Líder en información
económica del negocio
de la moda

Back Stage

Carlos Álvarez (aka Paloma de la Vega): “La etapa del community manager ya está un poco pasada”

P. Riaño

16 ene 2014 - 04:50

 

 

Si está suscrito a la plataforma online Vente Privee, cada día recibirá varios correos electrónicos de una mujer llamada Paloma de la Vega, cara visible (aunque sólo en el entorno online) del grupo francés en España. Detrás de Paloma de la Vega se esconde Carlos Álvarez, un madrileño afincado en París que trabaja en Vente Privee desde 2008, “cuando la profesión de community manager ni siquiera existía”, explica.

 

Paloma de la Vega es a Vente Privee en España lo que Soffia Dell’Ambra es en Italia; Nina von Winterfeld, en Alemania ; Victoria Scott-Richards, en Reino Unido, y Cécile de Rostand, en Francia. Todas ellas son mujeres imaginarias que constituyen la identidad en la Red de la empresa de moda online. Cécile de Rostand fue en el pasado una trabajadora de Vente Privee que se encargaba de enviar los correos electrónicos a los socios y, a partir de su experiencia, se han ido creando el resto de identidades. Hoy en día, Vente Privee tiene cinco personalidades distintas (que corresponden a ocho países), gestionadas por seis personas (en Francia trabajan dos), ubicadas todas ellas en la sede central de la empresa, en París.

 

Licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid, Carlos Álvarez terminó su carrera universitaria y decidió emprender un viaje por Europa. “Mi idea era estar un año en Francia, uno en Irlanda y uno en Alemania –recuerda-; al final fueron seis años en París”. En Francia, trabajó en el servicio en español de Agence France-Presse y, después, en el departamento de márketing de Nokia. Regresó a España y se instaló en Palma de Mallorca para trabajar en el medio especializado en turismo Hosteltur, pero tres años después, en 2008, regresó a Francia y se incorporó a Vente Privee para convertirse en Paloma de la Vega.

 

“La etapa del community manager ya está un poco pasada, porque ya no sólo gestionamos redes sociales, sino que nos hacemos cargo de una comunidad –señala Álvarez-; de hecho, en mi caso soy community manager y trade márketing, porque en Vente Privee tenemos dos clientes, la marca y el público final”.

 

La figura de Carlos Álvarez o Paloma de la Vega está incluida en Vente Privee en el departamento de márketing ya que una de sus funciones es planear junto a las marcas acciones para impulsar las ventas antes de las campañas. Aun así, Álvarez señala que “es un error pensar que las redes sociales sirven para vender, porque a la gente no le gusta la publicidad en Facebook; hay que conseguir picar la curiosidad y llevarla a la venta”.

 

En su opinión, “hay demasiados gurús de las redes sociales; hay que quitarse complejos e ir probando cosas pensando siempre en la empresa en que trabajas”. “Estar por estar es un error que termina siendo contraproducente”, concluye.

 

“Mi teléfono está siempre encendido; llevo sincronizados Twitter, Facebook, Youtube, Instagram... debo estar siempre alerta”, explica Álvarez. El community manager de Vente Privee, que realiza una medición mensual de los resultados en redes sociales, supervisa el envío de unos 40 millones de correos al día.  Vente Privee adecua su tono de voz y sus mensajes a los diferentes países en que opera.