Utilizamos las cookies para ayudar a personalizar contenido, adaptar y medir los anuncios, y facilitar una experiencia más segura. Al hacer clic o navegar en el sitio, aceptas que recopilemos información dentro y fuera de modaes.es mediante las cookies. Consulta aquí más información, incluida la relativa a los controles disponibles: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

27 Nov 202006:17

2019, el año del fin de la barra libre de los envíos online

La gran promesa del online tiene un problema: la rentabilidad. Después de años sacrificando margen, operadores y ‘couriers’ han dicho basta a la barra libre de envíos gratuitos, en 24 horas, en cualquier lugar.
31 Dic 2019 — 04:50
Iria P. Gestal
Compartir
Me interesa

2019, el año del fin de la barra libre de los envíos online

 

 

 

Ni a DHL, ni a H&M, ni siquiera al todopoderoso Amazon. Los envíos rápidos y gratuitos no son rentables para nadie, pero para el cliente es ya un derecho adquirido con el que se acostumbró a comprar online. Hasta ahora. En 2019, los couriers han dado los primeros pasos para poner fin a la barra libre de envíos que había disparado su negocio, pero a costa de la rentabilidad. Sus movimientos tendrán impacto directo en los márgenes de la moda, que ha empezado también a reaccionar subiendo tímidamente los precios al cliente final.

 

Uno de los primeros en mover ficha fue DHL. A principios de año, la compañía comenzó a elevar sus tarifas en su mercado local para paquetes enviados al consumidor final desde tienda, así como para envíos de más de cinco kilos. Unos meses después, anunció que extendería la subida de precios a los 220 mercados en los que opera. En concreto, la compañía elevará un 3,95 sus tarifas para las entregas de ecommerce, una medida que entrará en vigor el 1 de enero.

 

El  grupo explicó que la subida de tarifas se ajustará cada año en función de la inflación, la fluctuación de las divisas y el incremento de los costes relacionados con el cumplimiento de la normativa de seguridad de cada país, entre otros factores. La decisión se tomó después de que el grupo se viera obligado a lanzar un profit warning en junio de 2018, provocando una fuerte caída de sus acciones. Lo mismo le sucedió en bolsa a la estadounidense FedEx, que en diciembre de 2018 se desplomó tras lanzar un profit waring, en este caso por el impacto en sus cuentas de la desaceleración de la economía global. UPS o Royal Mail son otras de las compañías que admitieron durante el último año el debilitamiento de sus cuentas.

 

 

 

 

En España, el consejero delegado de Seur, Alberto Navarro, sentenciaba a principios de año que “la barra libre a llegado a su fin”, anunciando una progresiva subida de los precios a los envíos online. Correos, por su parte, elevó entre un 8% y un 10% sus precios a Amazon, y abrió negociaciones con Alibaba para aplicar los nuevos varemos a las entregas de AliExpress.

 

Estas decisiones añaden más presión a los ya debilitados márgenes de la moda, que a su vez han comenzado a tomar medidas. Zalando, pionero en las entregas gratuitas, comenzó a testar en 2019 el pedido mínimo en Italia. También H&M ha seguido la misma estrategia, estableciendo diferentes importes mínimos según el volumen de compras que el cliente realice al año. Tanto para Zalando como para H&M, su mayor mercado por cifra de ventas es Alemania, el país europeo con mayor tasa de devoluciones online.

 

Asos, por su parte, actualizó su política de devoluciones para evitar retornos en serie, anunció que investigaría patrones inusuales y subió el precio del envío premium hasta 14,99 libras. Sin embargo, sólo unos meses después tuvo que dar marcha atrás, bajándolo de nuevo a 9,95 libras y ofreciendo un descuento a todos los miembros premium.

Publicidad
Comentar
Compartir
i18n_1_doubleclick_bridge_bottom
...