Utilizamos las cookies para ayudar a personalizar contenido, adaptar y medir los anuncios, y facilitar una experiencia más segura. Al hacer clic o navegar en el sitio, aceptas que recopilemos información dentro y fuera de modaes.es mediante las cookies. Consulta aquí más información, incluida la relativa a los controles disponibles: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

24 Sep 201800:13

Publicidad
h Back Stage

De Endurance Partners a Sherpa Capital: los ‘mecenas’ de la moda en España

Endurance Partner ha puesto el foco en la moda, sobre todo en empresas familiares con necesidad de relevo generacional o en grupos que necesitan una inyección de fondos para superar desafíos operativos. Sherpa Capital, por su parte, se ha lanzado al rescate de los históricos del textil.
14 May 2018 — 03:51
Lorenzo Molina
Especiales relacionados
Me interesa

Los mecenas de la moda. Endurance Partner

 

 

Moncler y The Carlyle Group. SMCP y KKR. Pronovias y BC Partners. Los titanes de la inversión en el mundo tiene a la moda en el mapa y el sector se deja seducir.  Sólo en los últimos años, se han producido una oleada de operaciones en el sector, con rescates, cambios de manos y nuevas inyecciones de capital para crecer. ¿Pero quién está detrás de los grupos e inversores que apuesta por el sector? Modaes recorre en una quince de capítulos la historia y los portafolios de quince mecenas de la moda.

 

 

Con la llegada de la crisis económica en 2008, muchas de las compañías españolas de moda (la mayoría pymes) cayeron víctimas del retroceso del consumo y de una mala gestión de sus recursos financieros, viéndose abocadas incluso a los juzgados.

 

Este perfil de compañías con problemas de tesorería, pero también con potencial de crecimiento, son precisamente el target de Endurance Partners, entidad que gestiona un fondo de capital riesgo bajo la supervisión de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (Cnmv). Además de liquidez, Endurance ofrece a sus empresas participadas soluciones de gestión y mejora operativa en procesos de transformación.

 

 

 

 

Endurance, con sede en Barcelona, echó a andar en 2012 de la mano de José María Rigau y Pedro Picas, ambos con experiencia previa en empresas y capital riesgo. El perfil de inversión del fondo son grupos con una facturación superior a los diez millones de euros. Además, Endurance mira de cerca otras variables, desde la eficiencia en costes y las barreras de entrada al sector en el que opera hasta el elevado coste de cambio de cliente, entre otras. En lo relativo a sectores, Endurance únicamente excluye al financiero e inmobiliario de sus inversiones potenciales, mientras que destaca los de la alimentación y las bebidas, el industrial y el retail.

 

Principalmente Endurance muestra interés  en empresas familiares con necesidad de relevo generacional; grupos que necesitan una inyección de fondos para superar desafíos operativos o bien que tienen una estructura de endeudamiento que lastra su actividad operativa, entre otras casuísticas.

 

 

A por el público infantil con Canada House y Tuc Tuc

En julio de 2013, el fondo de capital riesgo tomó posiciones en moda infantil mediante la compra de Canada House. La empresa catalana se encontraba en los juzgados desde finales de 2012, cuando la matriz, Puig Janer, presentó concurso voluntario de acreedores, con un endeudamiento cercano a los cuatro millones de euros y pérdidas de 997.000 euros en el ejercicio 2011.

 


 

 

Unos meses después de cerrar la operación, Jordi Rigau, socio director de Endurance, formó un nuevo equipo directivo, capitaneado por Guillermo Durich, que sustituyó al anterior director general, Ángel Burrillo. En 2014, David Braina, ex directivo de Mango y Rosa Clará, se incorporó a la empresa como director de expansión.

 

Bajo este renovado organigrama, Endurance puso en marcha un plan de crecimiento para Canada House tanto en España como el extranjero, que consistía en la apertura de nuevas tiendas y la remodelación de algunas ya existentes.

 

 

 

 

En el marco su transformación, Canada House  también diversificó con el lanzamiento en 2015 de Republic of Kids, la marca con la que daría el pistoletazo de salida a su internacionalización. La nueva enseña comparte producto y precios con Canada House, siendo el etiquetaje el único elemento diferencial.

 

 

Canada House opera con setenta tiendas en España

 A finales de 2015, la cúpula de Canada House dio un vuelco con la salida de Durich de la empresa. En la actualidad, Canada House opera con alrededor de setenta tiendas en España, entre propias y franquiciadas. Además, el grupo cuenta en el extranjero con más de un centenar de puntos de venta en el canal multimarca, mayoritariamente en Italia, Reino Unido, Holanda, Bélgica y Portugal.

 

En marzo de 2017, Endurance volvió a apostar por el segmento infantil con la toma de una participación mayoritaria en Tuc Tuc, compañía con sede en Laredo (La Rioja) y presencia en 45 países a través de más de 4.000 puntos de venta multimarca y una facturación de unos cuarenta millones de euros. Tras la operación, Marisa Sotés y Miguel Cadarso, fundadores de la empresa, se mantuvieron en el capital. Por otra parte, Tuc Tuc también entró en el accionariado de Canada House.

 

 

 

Oro vivo, la joya que no termina de relucir

En diciembre de 2014, el negocio en la Península Ibérica de la cadena de tiendas de joyería Oro Vivo cambió de manos, siete meses después de presentar preconcurso de acreedores. El grupo francés Christian Bernard vendió las filiales española y portuguesa de la compañía a Endurance Partners, manteniendo el control sobre el negocio en Alemania y Suiza. 

 

Con el acuerdo de compra, el fondo restableció su pasivo y Oro Vivo quedó liberado de su carga financiera. Los planes a largo plazo de Endurance para la empresa pasaban por estabilizar su situación financiera y trazar un plan estratégico para potenciar los puntos de venta rentables, la apertura de tiendas en ubicaciones clave y el desarrollo de nuevos conceptos.

 

Las iniciativas en retail concebidas por Endurance para Oro Vivo no han terminado de despegar y el grupo se mantiene en números rojos. La empresa de joyería finalizó el ejercicio 2016 con unas pérdidas de 745.000 euros, frente al resultado neto negativo de un millón de euros del año anterior. Por otra parte, las ventas marcaron un alza del 6%, hasta 11,2 millones de euros, su primer crecimiento desde 2008.

 

Pese al avance, Oro Vivo tuvo el mismo volumen de negocio en 2016 que veinte años atrás. La red de tiendas era de en torno a sesenta, entre propias y franquiciadas, la mayoría ubicadas en la mitad norte de España y Canarias.

 


 

 

Endurance bajo TCN: consejo y profesionalización

A finales de 2015, el fondo Endurance Partners atacó el segmento de la moda íntima y entró en el capital de TCN. Una de las primeras medidas que se tomó por parte del fondo fue la creación de un consejo de administración.

 

Noeco, la sociedad a través de la que opera TCN, nombró como presidente en marzo de 2016 a la sociedad Tarari Tararo, cuyos administradores eran Josep Maria Donat y Totón Comella, fundadores de TCN, así como José María Rigau y Pedro Picas, al frente de Endurance.

 

En 2017, Endurance remodeló la cúpula de la firma de íntimo con dos nuevos responsables al frente de la dirección artística y general. Asier Tapia, anteriormente al frente del área creativa de Medwinds (propiedad de Camper), se incorporó a TCN para ocupar el mismo cargo.

 

 

 

 

Posteriormente, la compañía nombró a Isabelle Massagé, ex directora comercial internacional en Van de Velde, como directora general, la primera en la historia de la compañía. En paralelo, a lo largo de 2017, Endurance reforzó el equipo de TCN con el fichaje de profesionales procedentes de Inditex, Mango, Antonio Miró o Armand Basi en los departamentos de diseño, calidad, retail o márketing.

 

Por ahora, la entrada del fondo no se ha visto reflejada en la cuenta de resultados. Noeco, la matriz de TCN, facturó 6,43 millones de euros en 2013 y tuvo unas pérdidas de 1,32 millones, según las cuentas del Registro Mercantil.

 

En 2015, el grupo de íntimo registró unas ventas de 4,88 millones de euros y entró nuevamente en números rojos con 1,13 millones de euros de pérdidas, tras volver a la senda de la rentabilidad en 2014 con un beneficio neto de 3.313 euros. La red de tiendas se mantuvo estable con siete establecimientos en España, mientras que en el extranjero distribuye a través del canal multimarca.

 

 

El caso Tuc Tuc y Oro Vivo más de cerca

Cuando Endurance Partners tomó el control de Tuc Tuc, en marzo de 2017, el fondo subrayó la complementariedad de la empresa riojana con Canada House. Mientras que dos tercios de las ventas de Tuc Tuc son mayoristas, la compañía catalana tiene un enfoque retail.

 

En paralelo, Tuc Tuc concentra el 80% de sus ventas en el segmento de hasta dos años de edad, mientras que el 75% del negocio de Canada House proviene de niños de dos o más años. En 2016, la empresa facturó 6,76 millones de euros, un 22% más, pero elevó sus pérdidas un 60% respecto al año anterior, hasta 792.088 euros.

 

 

 

 

En 2007, el punto álgido de su trayectoria, Oro Vivo llegó a operar con cien tiendas en la Península y tenía una facturación de cuarenta millones de euros. Sin embargo, la aparición de la crisis económica en España dificultó la devolución de la deuda que el grupo contrajo durante su fase de expansión en el país.  

 

En el momento de ser adquirida por Endurance, en 2014, Oro Vivo sumaba alrededor de setenta establecimientos, una plantilla de 250 empleados y ventas de veinte millones de euros, un 50% menos que en 2007. La compañía fue fundada en 1989 por un grupo de empresarios españoles.

 

 

 

 

En 2014, Sherpa Capital tomó el control de Dogi International, grupo especializado en la fabricación de tejidos elásticos para empresas de moda íntima, deportiva y trajes de baño. El fondo está especializado en inversiones en medianas empresas que facturan entre 20 millones y 300 millones de euros y atraviesan situaciones especiales o requieren procesos de transformación.

 

Sherpa ha realizado más de un centenar de inversiones desde su fundación y cuenta con más de cien millones de euros bajo gestión. El grupo tiene sus oficinas centrales en la calle Serrano de Madrid y, además de en Dogi, también ha invertido en los últimos años en empresas de como Cegasa, Coveright, Cotsa e Indo. 

 

 

Al rescate de un histórico del textil

Tras su entrada en Dogi, Sherpa ha seguido una estrategia de crecimiento basada en las compras. En agosto de 2016, Dogi adquirió el interproveedor Treiss, y en 2017, compró al fabricante barcelonés de tejidos QTT. En julio de 2017, Dogi volvió a sacar la chequera para hacerse con Busmartex, también dedicada al diseño y producción de prendas de vestir.

 

La adquisición más reciente, en diciembre de 2017, fue la de Ritex 2002, especializada en tejido elástico de punto. En abril de 2018, Sherpa amplío el rescate de Dogi mediante la extensión de la línea de crédito de la empresa a quince millones de euros.

Publicidad
Relacionados
Normas de participación

info@modaes.es

 

Política de validación de los comentarios:

 

Modaes no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
i18n_1_doubleclick_bridge_bottom
...