después, junto con un sastre de Reno, Jacob Davis, el empresario bávaro patentó una nueva estructura para los pantalones en denim, que consiste en reforzar las partes más débiles con remaches de cobre para hacerlos más resistentes.

 

Aquella innovación se hizo especialmente popular entre cowboys y mineros. La prenda tuvo muy buena acogida desde el primer día entre los trabajadores y no fue hasta la década de los veinte del siglo XX cuando se intuyó su interés entre todos los públicos. John Wayne fue el primer icono de los jeans. Los primeros vaqueros se vieron en Europa fueron los de los soldados estadounidenses que combatieron en la Segunda Guerra Mundial. Más adelante, la prenda se asoció a la juventud y la rebeldía, muy vinculada al rock y al movimiento hippie.

 

Pese a que la patente de Levi Strauss expiró hace más de un siglo, la compañía sigue liderando el negocio del denim en el mundo. No obstante, la competencia le ha ganado mucho terreno: en los últimos veinte años, la empresa ha reducido sus ventas casi a la mitad.

 

La red de aprovisionamiento de Levi Strauss está distribuida en unos treinta países en todo el mundo, concentrados en el Sudeste Asiático, América Central y Sudamérica, Europa y África. En ningún país la empresa compra más del 20% de su colección.

 

A cierre del ejercicio pasado, Levi’s disponía de tres centros de distribución propios en Estados Unidos y uno en Canadá. Además, el grupo alquilaba una dependencia con este fin en México, así como las instalaciones de su centro de desarrollo y diseño de producto en San Francisco.

 

En Europa, Levi’s tenía arrendada una fábrica de producción en Plock (Polonia) y un centro de distribución en Northhampton (Reino Unido). Finalmente, la compañía disponía de una fábrica en Ciudad del Cabo (Sudáfrica) y otro centro de distribución en Adelaide (Australia).

 

Evolución 2016


American Eagle Outfitters está valorando engordar su cartera de marcas mediante la adquisición de su mayor competidor en Estados Unidos, Abercrombie&Fitch. La compañía se ha aliado con el fondo de capital riesgo Cerberus Capital Management y está preparando una oferta conjunta por la cadena estadounidense.

 

American Eagle y Cerberus se han sumado así a otros posibles compradores involucrados en el proceso, entre los que se encuentran la cadena de moda Express. El valor de mercado de la compañía estadounidense ronda los 2.000 millones de dólares, más del doble que el de Abercrombie.

 

La compañía obtiene la plata en el ránking de moda urbana en plena reestructuración de su red de tiendas en todo el mundo tras la caída del beneficio registrada en 2016. El grupo estadounidense concluyo el ejercicio pasado (cerrado el 31 de enero de 2017) con un resultado neto de 212,4 millones de dólares, un 2,6% menos que en el año anterior.

 

La facturación, no obstante, evolucionó positivamente, con un ascenso del 2,4%, hasta 3.609 millones de dólares. Asimismo, el resultado bruto de explotación (ebitda) fue de 509,4 millones de dólares, un 8,7% más.

 

Del total de 1.226 tiendas con las que el grupo cerró el ejercicio 2016, 1.050 eran establecimientos de gestión propia. De estos, 943 correspondían a American Eagle Outfitters, 102 eran tiendas de Aerie, cuatro de Tailgate y Todd Snyder con un único punto de venta.

 

 


Origen y estructura


American Eagle Outfitters fue fundada a finales de los setenta por los hermanos Silverman, que dieron sus primeros pasos en el universo de la moda con su propia marca. Más adelante, los emprendedores pusieron en marcha su propia red de tiendas en la que comercializaban marcas de ropa, calzado y accesorios para hombre y mujer, totalmente orientadas a la práctica de deporte. En los años ochenta, la compañía atravesó su primera crisis financiera y vendió la mitad de sus acciones al grupo Schottenstein, un gigante del retail en Estados Unidos. A lo largo de la década, la empresa acometió una fuerte expansión, que no pudo digerir y que le llevó a redimensionarse de nuevo.

 

A raíz de aquel reajuste, los fundadores vendieron su participación a Schottenstein, que se hizo con la totalidad del capital. En 1994, la empresa salió a bolsa. Entonces, American Eagle Outfitters contaba con 167 tiendas en Estados Unidos y facturaba 199,7 millones de dólares. La rivalidad con Abercrombie&Fitch, empresa a la que acusó de copiar sus diseños, también empezó a acentuarse en esta década. En 2006, el grupo diversificó con Aerie, marca destinada a chicas más jóvenes, y Martin + Osa, para un público más adulto. Esta segunda, finalmente, no prosperó. En 2010, la empresa puso en marcha su expansión internacional, con la apertura de sus primeros establecimientos en Dubái, Kuwait, Hong Kong, Rusia y Shanghái.

 

Durante el pasado ejercicio, American Eagle Outfitters realizó su aprovisionamiento de la mano de unos 300 clientes, principalmente ubicados en Asia. Además, ninguna de las fábricas con las que trabajó la compañía producía un volumen superior al 10% del total de artículos fabricados.

 

El grupo contaba con dos centros de distribución en Estados Unidos, ubicados en las ciudades de Hazleton (Pennsylvania) y Ottawa (Kansas) y un tercero en Mississauga (Ontario, Canadá). Para servir a sus tiendas fuera de los mercados anteriores, American Eagle Outfitters tenía subcontratadas instalaciones en México, Hong Kong, China y Holanda. 

 

Evolución 2016


Urban Outfitters, igual que otras compañías del sector de la moda urbana, ha disminuido su rentabilidad en el pasado ejercicio y encara un proceso de reestructuración de su red de tiendas en la primera mitad de 2018.

 

El grupo estadounidense invertirá ocho millones de dólares el año que viene para reestructurar su red de retail y ahorrar así unos 25 millones de dólares anuales. Además, la empresa contemplaba una mejora de su servicio de entrega y su red logística.

 

La cifra de negocio de Urban Outfitters en 2016 fue de 3.545 millones de dólares, un 3% más que en el ejercicio anterior. Sin embargo, el resultado neto de la empresa cayó un 3%, hasta 218,1 millones de dólares.

 

En el conjunto del ejercicio, las ventas del grupo en el segmento retail se elevaron un 1%, hasta 3.257 millones de dólares, mientras en wholesale crecieron un 11%, alcanzando los 288,9 millones de dólares. 

 

A lo largo de 2016, la compañía abrió un total de 29 tiendas, quince de ellas correspondientes a Free People, diez a Anthropologie y cuatro a Urban Outfitters. La empresa, que cerró siete establecimientos en el ejercicio, contaba a 31 de enero de 2017 con una red formada por 242 establecimientos de Urban Outfitters, 225 tiendas de Anthropologie y 127 de Free People, además de estar presente en el canal multimarca.

 

La diversificación continuó siendo una de las apuestas de la compañía en sus cadenas. El julio pasado, Urban Outfitters anunció el lanzamiento de una línea de cosmética bajo el paraguas de su marca de moda femenina Free People, que contará con más de 600 referencias de entre treinta y veinte marcas  como Dr. Alkaitis, Fountain, Pai Skincare, The Beauty Chef, Sun Potion y Nicole Granato. El estreno de la línea se produjo en el centro comercial King Of Prussia (Pennsylvania, Estados Unidos).

 

En España, el grupo estadounidense opera con un único establecimiento de Urban Outfitters en Barcelona, abierto en 2014. No obstante, según fuentes del sector inmobiliario, la compañía aspira a poner en marcha en el país los primeros establecimientos de sus marcas Anthropologie y Free People.

 

 

Origen y estructura


Con sólo 23 años, Richard Hayne, recién graduado en antropología, y su ex compañero de habitación en la universidad, Scott Belair, tuvieron la idea de abrir una tienda. Y lo hicieron: su primer establecimiento se llamó Free People, vendía ropa, artículos de decoración y mobiliario de segunda mano, y se encontraba en un pequeño local en Philadelphia, cercano a la Universidad de Pennsylvania. Fue también un proyecto de universidad de Belair, por el que obtuvo la máxima cualificación, pero que no continuó. Hayne mantuvo el negocio y, en 1980, abrió la segunda tienda en Cambridge (Massachusses) y, poco después, junto a su esposa con Meg Hayne, creó Urban Outfitters, también bajo el concepto de multimarca.

 

La expansión de la empresa vino en los noventa, a raíz del fichaje de Kenneth Cleeland como director financiero. A lo largo de la década, Urban Outfitters continuó abriendo establecimientos en ciudades universitarias, continuando con la estela de sus inicios. En 1990, el grupo abrió la primera tienda Anthropologie, más adelante dio el salto a bolsa y unos años después inició su expansión europea con un primer punto de venta en Londres.

 

La compañía ha sabido sacar partido a las tendencias de moda y ganó popularidad gracias a construir tiendas en edificios emblemáticos. Urban Outfitters cuenta con filiales en India, Hong Kong y Turquía, todas destinadas al aprovisionamiento con las respectivas marcas propias de sus cadenas.  

 

Evolución 2016


Abercrombie&Fitch atraviesa una situación delicada desde el pasado año, tras la caída en picado de su beneficio y la mala evolución de las ventas pese al proceso de reposicionamiento llevado a cabo. Todo ello en un contexto de cambios en su cúpula, donde la directora de merchandising fue ascendida al puesto de consejera delegada en febrero.

 

La facturación de Abercrombie fue de 3.326 millones de dólares en 2016, un 5,4% menos que el año anterior. El grupo obtuvo un beneficio neto de 3,9 millones de dólares, lo que supuso una caída del 88,8% con respecto al ejercicio precedente.

 

A 30 de enero de 2017, la compañía operaba 709 tiendas en Estados Unidos y 189 en el extranjero. En su conjunto, eran 33 establecimientos menos que a cierre del ejercicio 2015.

Los malos resultados desembocaron en el adelgazamiento de la estructura del grupo. En enero, Abercrombie anunció 150 despidos en su sede central en New Albany con el objetivo de reducir sus gastos.

 

En febrero de 2017, Abercrombie puso fin a tres años de vacío en la cúpula y nombró a Fran Horowitz, entonces presidenta y directora de merchandising, como consejera delegada del grupo. Hasta entonces, la compañía había estado pilotada por un grupo de ejecutivos liderado por Arthur Martinez.

 

En paralelo al nombramiento de Horowitz, Abercrombie también ascendió a su vicepresidenta ejecutiva y directora de finanzas, Joanne Crevoiserat, que ahora desempeña el rol de directora de operaciones.

 

En enero, la compañía anunció el relanzamiento de su cadena de moda íntima Gilly Hicks, inoperativa desde que echase el cierre en 2013. Las colecciones de la marca se distribuyen a través de la red de tiendas de Hollister en Estados Unidos.

 

Desde hace un par de meses, Abercrombie&Fitch trabaja con el banco de inversión Perella Weniberg Partners para buscar un comprador. Entre los posibles compradores figura su mayor competidor en Estados Unidos, American Eagle Outfitters, que se ha aliado con el fondo de capital riesgo Cerberus Capital Management para realizar su oferta por la compañía.

 

 


Abercrombie&Fitch, igual que Levi Strauss, sitúa sus orígenes en el último tercio del siglo XIX. David T. Abercrombie puso en marcha en 1892 su primera tienda dedicada a la venta de artículos de caza y de pesca. Más adelante, un abogado, Ezra Fitch, se hizo con un porcentaje de la compañía, que pasó de inmediato a ser Abercrombie&Fitch. Sin embargo, sus fundadores permanecieron poco en el negocio: el primero de ellos lo abandonó en 1907 y, el segundo, en 1928. La empresa evolucionó su negocio y pasó a comercializar prendas, calzado y accesorios casual y, ya en la década de los treinta, contaba con clientes ilustres, como el escritor Ernest Hemingway.

 

A finales de la década de los setenta, el grupo entró proceso concursal y pasó a manos de Oshman’s Sporting Goods, que impulsó la expansión en retail de la empresa, a pesar de que las ventas seguían sin remontar. Diez años después, la empresa volvió a cambiar de manos y fue comprada por The Limited (actual L Brands) por 47 millones de dólares. Fue entonces cuando se incorporó al equipo Michael Jeffries, autor de las polémicas campañas que lanzaron a la fama a la marca. En 1996, Abercrombie dio el salto al parqué e inició una rápida expansión, que le llevó a alcanzar el millar de tiendas en 2010.

 

En la actualidad, Abercrombie no opera ningún centro de producción propio, sino que trabaja con fábricas gestionadas por terceros, la mayoría en Asia y Latinoamérica. El grupo tenía unos 150 socios para su aprovisionamiento a cierre del ejercicio pasado.

 

Para la distribución de sus colecciones, la compañía operaba con centros de distribución en Estados Unidos, ubicados en New Albani (Ohio) y Reno (Nevada). Además, Abercrombie contaba con instalaciones para este fin en Ámsterdam, Hong Kong, China y Emiratos Árabes Unidos, todas ellas gestionadas por terceros.

 

Evolución 2016


Guess continúo contrayendo sus ganancias en 2016 y redimensionando su red de retail a través del cierre y la reubicación de tiendas de la compañía tanto en Estados Unidos como en el extranjero.

 

La facturación del grupo durante el ejercicio anterior fue de 2.204 millones de dólares, un 9% menor a la del mismo periodo del año anterior. El beneficio neto cayó un 13%, hasta 84,8 millones de dólares, mientras que el resultado bruto de explotación (ebitda) de Guess se redujo un 11%, hasta 127,3 millones de dólares.

 

A cierre del pasado ejercicio, la compañía operaba con 945 tiendas propias y 735 franquicias en todo el mundo. Guess puso en marcha 120 establecimientos en 2016 y bajó la persiana de otros 149.

 

En lo referente a su cartera de marcas, el grupo estadounidense viró la estrategia de su segunda marca, Marciano, y le cambió el nombre por Marciano Los Angeles, en reconocimiento a la ciudad de la que es originaria. La empresa quiere orientar su oferta hacia el segmento premium, y la primera colección de la marca bajo estas premisas será la de otoño-invierno 2017.

 

En abril, la compañía, presidida por el español Víctor Herrero, fichó de nuevo talento de Inditex e incorporó al responsable del grupo gallego en India, Sanjay Rao, que asumirá la dirección de Guess en un país europeo. El directivo indio se sumó así a la lista de nombres procedentes de Inditex que Herrero ha contratado en los últimos años.

 

En 2015, Guess fichó a Lander Isasi como nuevo responsable de Oriente Medio, India y el Sudeste Asiático. Hasta entonces, Isasi era el director general de Inditex para el Sudeste Asiático y China.

 

Pese al difícil contexto de la empresa en el plano internacional, Guess ha elevado su apuesta por el mercado español en los últimos doce meses. Entre 2016 y 2017, la compañía se marcó como objetivo crecer a doble dígito y abrir 15 nuevas tiendas, la mayoría presentando un nuevo formato con una superficie comercial media de 300 metros cuadrados.

 

 

Origen y estructura


Los hermanos Georges y Maurice Marciano llegaron a Los Ángeles en 1981 y abrieron su primera tienda de ropa en Berverly Hills. Los Marciano nacieron en Marruecos, crecieron en Marsella e impulsaron su primer negocio de retail en Francia junto a sus otros dos hermanos Armand y Paul, pero tuvieron que abandonar el país por un problema con la hacienda francesa, que acabaron saldando unos años después. Tras la apertura en Los Angeles, Georges Marciano voló a Nueva York y convenció a los grandes almacenes Bloomingdale’s para comercializar sus productos.

 

A pesar de que Paul Marciano no tenía conocimientos ni en márketing ni en publicidad, logró crear un hito de la imagen de moda con Guess, con campañas en blanco y negro y modelos enfundadas sólo en vaqueros. En 1982, la empresa facturó doce millones de dólares; dos años después, 150 millones de dólares. Georges Marciano abandonó la empresa en 1990 y vendió sus acciones a sus hermanos. Seis años después, la compañía salió a bolsa. En el 2000, el grupo recuperó impulso recurriendo de nuevo a la publicidad y aliándose con las top model que le dieron fama en las décadas de los ochenta y los noventa.

 

La internacionalización ha sido otro lo de los ejes de crecimiento de Guess, una de las compañías estadounidenses del sector de la moda que apostó antes por crecer fuera del mercado local. Para su negocio en tiendas físicas e ecommerce en Estados Unidos, Guess utiliza principalmente un único centro de distribución ubicado en Louisville, en el estado de Kentucky.

 

Además, la compañía cuenta con dos instalaciones destinadas al mismo fin en Montreal (Canadá) y Piacenza (Italia). Esta última destinada a servir de producto todas los mercados europeos donde la empresa tiene presencia. Guess utiliza asimismo varias instalaciones gestionadas por terceros en el continente asiático, cuya ubicación no se especifica.

 

Evolución 2016

 

Diesel continúa siendo la marca más importante para OTB por volumen de facturación, aunque perdió algo de fuelle en 2016. El 60% de las ventas del grupo provinieron de la marca de denim y moda urbana, que anotó una facturación de 960 millones de euros. El año pasado, la compañía emprendió un reposicionamiento estratégico de la distribución de Diesel en todo el mundo, según explicó el consejero delegado de la marca, Alessandro Bogliolo, a Modaes.es.

 

Dicho reposicionamiento conllevó “ser más selectivos” con sus puntos de venta, según Bogliolo. A principios de este mes, Diesel anunció un recorte de plantilla en su sede central de Breganze (Italia), donde emplea a un total de 597 personas. La reducción representa el 6% del total de empleados.

 

 

Origen y estructura


Renzo Rosso, fundador de Diesel, empezó en el negocio de la moda con 23 años a finales de los setenta. Rosso se incorporó entonces en la compañía Moltex, propiedad de Adriano Goldschmied, considerado uno de los históricos del denim y cuyo nombre figura detrás de marcas como AG Jeans, Citizens of Humanity y Goldsing. Poco después, Rosso logró un préstamo de su padre para comprar el 40% de la compañía, lo que le permitió cambiar el nombre por Diesel. Años después, el empresario italiano le compró el resto de las acciones a su antiguo socio.

 

La gran aportación de Rosso al universo del denim, totalmente controlado por los gigantes estadounidenses, fue al segmento del lujo, con precios por encima de los cien dólares. Diesel abrió al denim un universo vinculado a la moda y al lujo, y lo desvinculó de la clase obrera, del trabajo, de lo rudo y de lo rebelde. En la actualidad, Diesel está presente en más de ochenta países a través de 5.000 puntos de venta multimarca y una red de retail de alrededor de 400 establecimientos monomarca.

 

A partir de Diesel, el empresario italiano ha ido creando a partir del 2000 el conglomerado OTB, propietario también de las marcas de diseñador Victor&Rolf, Maison Martin Margiela y Marni. El grupo también es dueño de Staff International, uno de los emblemas del made in Italy, propietario de las licencias de producción y distribución de un gran número de firmas de lujo del país. En 2011, la compañía creó Brave Kid, para la producción y comercialización de las líneas infantiles de terceras marcas.

 

Evolución 2016

 

Supergroup, propietario de Superdry, mantuvo su crecimiento en 2016. La compañía cerró su ejercicio 2016 (concluido el 30 de abril) con una facturación de 750,6 millones de libras, un 27,2% más que en mismo periodo del año anterior, cuando las ventas fueron de 590,1 millones de libras. El beneficio antes de impuestos fue de 73,5 millones de libras en 2016, frente a los 56,5 millones de libras del ejercicio anterior.

 

La actividad en el canal multimarca tiró del negocio de la compañía en el último año, pese a que representa sólo el 33% de las ventas totales. Superdry elevó su negocio en el canal multimarca un 42,9% en 2016, mientras sus ventas en retail crecieron un 20,6%.

 

La buena evolución en ventas de Supergroup se vio empañada por el margen. La empresa ha señalado que su margen bruto se mantuvo plano en el segundo semestre, impactado por el efecto del tipo de cambio.

 

En 2016, el dueño de Superdry abrió 24 tiendas, reubicó tres y bajó la persiana de seis establecimientos, dejando el parque total de tiendas en 550 en todo el mundo.

El pasado diciembre, la compañía subió la persiana de su mayor tienda en el mundo. Se trata de un flagship store en Berlín, en el barrio de Charlottenburg, y cuenta con más de 3.800 metros cuadrados de superficie comercial.

 

En junio de 2016, James Holder, cofundador de Superdry, abandonó su puesto como director de marca y diseño de la compañía. Holder continúa, no obstante, vinculado a la empresa como director de SuperDesign Lab, el centro de innovación de producto de Supergroup. 

 

En las dos últimas temporadas, la empresa registró ventas por valor de 16 millones de euros (sin contar reposiciones) en el mercado español.  En el canal multimarca del país, la empresa cuenta con más de 170 clientes, mientras que en El Corte Inglés, la firma opera con corners en diecisiete centros, dos de ellos en Portugal.

 

 

 

Origen y estructura


Los orígenes de Superdry se remontan a 1985, cuando Julian Dunkerton e Ian Hibbs pusieron en marcha su primer establecimiento de ropa Cult Clothing en la localidad británica de Cheltenham. Después de aquel primer punto de venta, vinieron muchísimos más, la mayoría de ellos ubicados en ciudades universitarias del país. Sin embargo, el fenómeno Superdry no se produjo hasta 2003. Aquel año, Dunkerton se alió con el diseñador James Holder, que a su vez había fundado la marca Bench, también de moda urbana, y crearon esta nueva marca, que empezaron a comercializar en la red de tiendas Cult Clothing.

 

Theo Karpathios, un directivo de la casa, entró en el capital, asumió el cargo de consejero delegado y dio un vuelco a la estrategia del grupo impulsando su desarrollo internacional. En 2010, el grupo da el salto al parqué londinense con miras a acelerar su expansión. A partir de entonces, la empresa tomó el control de su negocio de franquicias en Europa y renombró las tiendas Cult Clothing bajo la marca Superdry. En 2015, la compañía tomó también el control de su negocio en Estados Unidos y se alió con el operador chino de retail Trendy International Group para crecer en el gigante asiático.

 

 

 

Evolucion 2016


G-Star Raw ha realizado cambios de peso en su cúpula directiva. En noviembre de 2016, la compañía holandesa nombró a Patrick Kraaijeveld y Rob Schilder han sido nombrados como co-consejeros delegados, sustituyendo al fundador de la empresa Jos Van Tilburg, que había ocupado el cargo durante 27 años y ahora realiza funciones de asesoramiento estratégico.

 

Antes de ser nombrados, los dos nuevos co-consejeros delegados ya habían trabajado en la empresa: Schilder era el antiguo director de operaciones y Kraaijeveld el ex director creativo.

Pocos meses más tarde, G-Star le daba un nuevo impulso a su dirección artística con el fichaje de Aitor Throup como director creativo. Throup había colaborado ya en numerosas ocasiones con la compañía y, desde entonces, desarrolla las colecciones cápsula G-Star Raw Research.

 

En relación al mercado español, el grupo siguió el camino de grupos como Diesel y Levi’s y trasladó la gestión de su negocio en el país a Holanda. La reorganización supuso la salida de Peter Danckaerts, el director de G-Star en España durante los últimos trece años.

 

Desde mediados de mayo, Luca Fiorita es el director general de la empresa en España, Portugal, Francia e Italia. El directivo trabaja para la compañía desde noviembre de 2010, cuando se incorporó como responsable de cuentas estratégicas para el mercado alemán. Tres años después, el ejecutivo fue ascendido a director general del país.

 

En octubre de 2014, Fiorita se trasladó a Ámsterdam en octubre de 2014 para trabajar en las oficinas centrales de G-Star como responsable global de ventas y merchandising para la colección masculina. Dos años después, el directivo pasó a ser responsable global de cuentas estratégicas del grupo.

 

 

 

Origen y estructura


Los orígenes de G-Star se remontan a 1989, cuando el empresario holandés Jos Van Tilburg desarrolló una línea de denim para la marca local Second Group. Aquella nueva enseña se llamó Gap Star y fue el punto de partida de un proyecto más ambicioso bajo el nombre de G-Star. Sin embargo, el boom de la marca se produjo a mediados de los noventa con el lanzamiento del modelo Elwood, en el que se fusiona la rudeza del vaquero clásico con un aspecto de vanguardia. En 2002, Van Tilburg y Second Group se separaron y el empresario holandés continuó con el negocio en solitario.

 

En la primera década del 2000, la compañía impulsó su expansión internacional y diversificó el producto más allá de los vaqueros, además de iniciar un negocio de retail con la apertura de sus primeros puntos de venta. En 2006, la facturación de la empresa ascendía ya a más de 400 millones de euros, según las últimas cifras facilitadas por la compañía.

 

En 2013, la compañía dio un nuevo giro a su estrategia de retail y apostó por la apertura de flagship stores en las principales ciudades europeas. La primera de estas tiendas se puso en marcha en la londinense Oxford Street. En España, la compañía abrió en la calle Serrano de Madrid y en el Paseo de Gracia de Barcelona.

 

 

Evolución 2016


Pepe Jeans engordó su cartera de marcas en 2016. La compañía asumió la gestión de la cadena francesa de moda Façonnable, controlada por el grupo libanés M1, propietario a su vez de Pepe Jeans. Tras su integración, Pepe Jeans pretendía reorganizar el negocio de la enseña con el foco puesto en el canal retail y en los grandes almacenes.

 

Façonnable mantiene sus oficinas de diseño en París, pero trasladó su sede central a España tras el cambio de manos. En los últimos años, Façonnable había puesto en marcha varios ajustes de plantilla tras la caída continuada de las ventas. 

 

Con la integración de Façonnable, Pepe Jeans reforzó su negocio internacional, donde generó el 73% de sus ventas en 2015. La empresa, que cuenta con oficinas en Barcelona, Madrid, Ámsterdam, Londres y Bombáy, opera con las marcas Pepe Jeans, Hackett, Tommy Hilfiger (distribución en España ) y Calvin Klein (distribución en España de CK).

 

Según los últimos datos disponibles, Pepe Jeans cerró su ejercicio 2015 el pasado 31 de marzo con una facturación de 557,25 millones de euros, frente a los 538,13 millones de euros del año anterior. El resultado neto del grupo se situó en 8,65 millones de euros.

 

Por canales de distribución, el 66% de las ventas se generaron del canal wholesale y de distribuidores y el 34% del retail. A 31 de marzo de 2016, el grupo sumaba un total de 321 tiendas propias en todo el mundo, 192 correspondientes a Pepe Jeans; 99, a Hackett; 29, a Tommy Hilfiger, y una a Norton. Con esta última marca, la compañía puso en marcha un flagship store en Londres, al cual se sumarán otras dos tiendas en Madrid y Milán a lo largo de este año.

 

El grupo también siguió los pasos de Tommy Hilfiger mediante la creación de una plataforma digital dirigida a sus clientes profesionales en el canal multimarca. La herramiento, creada de la mano de The Birchman Group, pretender aportar al cliente wholesale nuevas capacidades digitales.

 

 

 

Origen y estructura


Pepe Jeans nació en Londres en 1973 de la mano de los hermanos de origen indio Nitin, Arun y Milan Shah, que pusieron en marcha un pequeño puesto de ropa vaquera en Protobello Road, en Londres. Los inversores Silas Chou y Lawrence Stroll se hicieron con la empresa a mediados de los ochenta y en los noventa los directivos españoles de la compañía tomaron el control de la misma a través de una operación de management buy out (MBO), en la que contaron con el apoyo del fondo 3i.

 

La operación incluyó la actividad de la empresa en España, Francia, Italia, Grecia, Oriente Medio y Latinoamérica, pero, desde entonces, la compañía ha ido consolidando su actividad en el resto del mundo. El proceso finalizó el pasado 2015, cuando Pepe Jeans se hizo con el 100% de su negocio en India.

 

De la mano del capital riesgo y de inversores como Juan Abelló, a través de varias fases de inversión, el grupo español ha construido una red formada por 304 establecimientos (con datos a cierre de 2014) en 38 países y una actividad que incluye el control de macas como Hackett y Norton Clothing y la distribución en España de marcas como Tommy Hilfiger.

Relacionados
Compartir
Normas de participación

info@modaes.es

 

Política de validación de los comentarios:

 

Modaes no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...