Líder en información
económica del negocio
de la moda

Entorno

Los precios de la industria textil cierran 2017 con su mayor alza en cuatro años

La inflación de la confección y el cuero y el calzado se mantuvo por encima de la del textil en 2017, con un alza del 0,7% en ambos casos a cierre del año. 

Modaes

24 ene 2018 - 09:30

Los precios de la industria textil cierran 2017 con su mayor alza en cuatro años

 

 

La industria textil vuelve a encarecerse en 2017. Después de cerrar 2016 con un descenso del 0,5%, el Índice de Precios Industriales (Ipri) del textil ha retomado la senda alcista y ha concluido 2017 con un avance del 0,5%, el mayor en cuatro años.

Según datos difundidos hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE), el textil volvió a encarecerse por debajo del Ipri general, que cerró 2017 con un alza del 1,8%, por debajo del 2,9% del año anterior.

 

Los precios de la industria textil arrancaron el año en descenso, con una caída del 0,4% en enero, un avance de sólo el 0,3% en febrero, un nuevo descenso en marzo y dos meses consecutivos estancados. En la segunda mitad del año, los precios retomaron el impulso, y desde julio han avanzado cada mes al menos un 0,4%, anotando un pico del 0,7% en septiembre.

 

 

 

 

Por su parte, el Iprix de la confección ha concluido 2017 con un alza interanual del 0,7%, la mayor desde 2014, tras encadenar diez meses consecutivos de subidas. El calzado, por último, también se encareció un 0,7% el año pasado. La industria del cuero y el calzado se mantuvo como la más inflacionista del sector de la moda, con subidas superiores al 1% en febrero, marzo, abril, junio, julio y agosto.

 

Por grupos más concretos de actividad, sólo un subsector de la industria de la moda cerró 2017 con caída de los precios, el acabado de textiles, que se abarató un 0,8%. En el otro plato de la balanza, la preparación, curtido y acabado de cuero y fabricación de marroquinería fue el subsector más inflacionista, con un aumento del 0,9%.

 

Por su parte, el Ipri de la confección de prendas de vestir de punto creció un 0,8%, y tanto el de la preparación de fibras textiles como el de la fabricación de otros productos textiles y el de la confección de prendas de vestir, excepto de peletería, avanzaron un 0,7%.