Empresa

Swatch crece un 4,6% en 2022, pero los cierres en China lastran su rendimiento

El gigante suizo de relojería facturó 7.499 millones de francos suizos (7.488,3 millones de euros) en el ejercicio y ha cifrado en setecientos millones de francos suizos (699 millones de euros) el impacto de los cierres en China en su negocio.

Swatch crece un 4,6% en 2022, pero los cierres en China lastran su rendimiento
Swatch incrementó su inventario un 7,6% en 2022 con el objetivo de “protegerse ante la escasez de energía y de potenciales retrasos en los plazos de entrega”, ha justificado la empresa.

Modaes

24 ene 2023 - 18:19

Swatch sufre en China, pero mantiene el optimismo. El gigante suizo de relojería ha cerrado el ejercicio 2022 elevando su cifra de negocio un 4,6%, pero su bajo rendimiento en el mercado chino a causa de las restricciones ha lastrado su crecimiento en el año fiscal. A pesar de ello, la empresa pronostica que alcanzará la recuperación en el país en 2023, según ha hecho saber a través de un comunicado.

 

La empresa facturó 7.499 millones de francos suizos (7.488,4 millones de euros) en 2022 y sus ventas se dispararon un 25% en todas las regiones en las que opera salvo en China, donde Swatch ha cifrado el impacto de las restricciones de Covid Cero en setecientos millones de francos suizos (699 millones de euros).

 

El cuarto trimestre fue el de peor rendimiento para Swatch en el mercado chino, donde las ventas se desplomaron un 30% en el periodo. Sólo en diciembre, la caída fue del 50% a causa del rebrote de casos de coronavirus una vez se comenzaron a levantar las medidas.

 

 

 

 

En 2022, el beneficio de la compañía se situó en 823 millones de francos suizos (821,8 millones de euros), un 6,3% más que en el ejercicio anterior. El margen neto de la empresa fue del 11%, cuatro décimas más amplio que el de 2021.

Por otro lado, Swatch incrementó su inventario un 7,6% en 2022 con el objetivo de “protegerse ante la escasez de energía y de potenciales retrasos en los plazos de entrega”, ha justificado la empresa. “Esta medida se verá compensada, especialmente una vez regrese la demanda en China”, confía Swatch.

 

“Pronosticamos un fuerte crecimiento en nuestras ventas en 2023 en todas las regiones y segmentos en los que operamos”, ha explicado el grupo suizo. “Después de que las medidas por el coronavirus se relajasen, el consumo se ha recuperado rápidamente, no sólo en China, sino también en los mercados colindantes como Hong Kong y Macao”, añade la empresa.

 

“El levantamiento de las restricciones en China revitalizará las ventas en los destinos turísticos, los ingresos que estamos experimentando en enero en China refuerzan las expectativas del grupo de registrar un año de crecimiento récord en 2023”, ha descrito Swatch.

 

Nacida en 1983 en Suiza tras la fusión de las empresas de relojería Allgemeine Schweizerische Uhrenindustrie AG (Asuag) y Société Suisse pour l’industrie Horlogère (Ssih), y renombrada Swatch dos años después, la compañía es el mayor grupo de relojería a escala mundial. En su cartera de marcas, la empresa incluye enseñas que van desde el segmento de lujo como Omega, Longines o Breguet, hasta marcas de distribución como la homónima Swatch o Filkflak.