Empresa

Wolverine Worlwide reorganiza su cartera y tantea la venta de la marca de calzado Keds

El grupo estadounidense también está estudiando deshacerse de su negocio Wolverine Leathers con el objetivo de “reducir la complejidad de nuestra estructura y priorizar los negocios de mayor crecimiento”.

Wolverine Worlwide reorganiza su cartera y tantea la venta de la marca de calzado Keds
“En un entorno cambiante, la agilidad es más importante que nunca, la simplificación de nuestra cartera es esencial para alcanzar nuestros objetivos”, sentencia Brendan Hoffman.

Modaes

9 dic 2022 - 12:49

Wolverine Worldwide se mira al espejo. La compañía estadounidense de calzado, que recientemente redujo sus previsiones de cara al cierre del ejercicio actual, está tanteando la venta de su marca Keds y de su negocio Wolverine Leathers con el objetivo de “reducir la complejidad de nuestra estructura”, explica el grupo.

 

La empresa dueña de Saucony ha señalado que ambos negocios aportan un porcentaje bajo de beneficio. “Queremos priorizar las divisiones de mayor crecimiento”, ha añadido Wolverine.

 

“En un entorno cambiante, la agilidad es más importante que nunca, la simplificación de nuestra cartera es esencial para alcanzar nuestros objetivos”, sentencia Brendan Hoffman, consejero delegado y presidente del grupo de calzado.

 

 

 

 

Por otro lado, para reducir su estructura, la compañía ha comenzado esta semana a recortar su plantilla con el objetivo de ahorrar unos treinta millones de dólares en 2023. El conjunto de iniciativas que la empresa ha puesto en marcha para simplificar su organización, incluyendo medidas aplicadas a la cadena de aprovisionamiento, generará un ahorro de 65 millones de dólares.

 

Wolverine Worldwide ha señalado que el ritmo de ventas está avanzando según su pronóstico en los dos primeros meses del cuarto trimestre del ejercicio actual. Las previsiones de la empresa de calzado para el periodo pasan por generar unas ventas en entre 650 millones de dólares y 675 millones de dólares, lo que corresponde a un crecimiento interanual de entre el 2,3% y el 6,2%.

 

El grupo cerró el tercer trimestre del año (hasta el 1 de octubre) elevando sus ventas un 8,6%, por debajo de sus previsiones principalmente a causa de disrupciones en la cadena, señaló la empresa.

 

La compañía ha experimentado en los últimos meses congestión en sus centros de distribución y red de transportistas en Estados Unidos. “Muchos de nuestros clientes de wholesale se están enfrentando a un alto nivel de inventario y a parones en los almacenes”, apuntó el consejero delegado de la empresa con sede en Michigan.

 

De cara al cierre del ejercicio, Wolverine Worldwide prevé que sus ventas se incrementen entre un 10,6% y un 11,6%, situándose en un rango de entre 2.670 millones de dólares y 2.695 millones de dólares. Previamente, la compañía preveía crecer hasta un 16% en el año fiscal 2022.