Utilizamos las cookies para ayudar a personalizar contenido, adaptar y medir los anuncios, y facilitar una experiencia más segura. Al hacer clic o navegar en el sitio, aceptas que recopilemos información dentro y fuera de modaes.es mediante las cookies. Consulta aquí más información, incluida la relativa a los controles disponibles: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

21 Nov 201700:16

h Back Stage

El mapa de la moda 2016 (VIII): Los grandes de la moda infantil

21 Jun 2016 — 11:57
P. Riaño/ S. Riera
Especiales relacionados
Compartir
Me interesa

Por quinto año consecutivo, Modaes se adentra en la serie El Mapa de la Moda. A lo largo de once semanas, El Mapa de la Moda realizará un recorrido por los principales operadores del mundo del negocio de la moda.

 

El Mapa de la Moda es un documento que Modaes elabora anualmente con el objetivo de convertirse en una guía para conocer cuáles son y cómo trabajan los principales actores del negocio. Segmentado por sectores, El Mapa de la Moda es un documento de consulta para los empresarios, directivos y profesionales del negocio de la moda y de sus sectores auxiliares.

 

Patrocinado por Moddo, plataforma omnicanal para el mundo de la moda, el calzado y el deporte, en este octavo capítulo El Mapa de la Moda se adentra en las principales empresas del negocio de la moda infantil en el mundo. Cada martes, Modaes abordará un nuevo segmento: gran distribución, grandes almacenes, lujo, moda urbana, moda deportiva, perfumería, industria auxiliar, calzado y ecommerce.

 

Cada capítulo figurará en Modaes.es como un artículo de análisis, para más tarde pasar a formar parte de un Dossier de consulta disponible en Modaes.

 

 

 

La moda infantil es un sector muy atomizado. Del mismo modo que ocurre en otros sectores, como el de la moda urbana, hay muy pocos operadores con cifras de negocio superiores a los mil millones de dólares. Y es que, a pesar de contar con compañías especializadas en este ámbito, las grandes corporaciones de moda cuentan también con líneas específicas para el segmento infantil.

 

En el último año, se han producido pocos cambios en el mapa del sector, que continúa liderando la estadounidense Carter’s, que supera la barrera de los 3.000 millones de dólares. Le siguen la británica Mothercare y las también estadounidenses The Children’s Place y Gymboree. Por debajo de los mil millones de dólares de facturación se encuentran las compañías europeas del sector, como las francesas IDKids, Orchestra y CWF.

 

En este ránking se cuela también la española Mayoral, que en este último ejercicio ha reforzado su posición tras disparar un 20% su cifra de negocio y barrer el listón de los 300 millones de euros (338 millones de dólares). Por último, cierra la clasificación la portuguesa Zippy, propiedad del conglomerado empresarial Sonae.

 

Pese al fuerte crecimiento que ha registrado la marca lusa de moda infantil en una década, la empresa no da datos desagregados por cadenas ni de facturación ni de número de tiendas. Las únicas cifras que arroja el grupo son las de la división de retail Sonae SR, que también engloba a la cadena de moda MO, la de electrónica de consumo Worten y la de moda y equipamiento deportivo Sport Zone.

 

 

El mapa de la moda 2016 (VIII): Los grandes de la moda infantil


Los orígenes de Carter’s se remontan a 1865, cuando un empresario inglés, William Carter, fundó la empresa William Carter Company en la localidad de Needham, en el estado de Massachusetts. La empresa estuvo en manos de la familia Carter durante más de un siglo. En la década de los sesenta, la compañía llegó a tener siete fábricas en Estados Unidos, la mayoría de ellas en Massachusetts.

 

En 1990, la familia vendió la compañía a un grupo estadounidense y, desde entonces, la empresa ha ido cambiando de manos. A mediados de la década de los noventa, cuando el grupo empleaba a 6.500 trabajadores y facturaba cerca de 300 millones de dólares, la compró el fondo Investcorp.

 

En 2001, Carter’s volvió a cambiar de socios tras adquirirla el fondo Berkshire Partners por 450 millones de dólares. La empresa contaba entonces con 149 tiendas. Dos años después, con ventas de 580 millones de dólares, el grupo salió a bolsa. En 2012, la compañía se trasladó a sus oficinas actuales en la Phipps Tower de Atlanta.

 

Carter’s concluyó 2015 con una cifra de negocio de más de 3.000 millones de dólares, un 4% más que en el año anterior. La compañía acumula 27 ejercicios consecutivos de subidas en ventas. El beneficio neto del grupo se situó en 238 millones de dólares.

 

La empresa lidera el mercado de la moda infantil en Estados Unidos, donde copa cerca del 17% de la facturación del sector en el país, y en Canadá, donde tiene el 16%, y que por el momento es el único mercado exterior en el que está presente la empresa es Canadá.

 

Carter’s comercializa sus productos a través del canal wholesale y de tiendas propias. En el primero de ellos, las marcas del grupo tienen presencia en más de 17.400 puntos de venta. En cuanto a su propia cadena, la compañía suma 982 establecimientos, 594 de los cuales son de Carter’s, 241 son de OshKosh y 147 están en Canadá.

 

El grupo hace años que abandonó la producción en Estados Unidos. En la actualidad, la compañía cuenta con una red de 150 proveedores en 16 países, la mayoría de ellos en Asia. La empresa cuenta también con una oficina en Hong Kong desde la que gestiona sus operaciones de aprovisionamiento.

 

El consejero delegado del grupo es desde 2008 Michael D. Casey. La empresa ascendió al directivo, que hasta entonces era el responsable financiero, para sustituir a un histórico, Frederick J. Rowan II, quien lideró el grupo desde principios de la década de los noventa y fue artífice de toda su expansión. Casey asumió el cargo después de quince años en la empresa.

 

 

El mapa de la moda 2016 (VIII): Los grandes de la moda infantil

 

Los inicios de Mothercare se sitúan en 1961, con la apertura de su primer establecimiento en la localidad inglesa de Surrey, especializado en sillas de paseo, mobiliario infantil y ropa premamá. Más adelante, la compañía diversificó y abordó la ropa infantil, y entró en el negocio de la venta por correspondencia. En 1972, Mothercare dio el salto al parqué.

 

Fundaron la compañía un empresario británico de origen bengalí, Selim Zilkhan, de familia judía iraquí y padre banquero, junto con Sir James Michael Goldsmith, de la familia de multimillonarios Goldsmith y que llegó a representar a Francia como diputado del Parlamento Europeo.

 

La compañía inició su expansión internacional a mediados de los ochenta a través de acuerdos con socios franquiciadores en mercados estratégicos. En 2007, el grupo compró Chelsea Stores Holding, propietario de Early Learning Centre, retailer especializado en juguetes y libros infantiles educativos.

 

Mothercare cerró 2015 con una cifra de negocio de 1.149 millones de libras (1.649 millones de dólares). El grupo británico concluyó el último ejercicio con un resultado bruto positivo por primera vez en cinco años. El grupo registró un beneficio antes de impuestos de 9,7 millones de libras (13,9 millones de dólares), frente a las pérdidas del año anterior.

 

La compañía empezó el año pasado a recoger los frutos de varios ejercicios de profunda reestructuración en su mercado local, donde ha logrado reducir sus pérdidas un 64%, hasta 6,4 millones de libras (9,1 millones de dólares). Sin embargo, en los mercados internacionales, Mothercare ha contraído su beneficio un 12,2%, hasta 40,3 millones de libras (57,8 millones de dólares), debido a la volatilidad de las divisas.

 

A lo largo de los últimos años, la compañía ha reorganizado su red de retail, especialmente en Reino Unido, donde ya ha renovado el 40% de su red de tiendas y ha cerrado una veintena de establecimientos que no eran rentables. A cierre del ejercicio, Mothercare contaba con 1.083 tiendas en todo el mundo, de las cuales 170 están en Reino Unido. En el resto de Europa, el grupo tiene 469 puntos de venta; en Oriente Medio cuenta con 345; en Asia, 435, y en Latinoamérica, 61.

 

En cuanto al aprovisionamiento, Mothercare tiene oficinas en India, Bangladesh, China y Hong Kong, aunque opera en 17 países a través de una red de 621 proveedores.

 

Mark Newton-Jones es consejero delegado del grupo desde julio de 2014. El directivo se incorporó al puesto tras unos meses en el cargo como interino, que asumió tras la marcha repentina de su predecesor, Simon Calver, después de rozar la quiebra. Newton-Jones se incorporó entonces a Mothercare procedente de Shop Direct Group, donde ostentaba el cargo de consejero delegado. A lo largo de su trayectoria, el ejecutivo también había ocupados cargos de responsabilidad en Next Group.

 

 

El mapa de la moda 2016 (VIII): Los grandes de la moda infantil

 

El primer establecimiento de The Children’s Place se abrió en la localidad de Hartford (Connecticut, Estados Unidos) en 1965, de la mano de dos recién licenciados en Harvard Business School, David Pulver y Clinton Clark. En la tienda comercializaban juguetes y ropa infantil, además de otros artículos. Con el tiempo, sus fundadores fueron ajustando el inventario hasta hacer rentable el negocio, que focalizaron en ropa casual infantil de precio medio, junto con marcas del sector. Sus impulsores empezaron a abrir más tiendas en el país y, en 1975, contaba con una cadena de 34 establecimientos.

 

La empresa salió a bolsa en 1981, cuando contaba con 65 tiendas y facturaba cincuenta millones de dólares. Sin embargo, sus fundadores decidieron venderla a Federal Department Stores, un conglomerado de cadenas de comercio al por menor con una cifra de negocio de 6.000 millones de dólares. A finales de la década de los ochenta, el grupo canadiense Campeau Corp compró al dueño de The Children’s Place, en un momento en el que la cadena de moda infantil atravesaba dificultades.

 

Su nuevo propietario la vendió al grupo inversor Morris Dabah, que la recondujo hacia el crecimiento. A finales de los noventa, la compañía regresó a bolsa. Entre 1989 y 2007, estuvo al frente de The Children’s Place Ezra Dabah, quien engrosó el tamaño de la compañía con una gestión no exenta de polémica. Entre 2004 y 2007, el grupo abrió y gestionó más de 300 tiendas Disney a través de una sociedad que quebró.

 

La compañía concluyó 2015 con ventas de 1.725,8 millones de dólares, un 2% menos que en el año anterior.

 

A cierre de ejercicio, la empresa contaba con 1.069 tiendas en Estados Unidos y Canadá. Más de la mitad de los establecimientos de The Children’s Place se encuentran en centros comerciales. En Estados Unidos, la cadena suma 926 puntos de venta; otros once se encuentran en el estado libre asociado de Puerto Rico y los 132 restantes, en Canadá. En el último año, la compañía cerró 28 tiendas, 26 de ellas en su mercado local y las otras dos, en el canadiense.

 

Para gestionar su aprovisonamiento, la empresa cuenta con oficinas en Hong Kong y Shanghái para las fábricas de China, además de tener estructura en India, Bangladesh y Vietnam, así como proveedores directos en África, Camboya e Indonesia.

 

La actual consejera delegada del grupo, Jane T. Elfers, se incorporó al grupo en 2009. Antes de asumir el liderazgo en The Children’s Place, la directiva había estado al frente de la cadena Lord&Taylor. Elfers inició su carrera profesional en Macy’s.

 

 

El mapa de la moda 2016 (VIII): Los grandes de la moda infantil

 

Joan Barnes había sido profesora de danza moderna para niños en Nueva York antes de trasladarse a San Rafael (California) para dar clases con ejercicios para padres y bebés. En la década de los setenta, Barnes abrió su primer espacio en un centro comercial y, diez años después, contaba con una red de 350 centros en régimen de franquicias por todo el país.

 

La popularidad de aquellos gimnasios para padres y bebés dio suficiente notoriedad a la marca para que las tiendas de ropa Gymboree despegaran con rapidez. El fondo Venture Partners apoyó el proyecto desde el principio. En 1986 se abrió el primer establecimiento de moda y tres años después, la red contaba con 32 tiendas. A mediados de los noventa, la cadena contaba con 200 puntos de venta y facturaba 200 millones de dólares.

 

Gymboree cerró el ejercicio de 2015 con ventas de 1.184,6 millones de dólares, un 0,5% más que en el año anterior. En este último año, la compañía ha mejorado su resultado neto, a pesar de que sigue en pérdidas. El grupo concluyó 2015 con unos números rojos de 10,2 millones de dólares, frente a las pérdidas de 574,1 millones de dólares de un año atrás.

 

A cierre de 2015, la empresa contaba con 1.306 tiendas en Estados Unidos, Canadá y Puerto Rico. En su mercado local, la compañía cuenta con 1.255 establecimientos; en Canadá, con 48, y en Puerto Rico, con tres. Gymboree continúa siendo la marca estrella del grupo, con 770 puntos de venta. Sus otras enseñas, Janie&Jack y Crazy 8 cuentan con 149 y 387 tiendas, respectivamente.

 

Más allá de esta región, el grupo suma otras 84 tiendas, 57 de las cuales son en formato de franquicia y se encuentran en Oriente Medio, Corea del Sur y Latinoamérica, y otras 27 se concentran en China.

 

El grueso de su aprovisionamiento se centra en 130 fábricas situadas en China, Vietnam, Bangladesh, Camboya e India.

 

Gymboree nombró a su actual consejero delegado, Mark Breitbard, en enero de 2013 para reconducir la situación de la compañía y devolverla a la rentabilidad. Antes de incorporarse al grupo, Breitbard era presidente en Norteamérica de Gap y, con anterioridad, había sido vicepresidente de las líneas infantiles de la marca.

 

 

El mapa de la moda 2016 (VIII): Los grandes de la moda infantil

Jean Duforest, cofundador del grupo Camaïeu de moda, puso en marcha junto a Jean-Luc Souflet otra compañía especializada en el segmento infantil. En el año 2000, echóp a andar la marca Okaïdi con la apertura de su primer establecimiento. Dos años después, la enseña lanzó una segunda línea, Obaïbi, para bebés y emprendió el salto internacional.

 

En 2005, el proyecto tomó envergadura y pasó a denominarse ÏD Group. En plena estrategia de crecimiento, la compañía ganó tamaño a través de adquisiciones y se hizo con la marca Jacadi, hasta entonces en manos de la familia Frydman, los antiguos propietarios de la cadena de perfumerías Marionnaud.

 

Más adelante, la empresa aceleró en retail y creó la cadena Oxybul de establecimientos multimarca en los que agrupa todas sus enseñas. A finales de 2015, el grupo encaró su última reorganización y cambió el nombre de la empresa a ÏDKids.

 

El grupo cerró 2015 con una cifra de negocio de 777 millones de euros (875,8 millones de dólares), un 4,8% más que en el año anterior. IDKids se recuperó así del bache del año anterior, cuando las ventas retrocedieron un 2,9%.

 

La empresa cuenta en la actualidad con 1.045 tiendas tras abrir 25 establecimientos en el último año y recuperar también la expansión en retail tras dos ejercicios consecutivos en los que reestructuró su red de puntos de venta. Entre 2012 y 2014, ÏDKids cerró 92 tiendas. En este periodo, el grupo también ha salido de cuatro mercados. El año anterior, la compañía tenía presencia en 66 países.

 

ÏDKids puso al frente de la empresa al directivo francés Eric Vendendriessche en 2011. La entrada de Vendendriessche supuso también la reestructuración de toda la cúpula directiva de la compañía, con la creación de diferentes direcciones generales para cada una de las marcas.

 

El ejecutivo ya había estado en la compañía a finales de los noventa, cuando ocupó el cargo de director de márketing para Okaïdi. El directivo también había coincidido con Duforest en Camaïeu a mediados de la década de los ochenta. A lo largo de su trayectoria,  Vendendriessche ha ocupado diferentes cargos directivos en empresas como Auchan, Naf Naf o Pimkie, entre otros grupos franceses de moda.

 

 

El mapa de la moda 2016 (VIII): Los grandes de la moda infantil

Chantal y Pierre Mestre fundaron Orchestra en 1995 como un negocio de retail especializado en moda infantil. Pocos años después, el grupo abordó este segmento a través establecimientos en gran formato, que empezó a abrir en las afueras de las grandes ciudades. En 2006, la compañía evolucionó aún más el concepto e incorporó más líneas de producto infantil en las tiendas.

 

A partir de 2011, Orchestra dio el salto internacional, con la expansión de su fórmula en países como España, Bélgica y Suiza, y un año después en Turquía y China. En la actualidad, la empresa ultima el salto a Estados Unidos. Por este motivo, el año pasado nombró a Agathe Boidin, hasta ahora directora general de la empresa, como responsable del grupo para America del Norte.

 

A partir de 2012, la compañía inició la expansión de su negocio a golpe de adquisiciones y compró entonces la belga Prémaman, que en la actualidad suma 300 tiendas en todo el mundo. Un año después, la empresa puso en marcha la enseña Bebé 2000, de establecimientos de gran formato especializados en puericultura. En 2014, Orchestra se reforzó aún más en este ámbito con la adquisición del grupo belga Home Market. En los últimos meses, la empresa ha pujado por la estadounidense Destination Maternity.

 

Orchestra finalizó 2015 con un alza del 16,3% en su cifra de negocio, hasta 562,5 millones de euros (634 millones de dólares). El incremento de las ventas es una consecuencia directa del aumento del tamaño de su red de tiendas, que a 29 de febrero de 2016, se situaba en 553 puntos de venta. La empresa concluyó su último ejercicio fiscal con un resultado neto de 146 millones de euros (164,5 millones de dólares). La compañía se ha marcado como objetivo para 2019 alcanzar mil millones de euros (1.127,2 millones de dólares) de facturación.

 

El año pasado, el grupo contaba con un total de 700 puntos de venta en cuarenta países. En sólo un año, la empresa sumó a su estructura comercial 23 nuevos establecimientos con una inversión de cuarenta millones de euros (45 millones de dólares). Por mercados, Francia aporta el 63,9% de las ventas de la compañía.

 

Otro factor que impulsó la facturación del grupo en el último año fue la puericultura, que disparó sus ventas un 70,3%, hasta generar ya el 13% del total de las ventas de Orchestra. Por tipos de formato, las tiendas sólo de moda continúan generando el grueso de la facturación del grupo, aunque ganan terreno en las grandes superficies en las zonas periféricas, que en 2015 impulsaron las ventas un 84% respecto al año anterior, hasta 142,2 millones de euros (160,2 millones de dólares). De hecho, casi la mitad de las nuevas aperturas que ha llevado a cabo la empresa en 2015 han sido tiendas de gran formato.

 

Para su distribución, Orchestra cuenta con tres plataformas logísticas, dos de ellas en las localidades francesas de Montpellier y Lauwin-Planque, y una tercera en Bruselas. En el último año, el grupo ha redefinido su actividad en estas plataformas por tipo de producto con miras a encarar una nueva fase de crecimiento a medio plazo. Además, la compañía ultima la construcción de un nuevo almacén en la localidad de Arras, que se espera que esté operativo a finales de 2016.

 

Al frente de la compañía continúan sus fundadores: Pierre Mestre como presidente y Chantal Mestre como vicepresidenta. Con el traslado de Boidin, la compañía nombró a Philippe Thirache nuevo director general del grupo. El directivo procede de Kiabi, donde ha trazado gran parte de su trayectoria profesional.

 

 

El mapa de la moda 2016 (VIII): Los grandes de la moda infantil

Licencias de firmas internacionales y marcas propias son la base del negocio de Group Zannier, uno de los grandes de la moda infantil que en 2012 celebró su cincuenta aniversario.

 

Los orígenes de la empresa se remontan a 1962, cuando Roger Zannier y su hermana pusieron en marcha en St. Chamond, un taller para diseñar, fabricar y distribuir moda para retailers. La especialización en moda infantil llegó sólo cuatro años después de su fundación con los primeros acuerdos con retailers.

 

En la década de los ochenta, la empresa lanzó su marca propia Z e inició un rápido proceso de crecimiento mediante adquisiciones. Entre 1988 y 1998, Zannier se hizo con Kickers, Dugby Creations Group (dueño de las marcas Alphabet, Confetti y Floriane) y Poron Group (Absorba), para hacerse con Chipie Group, Decant Julien Group, Generation Y2K Group (dueño de Catimini, Jean Bourget, Ikks y One Step) y Kid Cool entre 1999 y 2000.

 

Tras las adquisiciones, el grupo pasó a crecer mediante licencias y entre 2004 y 2009 selló acuerdos con Levi’s, Dim, Kenzo, Gaultier y Paul Smith para gestionar sus líneas infantiles. En 2015, el grupo sumó el negocio infantil de Esprit.

 

Con una facturación de alrededor de 430 millones de euros (484,7 millones de dólares), la empresa opera actualmente con quince marcas, siete de las cuales son licencias de grupos internacionales.

 

La compañía combina todos los canales en su distribución. Así, Zannier opera con comercios multimarca, grandes almacenes, tiendas propias y franquicias y online. El grupo cuenta con filiales en Bélgica, España, Estados Unidos, Reino Unido, Italia, Portugal, Alemania y Dubái. Con presencia en treinta países, Zannier suma más de 900 tiendas en el mundo, 500 de ellas en Francia, además de 10.000 puntos de venta multimarca y siete filiales en Europa.

 

El negocio del grupo se ha resentido durante los últimos años. En 2014, la empresa inició un proceso de desinversiones y traspasó la marca Ikks al fondo LBO France para centrarse en moda infantil. En paralelo, la compañía redujo su plantilla y en enero de 2015 llegó a un acuerdo con los trabajadores para despedir a 240 miembros de su plantilla, que ascendía entonces a 3.500 empleados, 1.860 de ellos en Francia.

 

Cada año, Zannier distribuye 44 millones de prendas, que son producidas en 500 proveedores de quince países. La empresa cuenta con una central de compras (puesta en marcha en 1986) con la que coordina once oficinas de compras.

 

 

El mapa de la moda 2016 (VIII): Los grandes de la moda infantil

Con la discreción que suele caracterizar a las empresas familiares, la española Mayoral se ha convertido en uno de los mayores grupos del mundo del negocio de la moda infantil. Su negocio, basado en el canal multimarca, se enfoca cada vez más al retail y se despliega en los mercados internacionales.

 

Mayoral dio sus primeros pasos en Yunquera, un pueblo de la Serranía de Ronda, en Málaga, en un pequeño taller dedicado a la confección de calcetines y medias que terminó cerrando a causa de la Guerra Civil. Francisco Domínguez Toledo, propietario de la fábrica, trasladó la actividad de su negocio a Málaga y fundó, en 1941, Domínguez Toledo, compañía que contó con una de las primeras máquinas de tricotar a mano de España. Se estaba formando el germen de Mayoral.

 

Con Rafael Domínguez de Gor, hijo de Domínguez Toledo, al frente de la compañía, la empresa decidió cambiar su rumbo y se especializó en prendas de vestir para niños. En aquel momento, en plena década de los setenta, nació la marca Mayoral.

 

Sus primeras prendas fueron pantalones infantiles, pero la evolución natural del negocio empujó a Mayoral a crear conjuntos completos, para terminar diseñando colecciones más exclusivas y de tendencia.

 

La empresa centra su distribución en el canal multimarca, tanto en España como en el extranjero. Mayoral ha compaginado su desarrollo en el mercado español, donde supera los 150 establecimientos, con una intensa expansión internacional. Actualmente, el grupo suma trece filiales, en países como Italia, Portugal, Grecia, Francia, Turquía, Ucrania, India, Rumanía o Kazajstán.

 

Actualmente, Mayoral está compuesto por más de una decena de sociedades dedicadas al diseño, fabricación, comercialización y distribución de moda infantil en más de 75 países, a través de una red de filiales en el exterior, 220 agentes comerciales, 190 tiendas monomarca y más de 10.000 clientes a nivel mundial.

 

Gracias a su impulso fuera de las fronteras nacionales, Mayoral estima elevar su cifra de negocio un 6% este año, después de superar los 300 millones de euros (338 millones de dólares) de facturación en 2014. El grupo emplea hoy a 1.200 personas.

 

 

El mapa de la moda 2016 (VIII): Los grandes de la moda infantil

Mientras la mayoría de empresas saltan del nicho a la gran distribución, el camino de Children Worldwide Fashion (CWF) ha sido el inverso. Aunque la fundación de este gigante de la moda infantil se sitúa en 1999, CWF es heredera de una tradición de más de cinco décadas en el sector.

 

En 1965 nació en Herbiers la empresa Albert SA, dedicada al diseño, fabricación y distribución de marcas propias de moda infantil. Tres décadas después de su fundación, Albert dio un giro estratégico y pasó del gran consumo a la gama alta con la adquisición de su primera licencia: Donna Karan New York. Dos años después, Elle y Timberland se sumaron al grupo, que pasó de gestionar toda su producción a la externalización.

 

A principios de 1999, Albert tropezó y presentó el equivalente francés al concurso de acreedores. En marzo del mismo año, la empresa fue adquirida por el grupo belga Artal por 109,9 millones de francos. Artal, con orígenes en el negocio agroalimentario, se comprometió entonces a invertir 150 millones de francos en la compañía, transformada ya en CWF.

 

La cartera de marcas del grupo comenzó entonces a crecer, con incorporaciones como Burberry, Chloé, Escada o Missoni, al tiempo que desplegó su actividad por el mundo con acuerdos con grandes almacenes como Galeries Lafayette, El Corte Inglés, La Rinascente o House of Fraser.

 

Aunque las licencias de marcas de gama alta continúan siendo su principal vía de ingresos, durante los últimos años la empresa ha iniciado un proceso de diversificación con el lanzamiento de firmas propias y la creación de una red de tiendas.

 

En 2012, CWF puso en marcha la marca propia Billieblush, a la que en 2014 se sumó Billiebandit en 2014. Ese mismo año, la empresa inició el desarrollo de su cadena de tiendas Kids Around y en 2015 lanzó la marca Carrément Beau y la cadena BilliesMarket. En 2016, la compañía ha iniciado el desarrollo de Une Fille, con la que eleva la edad de su público objetivo hasta los 18 años.

 

El grupo finalizó el último ejercicio con una cifra de negocio de más de 160 millones de euros (180,3 millones de dólares). La empresa, que comercializa cada año más de seis millones de prendas, obtiene el 65% de sus ventas en Europa y el 35% en el resto del mundo.

 

CWF, que emplea a 800 personas, cuenta actualmente con presencia comercial en 74 países, en seis de los cuales opera con filiales. La empresa suma alrededor de 2.300 puntos de venta en el canal multimarca (incluyendo 120 en grandes almacenes) y dieciocho tiendas propias.

 

 

El mapa de la moda 2016 (VIII): Los grandes de la moda infantil

Sonae puso en marcha Zippy en 2004 con el objetivo de ampliar su negocio en la moda, donde hasta entonces operaba sólo bajo la enseña MO, e introducirse en el segmento infantil. Sonae es uno de los mayores grupos de retail de Portugal, con una cifra de negocio de 4.850 millones de euros (5.467 millones de dólares) en 2015, que opera en diferentes ámbitos. La división de comercio minorista del grupo se agrupa en Sonae SR, diferenciándose así de comercio de alimentación, Sonae MC.

 

La división de comercio minorista del grupo portugués registró en 2015 una cifra de negocio de 1.294 millones de euros (1.458,6 millones de dólares). En esta área, además de inscribirse Zippy, también se incluyen otras cadenas como MO, Sport Zone o Worten (de electrónica de consumo), entre otros.

 

El negocio de esta área se elevó un 0,4% en el último año. La actividad internacional representa cerca del 30% del total, gracias sobre todo a Worten. En total, Sonae SR cuenta con 685 tiendas en 27 países.

 

La marca está presente en la actualidad en cerca de treinta países, aunque con tiendas sólo opera en 19 mercados. En la actualidad, la enseña está desarrollando su expansión en Oriente Medio y, en concreto, en Arabia Saudí.

 

Otros países en los que Zippy acaba de aterrizar son Chipre, Ecuador, Kurdistán, Libia, Mozambique, Filipinas y Túnez. En total, Zippy cuenta con más de 120 tiendas y una plantilla de más de 650 personas. Sólo un tercio de los establecimientos de la cadena de moda infantil se concentran en Portugal. En España, la enseña tiene alrededor de cuarenta tiendas.

 

Al frente de Sonae SR se encuentra Miguel Mota Freitas. El directivo dirige toda la actividad de esta división desde España.

Relacionados
Compartir
Normas de participación

info@modaes.es

 

Política de validación de los comentarios:

 

Modaes no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...