Utilizamos las cookies para ayudar a personalizar contenido, adaptar y medir los anuncios, y facilitar una experiencia más segura. Al hacer clic o navegar en el sitio, aceptas que recopilemos información dentro y fuera de modaes.es mediante las cookies. Consulta aquí más información, incluida la relativa a los controles disponibles: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

16 Jul 201803:09

h Back Stage

De Palatchi al Papa Francisco, ¿quiénes son los mecenas del futuro?

Lo que hoy es ciencia ficción mañana podría ser una realidad gracias al espaldarazo financiero de empresarios como Alberto Palatchi, pero también Elon Musk, Bill Gates, Sergey Brin o incluso el Papa Francisco.
19 Dic 2017 — 03:45
A. Pijuán/ I. P. Gestal
Compartir
Me interesa

De Palatchi al Papa Francisco, ¿quiénes son los mecenas del futuro?

 

 

Viajar de Madrid a Barcelona en sólo treinta minutos, visitar Marte o comer hamburguesas de vacuno sin un gramo de carne. Una flota de vehículos 100% eléctricos, curar la vejez o implantes en el cerebro para conectarse a cualquier máquina. Sobre todos estos proyectos apuestan e invierten una serie de visionarios, entre los que se encuentran el español Alberto Palatchi.

 

El expresidente de Pronovias cerró la venta de su empresa a BC Partners por 550 millones de euros el pasado 2 de octubre y ahora que, asegura, tiene tiempo, quiere asumir un papel en las tecnologías que están cambiando el mundo. “Quiero invertir en las compañías de los próximos treinta años, porque lo que va a pasar en las próximas tres décadas va a cambiar de nuevo el mundo”, ha explicado Alberto Palatchi a Modaes.es.

 

El ejecutivo está interesado en tecnologías como la impresión 3D, la inteligencia artificial y la extensión de la vida. “Es muy complicado invertir en esto, hay que tener mucha información y no puedo hacerlo solo”, apunta. Para introducirse en este sector, el ejecutivo ha pasado una semana en la universidad Singularity, en California.

 

La escuela, participada por Google, se encuentra en el centro de investigación Ames de Mountain View, en California, y tiene como objetivo “preparar a la humanidad para acelerar el cambio tecnológico”, según explica la universidad en su página web. José Luis Cordeiro, uno de los fundadores de Singularity, es el científico que defiende que la vejez tendrá cura y que asistiremos a “la muerte de la muerte”.

 

Entre las nuevas tecnologías que más interesan al empresario destaca la extensión de la vida. “El mundo va a cambiar de manera espectacular en los próximos años y este es uno de los grandes proyectos en los que se está investigando; todo lo que se está desarrollando nos permitirá, en la próxima década vivir 130 años”, explica el directivo. “En línea con esto, se necesita otra tecnología, que es la de rejuvenecimiento”, apunta.

Otro de sus focos de interés es la inteligencia artificial. “Si en la época digital ha habido tantos cambios, cuando las compañías empiecen a utilizar la inteligencia artificial para todo será  una revolución”, subraya.

 

 

 

 

 

De Musk al Papa

Elon Musk ha irrumpido en la escena tecnológica con el sistema de pagos PayPal, la empresa de vehículos eléctricos Tesla Motors o el proyecto del tren supersónico Hyperloop. El empresario también se encuentra detrás de SpaceX, que se ha marcado como objetivo enviar humanos a Marte en 2024, y de SolarCity, una de las filiales de Tesla especializada en proveer sistemas de energía solar. 

 

Tras varios años concentrándose en proyectos enfocados a la energía y al transporte, Musk ha dado un paso más con su nuevo proyecto Neurolink. El empresario, que ha solicitado una regulación proactiva frente al desarrollo de la inteligencia artificial, está trabajando en un proyecto que permita conectar el cerebro humano con cualquier tipo de máquina, lo que ayudará en una primera fase a prevenir y tratar enfermedades como el párkinson o la epilepsia.

 

El cofundador de Microsoft es otro de los ejecutivos que ha optado por invertir su dinero en tecnologías del futuro. Bill Gates ha invertido en empresas como Impossible Foods, especializada en la creación de alimentos de origen vegetal que tengan el mismo sabor y textura que la carne o los productos lácteos; o Nimbus Therapeutics, especializada en enfermedades metabólicas y que está “completamente comprometida con la química computacional”, según su sitio web.

 

 

 

 

Por otra parte, el cofundador de Microsoft lanzó a finales de 2016 un fondo de mil millones de dólares llamado Breakthrough Energy Ventures  en el que también participan Jeff Bezos (Amazon), Jack Ma (Alibaba) o Mike Bloomberg, entre otros empresarios. El objetivo de este nuevo vehículo de inversión serán las nuevas formas de energía limpia y renovable y por ello invertirán en “hallazgos científicos que tengan el potencial de proveer energía barata, fiable y limpia para el mundo”.

 

Entre techie y techie, las tecnologías del futuro dejan paso a una de las figuras más destacadas de Roma: el Papa Francisco. A inicios de diciembre, la Santa Sede lanzó una aceleradora de start ups enfocada a resolver el desafío del cambio climático en 2030. La aceleradora tiene el nombre de Laudato Sí Challenge (LSC) y ha sido creada a partir de una encíclica del Papa Francisco.

 

La iniciativa ha sido impulsada por el cardenal católico ghanés Peter Turkson y por un conglomerado empresarial liderado por el empresario Eric Harr, cofundador y consejero delegado del proyecto. Las start ups seleccionadas han recibido una financiación inicial de 100.000 dólares, así como la asesoría de un mentor durante seis meses. A cambio, LSC se llevará una parte de las ganancias de estos proyectos.

 

 

 

 

 

Las Google Glass o los coches autónomos de Google llevan la firma de Sergey Brin, cofundador de Google y entusiasta de la innovación. Estrechamente vinculado al sector tecnológico, Brin ha firmado donaciones de hasta 160 millones de dólares para la investigación del Párkinson y actualmente está trabajando en la construcción del mayor zepelín del mundo, que será capaz de proporcionar una gran cantidad de provisiones y ayuda humanitaria, según The Guardian.

 

Desde Google, tanto Brin como Larry Page han impulsado también Calico Labs, donde opera un grupo de investigación de élite que está estudiando el proceso de envejecimiento y su reversión. El directivo, además, estuvo casado con Anne Wojcicki, una de las fundadoras de 23andMe, grupo especializado en el campo del diagnóstico genético.

 

Por último, Eric Schmidt, presidente ejecutivo de Alphabet, es otro de los empresarios que ha destinado una parte de su fortuna a proyectos pioneros de la industria digital. Periscope Data, que ayuda a los científicos de datos a crear visualizaciones personalizadas; Blade, que se apoya en la economía on demand para ofertar helicópteros, o Doctor on demand, que ofrece consultas médicas online son algunas de las empresas en las que ha invertido.

 

En el último año, Schmidt ha participado en las rondas de financiación de la plataforma educativa Everfi y HouseCanary, especializada en el análisis de datos del sector inmobiliario. En una de sus últimas comparecencias, en el Viva Technology Paris, el directivo aseguró que la tecnología abriría las puertas a un futuro mejor. “Muy pronto un angloparlante y un francófono serán capaces de hablar y obtener la traducción de sus discursos de manera dinámica”, aseguró el ejecutivo.

Publicidad
Compartir
Normas de participación

info@modaes.es

 

Política de validación de los comentarios:

 

Modaes no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
i18n_1_doubleclick_bridge_bottom
...