Utilizamos las cookies para ayudar a personalizar contenido, adaptar y medir los anuncios, y facilitar una experiencia más segura. Al hacer clic o navegar en el sitio, aceptas que recopilemos información dentro y fuera de modaes.es mediante las cookies. Consulta aquí más información, incluida la relativa a los controles disponibles: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

19 Nov 201713:54

h Back Stage

El 82% de los ‘influencers’ considera que su trabajo debe ser remunerado

Más del 50% de las empresas del negocio de la moda quieren aumentar su inversión en marketing para contratar un influencer.

18 Oct 2016 — 18:17
A. Pijuán
Compartir
Me interesa

El 82% de los 'influencers' considera que su trabajo debe ser remunerado

 

A día de hoy, el influencer es quien dicta las reglas, y las empresas han empezado a entenderlo. Así se desprende del estudio The rise of influencers, elaborado por Fashion and Beauty Monitor, en el que se indica que el 82% de estas figuras considera que su trabajo debe ser remunerado y no están dispuestos a trabajar para empresas que les envíen muestras de productos gratuitos. Los influencers han empezado a ser conscientes del poder de seducción que irradian y de su capacidad de convencer a millones de personas que los siguen diariamente; lo que ha provocado un cambio de tornas en la relación entre estos y las compañías.

 

En términos marketianos, el influencer es aquella persona "que cuenta con cierta credibilidad sobre un tema concreto y, por su presencia e influencia en redes sociales, puede llegar a convertirse en un prescriptor interesante para una marca”. Sin embargo, pese a la novedad del término, los influencers ya existían desde los inicios del marketing, cuando los medios de comunicación, los famosos y las grandes personalidades marcaban la tendencia en la sociedad.

 

En los últimos años, la eclosión de las redes sociales como YouTube o Instagram ha provocado el surgimiento de toda una generación de jóvenes capaces de pasar de cero a cien y liderar el imaginario social, sobre todo en el sector de la moda y la belleza. El nacimiento de esta generación de influencers es algo que las empresas del sector no han querido dejar escapar.

 

 

Según el estudio de Fashion and Beauty Monitor, el 57% de las compañías encuestadas han introducido en su estrategia la colaboración con un influencer, y el 67% de estas la ha mantenido por más de dos años. De hecho, los expertos del sector aseguran que, para que la estrategia sea efectiva, es necesario trabajar con ellos durante dos años o más, momento en que se empiezan a notar los resultados.

 

“Trabajar con un influencer no significa darle dinero y esperar que, de la noche a la mañana, tu marca triunfe”, aseguró Sarah Penny, de Fashion and Beauty Monitor. “Se trata de una asociación a largo plazo con una persona que añadirá valor seguro a tu negocio”, añadió Penny.

 

Quizás por esto más del 70% de los grupos encuestados aseguran que la actuación de los influencers es altamente eficaz o eficaz en cada una de sus campañas; aunque, pese al éxito que le otorgan, el 42% de las empresas afirman que dedican menos del 10% de su presupuesto.  De hecho, la partida presupuestaria es una de las principales limitaciones de las empresas que aún no se han decidido a integrar esta figura en su estrategia de marketing.

 

 

Aun así, el futuro de los influencers parece estable, dado que más de la mitad de las compañías reafirma su apuesta por ampliar el presupuesto dedicado al influencer marketing en 2016.

 

¿Qué es lo que buscan las empresas en un influencer? Según el estudio, tres cuartas partes de los encuestados valoran que cuente con una red de seguidores considerable y que tenga la capacidad de influir y convencerlos. Por otro lado, estas compañías también aprecian que la figura que les representa sea un líder de pensamiento activo, con una fuerte influencia en un sector en particular.

 

Sin embargo, sobre todos estos factores la opinión es casi unánime: el 72% de las empresas encuestadas afiman que lo que es prioritario es el contexto que rodea al influencer. Para las marcas de menor tamaño, las mejores oportunidades pueden recaer en individuos que todavía están construyendo su perfil pero que se dirigen a un nicho muy específico.

 

A menudo las empresas tienden a bombardear las redes con promociones de impacto, pero la mejor estrategia es ofrecer un contenido de calidad y conseguir que los influencers entiendan y adapten la filosofía de la marca. Las conclusiones del estudio también apuntan que, si el dinero es limitado, la relevancia es crucial. Mejor contar con dos influencers que tengan una fuerte afinidad con la marca en cuestión que contratar a veinte influencers al azar.

Relacionados
Compartir
Normas de participación

info@modaes.es

 

Política de validación de los comentarios:

 

Modaes no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...