Líder en información
económica del negocio
de la moda

Back Stage

Carmen Herrarte (Ayto. de Zaragoza): “La identidad de las ciudades está en su comercio local”

La consejera municipal de economía, innovación y empleo del Ayuntamiento de Zaragoza no defiende “medidas intervencionistas ni proteccionistas”, pero sí considera que el deber de las autoridades es “velar por la libre competencia”.

Isabel Carmona

31 mar 2022 - 04:54

Carmen Herrarte (Ayto. de Zaragoza): “La identidad de las ciudades está en su comercio local”

 

 

Para que florezca el comercio local, se debe alisar el terreno. Esto defiende Carmen Herrarte, consejera municipal de economía, innovación y empleo del Ayuntamiento de Zaragoza, señalando que las instituciones “deben velar por la libre competencia”. “Nuestros empresarios locales no compiten en igualdad de condiciones con los grandes operadores digitales”, añade Herrarte, que cuenta con una amplia experiencia en retail y ha liderado grandes proyectos comerciales en Zaragoza como Torre Village y T-ZIR. Sin embargo, la consejera municipal admite que “el ecommerce es imparable” y confía que la red logística zaragozana (una de las mayores de España) es capaz de capitalizar su crecimiento.

 

 

Pregunta: ¿Qué pueden hacer las instituciones para conservar el comercio local?


Respuesta: Las instituciones deben velar por la libre competencia. En este momento, nuestros empresarios locales no compiten en igualdad de condiciones con los operadores digitales. Pero son los locales los que generan trabajo, riqueza y economía en la localidad. Desde el Ayuntamiento de Zaragoza, estamos promoviendo un plan de desarrollo del comercio con una pata analógica y una digital, para igualar la balanza, que se llama Volveremos. El comercio local no tiene ni el pulmón financiero ni la fuerza laboral para competir con lo digital. Desde que llegó el ecommerce, el comercio local ahora tiene dos áreas donde competir y por eso el Gobierno tiene que ayudar, y no sólo al comercio, también a la hostelería. Se debe aglutinar al sector, a los 12.000 pequeños comercios de Zaragoza, para que puedan competir con los grandes retailers, desde Amazon a El Corte Inglés.

 

 

P: ¿Para una ciudad, es más rentable el comercio local o la presencia de cadenas como Zara?


R: Lo que interesa es que esos 12.000 comercios que generan riqueza y empleo, que pagan sus impuestos en la ciudad, crezcan. Ojalá lo hicieran de forma natural y se unieran en cadenas entre ellos, porque así tendrían mayor capacidad de competir. Pero por eso hay que unirlos con programas como Volveremos, en el que de momento participan alrededor de 2.000 comercios zaragozanos.

 



 

P: ¿Hace falta planificación en la distribución del retail en las ciudades, para controlar el tipo de comercios que abren?


R: No creo en medidas intervencionistas ni proteccionistas. Todos los operadores que tienen presencia en Zaragoza generan empleo, sean locales o no, aunque las plataformas digitales menos. Lo que sí se debe hacer es potenciar el comercio de la localidad para compensar por la desigualdad de condiciones y permitir que haya una competencia leal, eso beneficia a la ciudad. El encanto de una ciudad está en su identidad y su identidad está en su comercio local, esa es nuestra gran fortaleza turística. Es imposible ponerle puertas al campo impidiendo la entrada de operadores ajenos a la ciudad, pero, aunque no lo fuese, ese no es el problema…

 

 

P.: Recientemente se han anunciado ampliaciones importantes en las áreas logísticas alrededor de Zaragoza. ¿Qué retos se presentan para situar Zaragoza como hub logístico de referencia en el mercado español?


R.: Zaragoza es un punto de referencia logística a escala europea. El aeropuerto de carga no para de crecer, porque estamos aprovechando el auge del ecommerce, que es imparable. Y nosotros, como respuesta, estamos haciendo los deberes: alojamos a Amazon Web Services y a Inditex, entre otros, y seguimos ampliando. También estamos ampliando nuestra terminal marítima, la TMZ, llevaremos a cabo dos ampliaciones próximamente, una de ellas de 100.000 metros. El reto es que, desde Zaragoza, pongamos la alfombra roja a las empresas que quieren venir: agilidad, suelo a su disposición y competitividad a nivel fiscal.

 

 

P.: ¿Cómo pueden afectar el alza de costes de la construcción y el repunte de precios del combustible en los planes de expansión de la logística zaragozana?


R.: Afectan muchísimo. Pero hemos previsto tanto el alza de costes energéticos como la revisión de precios de todas las inversiones del ayuntamiento. Cuando preparamos los presupuestos de 2022, que se han situado en unos setenta millones de euros, la mayoría de ellos dedicados a la construcción, ya establecimos un margen para la energía y la crisis de los microchips. Habíamos provisionado el alza de los precios, aunque, obviamente, no la guerra de Ucrania... Todo es una cuestión de gestión y de llevar a cabo el proyecto sin incrementar la deuda de la ciudad. La clave está en planificar bien el presupuesto y dejar margen para la subida de precios.

 

 

 

 

P.: ¿Qué papel tendrá el nuevo aeropuerto de carga en el desarrollo logístico de Zaragoza? ¿Cómo avanza el proyecto?


R.: Nuestro aeropuerto registra el crecimiento más rápido en España, crecemos más que Madrid. Nos posicionaremos como líderes en este ámbito muy pronto. Sin embargo, en el aeropuerto de pasajeros tenemos una gran debilidad.

 

 

P.: El repunte de la actividad logística tiene un impacto importante en la circulación, ¿las infraestructuras de Zaragoza están preparadas para asumir este crecimiento exponencial?


R.: Estamos preparados para absorber a mucha más población de la que tenemos. Somos una ciudad pionera en movilidad. Lo que es un reto para todas las ciudades medianas españolas es la última milla. Esto, ahora mismo, está sin ordenar, ese es el gran reto, pero aquí ya entran las competencias autonómicas y las del Gobierno. Se debería reorganizar a nivel nacional.

 

 

P.: ¿Cómo avanzan las expropiaciones de terrenos colindantes a Plaza? ¿Habrá algún problema para convertir la zona adyacente en industrial?


R.: La compra del terreno ya se ha llevado a cabo a través de una inmobiliaria y los solares eran prácticamente todos de un solo propietario. No tendremos problemas en el proceso de industrialización, porque tenemos mucha experiencia y hay voluntad política y unánime.